Usted está aquí: Inicio Política Autoridades: extradición de capos no desatará violencia de cárteles

Se avizoran reacomodos en las organizaciones

Autoridades: extradición de capos no desatará violencia de cárteles

ANTONIO HERAS CORRESPONSAL

Mexicali, BC, 20 de enero. Autoridades de seguridad y procuración de justicia estatales descartaron que la extradición de una decena de capos mexicanos a Estados Unidos pueda provocar una respuesta violenta de los cárteles de la droga, en particular de la organización de los hermanos Arellano Félix, por la entrega de Ismael y Gilberto Higuera Guerrero.

El procurador general de Justicia del estado, Antonio W. Martínez Luna, dijo que se esperan reacomodos en las organizaciones dedicadas al tráfico de estupefacientes, pero consideró que no habrá repercusiones negativas que impacten en la inseguridad del país.

Martínez Luna confió en la efectividad de la Operación Tijuana, aplicada desde el 3 de enero pasado en esa ciudad fronteriza con el envío de más de 3 mil efectivos de las secretarías de Defensa, Marina y Seguridad Pública, así como de la Procuraduría General de la República.

En tanto, el coordinador de Enlace Internacional de la Secretaría de Seguridad Pública bajacaliforniana, Alfredo Arenas, no dudó en afirmar que por la extradición de narcotraficantes ocurran más ejecuciones ligadas al trasiego de estupefacientes.

Sin embargo, agregó, "no creo que se recrudezca la violencia porque en el pasado se han hecho otras extradiciones de personas de la misma importancia y no ha habido repercusión alguna".

A partir del ataque que sufrieron Benjamín y Ramón Arellano Félix en una discoteca de Puerto Vallarta, Jalisco, ordenada por Héctor El Güero Palma y Joaquín El Chapo Guzmán, la suerte cambió para Ismael Higuera, El Mayel, pues se convirtió en el principal lugarteniente y encargado de la plaza de Tijuana.

Un año después, en 1993, logró corromper a la policía bajacaliforniana para que dejara en libertad a Francisco Arellano Félix, El Tigrillo, detenido en una balacera frente a un centro comercial de Tijuana.

El Mayel es acusado de haber ordenado los asesinatos del directo de Seguridad Pública de Tijuana, Federico Benítez; del fiscal estatal, Odín Gutiérrez, y del comandate de la Policía Judicial Federal, Rodolfo García Gaxiola, El Chipilón.

Además, de cuatro integrantes de la Fiscalía Especializada de Atención en Delitos contra la Salud que fueron asesinados y posteriormente desbarrancados en La Rumorosa.

Ismael Higuera fue detenido en mayo de 2000 en el interior de una lujosa casa del municipio de Ensenada, cuando departía con modelos e integrantes de cárteles colombianos.

Su hermano Gilberto, El Gilillo, operador del cártel en Mexicali, fue capturado en julio de 2004 en una residencia de un fraccionamiento de la capital del estado. Según algunas versiones, la detención de éste se debió a que traicionó al cártel de Tijuana al operar directamente los negocios de Ismael El Mayo Zambada.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.