Usted está aquí: Inicio Política Capturan en Oaxaca a líder histórico del narcotráfico: Pedro Díaz Parada

Es jefe del cártel del istmo, principal productor de mariguana en dos estados

Capturan en Oaxaca a líder histórico del narcotráfico: Pedro Díaz Parada

Vinculado con el asesinato del juez Villafuerte Gallegos, ocurrido en 1987

GUSTAVO CASTILLO GARCIA

Ampliar la imagen Pedro Díaz Parada, a quien las autoridades consideran uno de los siete más importantes líderes de la droga, fue capturado en la ciudad de Oaxaca Foto: Ap/PGR

El narcotraficante Pedro Díaz Parada, uno de los llamados líderes históricos del narcotráfico en México, fue reaprehendido este miércoles en la ciudad de Oaxaca, luego de que hace exactamente 15 años se fugó del Reclusorio Oriente de la ciudad de México.

Díaz Parada, de 56 años de edad y líder del llamado cártel del istmo, también es considerado uno de los principales productores de mariguana en zonas de Oaxaca y Guerrero, y uno de los principales abastecedores de este enervante para el resto de las organizaciones mexicanas que trafican esa droga hacia Estados Unidos.

Las entidades en las que tiene presencia la organización de Díaz Parada son Oaxaca, Guerrero, Distrito Federal, Chihuahua, Durango, Chiapas y Veracruz, donde ha mantenido alianzas con integrantes del cártel de Juárez.

La detención de Díaz Parada, según informó el gobierno federal por medio de la Procuraduría General de la República (PGR), fue realizada por efectivos del Ejército y policías federales, como resultado del cumplimiento de la orden de localización y presentación girada por el Ministerio Público Federal (MPF) adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

Lo anterior, en virtud de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/006/007, en la que se le menciona como presunto responsable de los delitos de delincuencia organizada y contra la salud; sin embargo, en su contra también pesan señalamientos de estar involucrado en el homicidio del juez federal Pedro Villafuerte Gallegos, en 1987, quien fue ejecutado de 33 tiros (cifra similar al número de años a los que condenó a pasar en prisión a Díaz Parada).

La PGR informó que, al momento de su detención, durante la revisión del vehículo en que se transportaba Díaz Parada, se le encontró "en la comisión flagrante de los delitos de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, y de posesión, con fines de comercialización, de drogas prohibidas".

Lo anterior, en virtud de que "en el interior de la camioneta en que se transportaba se le encontraron dos armas de fuego, una calibre 357 tipo mágnum y otra larga, tipo AR-15; 80 cartuchos útiles y 20 bolsas de plástico transparente que contenían mariguana".

Díaz Parada fue trasladado a las instalaciones de la SIEDO en la ciudad de México, en donde podría permanecer hasta 96 horas, tiempo con el que cuenta el MPF para concluir el expediente de la consignación por los delitos cometidos en flagrancia.

Sin embargo, la SIEDO puede solicitar a un juez federal que le conceda un arraigo hasta por 90 días, si busca concluir alguna otra investigación en su contra y obtener las pruebas suficientes para ponerlo a disposición de un órgano jurisdiccional.

Además, la PGR obtuvo del juzgado tercero de distrito con sede en Oaxaca la autorización correspondiente para ejecutar, con el apoyo del Ejército, una orden de cateo en la finca La Providencia, que se localiza en el kilómetro 10 de la carretera Oaxaca-Tule, donde se localizaron otras seis armas largas y documentación que servirá para probar la participación de Díaz Parada en el narcotráfico.

Supuestamente, la PGR detuvo durante la administración de Vicente Fox a más de 3 mil presuntos integrantes de la organización de Díaz Parada, la mayor parte de ellos supuestamente vendedores de droga al menudeo; sin embargo, este cártel tiene antecedentes de producción de mariguana en la zona de Oaxaca desde los años 80.

Pedro Díaz Parada fue recapturado después de haberse fugado de prisión en dos ocasiones, la primera en 1985 y la segunda en 1992. La primera de ellas ocurrió el 24 de abril de 1985 y fue recluido en el penal de Santa María Ixcotel, Oaxaca, en donde fue sentenciado a 33 años de prisión por el juez Pedro Villafuerte Gallegos, y de acuerdo con versiones periodísticas de la época, en el momento en que se le notificó su sentencia le habría dicho al juzgador, en la rejilla de prácticas: "yo me voy a ir de aquí y tú te vas a morir".

Tres meses después, Díaz Parada se evadió, y en septiembre de 1987 Villafuerte Gallegos fue asesinado.

La segunda vez que fue detenido ocurrió el 3 de mayo de 1990, pero el 17 de enero de 1992 se fugó.

Ayer, al cumplirse exactamente 15 años de su fuga, fue recapturado; en la PGR circularon versiones de que será trasladado al penal de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco.

De la misma manera que en su momento lo hizo Rafael Caro Quintero, líder del cártel de Sonora, Pedro Díaz Parada declaró ayer dedicarse a la agricultura y tener cultivos de aguacate y maíz.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.