Usted está aquí: Inicio Capital La Casa del Arbol: 11 años de enseñar los derechos de los niños

La Casa del Arbol: 11 años de enseñar los derechos de los niños

AGUSTIN SALGADO

Es un espacio lúdico donde se habla de derechos y compromisos. Hay memoramas, rompecabezas y un árbol con hojas desprendibles y tronco-escalinata.

Los principios de la Convención sobre los Derechos de los Niños y las Niñas están ejemplificados y a 11 años de su creación el lugar se ha convertido en un referente para los organismos dedicados a la defensa de las garantías individuales.

En el marco de la celebración de un aniversario más de la Casa del Arbol, el director general de Educación y Promoción de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Daniel Ponce Vázquez, aseguró que el promedio anual de menores atendidos en este espacio es de 10 mil alumnos, quienes por "decisión institucional", provienen en su mayoría de escuelas públicas.

Lo primero que se encuentran los visitantes, es un lugar donde se establecen "las reglas del juego": un acuerdo común basado en la tolerancia y el respeto, que de no existir haría imposible ejercer las garantías individuales.

"Después hay una representación de los derechos de los niños y las niñas hecha en bronce, la cual fue diseñada para menores con discapacidad visual: es una especie de friso que les da la oportunidad de conocer sus garantías. En la parte de abajo, también tenemos un libro y un rompecabezas, ambos de formato inmenso", explica Ponce Vázquez.

Todos los materiales que ha elaborado la CDHDF para niños (unidades), además de enunciar los derechos fundamentales los ejemplifican e inclusive, en algunos casos, como el Memorama o Arboles y Toboganes (serpientes y escaleras), describen lo que serían las situaciones contrarias.

"Los materiales intentan combinar necesidades, derechos y compromisos. Hemos buscado que en todas las unidades que creamos se involucren hechos reales. Tenemos alrededor de 11 materiales y algunos de ellos ya se han reproducido en gran escala".

La Casa del Arbol también cuenta con dos unidades móviles y actividades extramuros, logrando así que el promedio de niños y adolescentes que la CDHDF atiende cada año ascienda a 60 mil.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.