Usted está aquí: Inicio Cultura Abascal censuró libro sobre el Benemérito en pleno bicentenario

Benito Juárez en puño y letra es el título de la publicación que nunca vio la luz

Abascal censuró libro sobre el Benemérito en pleno bicentenario

"El ex secretario tiene un problema casi personal con el prócer", asegura uno de los autores

ARTURO GARCIA HERNANDEZ

Ampliar la imagen Retrato de Juárez, del cual se desconoce el autor

Ampliar la imagen El entonces secretario de Gobernación, Carlos Abascal, besa el anillo del cardenal Norberto Rivera, durante la misa a santo Tomás Moro, patrono de los políticos, en junio de 2004 Foto: Cuartoscuro

El año pasado, durante su desempeño como secretario de Gobernación en la administración de Vicente Fox, Carlos Abascal Carranza censuró un libro sobre Benito Juárez, que debió publicarse en el contexto de la conmemoración del bicentenario natal del Benemérito de las Américas.

Benito Juárez en puño y letra es el título del libro, una investigación documental e iconográfica realizada por historiadores del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM), organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación.

De acuerdo con el testimonio de un investigador involucrado en el proyecto, el gobierno federal estaba obligado a promover y participar en los festejos oficiales del bicentenario de Juárez, y la instancia indicada para hacerlo era Gobernación.

A regañadientes, Abascal Carranza encargó a la dirección del INEHRM un proyecto "lo más aséptico posible". Como no se quería una "interpretación polémica" de la vida del prócer oaxaqueño, los historiadores participantes (Elsa Aguilar, Aleyda de la Paz, Jesús Méndez, Mario y Pedro Salmerón) optaron por una recopilación de documentos escritos por Juárez, acompañados de un estudio introductorio que ubicara la procedencia de cada documento y lo situara en su contexto histórico.

El proyecto de investigación hacía énfasis en cuatro aspectos: el hombre, el político, el estadista y el defensor de la soberanía. La coordinación del trabajo y el estudio introductorio estuvieron a cargo de Pedro Salmerón, historiador del INEHRM.

Inclusive, por petición expresa del propio Abascal, se resaltaron dos aspectos de la vida de Benito Juárez: su desempeño como padre de familia, "porque en ese sentido era muy tradicional", y su relación con la Iglesia católica: "en los documentos queda claramente de manifiesto que en su vida privada Juárez era un católico practicante".

Suspensión inexplicable

Benito Juárez en puño y letra se iba a publicar en una edición de lujo, como libro de arte con una amplia iconografía.

De pronto, con el volumen listo para entrar a la imprenta, Abascal ordenó detener la publicación sin ofrecer explicaciones oficiales. De hecho, en la página web del INEHRM, el libro aún se presenta como un proyecto en ciernes. "Si aparece después, fuera de los festejos por el bicentenario, ya no tendrá la misma relevancia que entonces", señala el investigador.

Para el denunciante, quien prefiere guardar el anonimato para no exponerse a represalias, resultan "evidentes" los motivos del ex secretario de Gobernación para detener la publicación: "Carlos Abascal tiene un problema ideológico y casi personal con la figura de Benito Juárez: su padre, Salvador Abascal, es autor del libro Juárez marxista, que desde el punto de vista histórico es absurdo, promovido por la ultraderecha fundamentalista, a la que pertenecía el padre del ex secretario.

"En esa corriente se formó Carlos Abascal. Por eso no le resulta nada grata la figura de Juárez; sin embargo, por razones institucionales se vio obligado a entrarle a los festejos del bicentenario, pero lo hizo con el nivel más bajo posible, y la cancelación de la publicación del libro se debió a eso."

Factores políticos

Por otro lado, tal acto de censura tampoco puede desvincularse de la guerra sucia desatada por el gobierno de Fox y el PAN en contra del candidato presidencial de la alianza Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, durante las polémicas elecciones del año pasado.

Durante la campaña y en el conflicto poselectoral, López Obrador reivindicaba constantemente a Benito Juárez como un presidente ejemplar, por su nacionalismo, honestidad y respeto a las leyes. A tal grado insistió en su identificación y admiración, que llegó a decirse que se comparaba con él.

De hecho, el tabasqueño recurrió al águila republicana, utilizada en su momento por Juárez, en su toma de protesta como "presidente legítimo", el 20 de noviembre del año pasado.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.