Usted está aquí: Inicio Capital Reprueba Martí Batres ''incremento disfrazado'' al precio de la tortilla

Debe bajar a $6.50, porque dejarlo en $8.50 lleva implícita un alza de 30%, señala

Reprueba Martí Batres ''incremento disfrazado'' al precio de la tortilla

Espera el funcionario respuesta del gobierno federal para que el GDF tome sus medidas

JOSEFINA QUINTERO M.

Ampliar la imagen Decenas de comerciantes ambulantes, encabezados por María Rosete, protestaron frente a la sede de la Secretaría de Economía, por el alza en el precio de la tortilla Foto: Roberto García Ortiz

Ante el alza de precios en los productos de consumo básico, el gobierno de la capital emplazó a las autoridades federales a rebajar el precio de la tortilla a 6.50 pesos, porque ubicarlo en 8.50 lleva implícito un aumento de 30 por ciento, señaló el secretario de Desarrollo Social del Gobierno del Distrito Federal, Martí Batres Guadarrama.

Comentó que el acuerdo establecido entre el gobierno federal, líderes de organizaciones y empresarios para reducir el precio del producto es un "incremento disfrazado", porque de 6.50 lo suben a 10 pesos y después lo ajustan a 8.50: "nos lo quieren manejar como si fuera una rebaja, pero de todas maneras subieron el precio".

Al finalizar un acto de entrega de resultados de mastografías a mujeres de la delegación Iztacalco, Batres Guadarrama indicó que esta semana esperarán la respuesta del gobierno federal para iniciar los apoyos en la capital del país.

"Vamos a ver las medidas del gobierno federal, porque hemos insistido que debe asumir sus responsabilidades. Tiene la capacidad de controlar precios, de subsidiar la compra del grano, de investigar y castigar a especuladores y acaparadores y no han tomado ninguna de estas medidas", abundó el funcionario.

Comentó que había un programa para la tortilla que, de acuerdo con un estudio del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, había tenido una repercusión positiva en el ahorro familiar, pero nada de esto, dijo, "se está llevando a cabo. Por ello le hacemos un emplazamiento al gobierno federal para esta semana. La próxima, nosotros evaluaríamos su respuesta y tomaríamos decisiones sobre lo que vamos hacer".

Añadió que los titulares de las secretarías de Desarrollo Social, Desarrollo Económico y Finanzas han sostenido reuniones con el jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, para buscar medidas de subsidio ante el alza: "hemos estado evaluando cuatro o cinco alternativas posibles. No quiero comentar ninguna hasta ver qué hizo la autoridad federal, hasta entonces sabremos la viabilidad real de cualquiera de nuestras opciones".

Insistió en que el caso de la tortilla tiene características diferentes al de la leche Liconsa: "por un lado hay un padrón de beneficiarios de Liconsa y eso significa que es un número concreto; además, hay lugares específicos donde se entrega la leche. En el caso de la tortilla no hay padrón, sino un mercado muy amplió de millones de consumidores. Por ello debemos analizar el caso de la tortilla muy bien, porque no se trata de un aumento de 50 centavos como en la leche, sino de varios pesos; por eso tenemos que ver muy bien la viabilidad financiera, para que lo que hagamos sea realmente efectivo y ayude a la gente".

Canjea tu basura

Por otra parte el jefe delegacional de Iztacalco, Erasto Ensástiga Santiago, comentó que el gobierno delegacional estudia la forma de apoyar a la economía familiar ante el incremento de los consumos. "Estoy estudiando la posibilidad de que entregar tortillas a cambio de que la gente que habita en la delegación entregue su basura a los camiones recolectores.

"Estoy analizando el costo, viendo cuánto implica. Si es factible lo haremos, porque atacaríamos el problema de la basura en las calles y apoyaríamos la economía popular", manifestó el delegado.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.