Usted está aquí: Inicio Mundo Ex represor asume su responsabilidad por abusos en la dictadura argentina

Luis María Mendía admite haber firmado un plan de lucha "contra la subversión"

Ex represor asume su responsabilidad por abusos en la dictadura argentina

DPA

Buenos Aires, 1º de febrero. El vicealmirante retirado Luis María Mendía, de 82 años y en prisión domiciliaria, asumió hoy "todas las responsabilidades" en la represión practicada por unidades bajo su mando durante la dictadura argentina (1976-1983).

Al declarar ante el juez federal Sergio Torres para ampliar su testimonio, el ex comandante de operaciones navales reconoció haber firmado el Plan Capacitación contra Insurgencia Terrorista de la Armada Argentina (Placintara), según informó la agencia estatal Télam.

En dicho plan se daban instrucciones precisas para la "lucha contra la subversión", e incluso se planteaba la "eliminación física a través de los aviones que, en vuelo, arrojarían los cuerpos vivos y narcotizados al vacío" de opositores políticos.

A Mendía se le conocía por el apodo de "el cristiano", ya que solía ordenar a sus subordinados en aquella época de terrorismo de Estado: "Combatir todo lo que sea contrario a la ideología occidental y cristiana" pues, afirmaba: "Contamos con el beneplácito de la Iglesia".

También daba órdenes para actuar "con ropa de civil en operaciones rápidas, interrogatorios, torturas y eliminación física al arrojar desde aviones a víctimas narcotizadas, proporcionándoles de esta forma una muerte cristiana".

Además, el ex marino habría propuesto un "método de depuración" con el robo de bebés nacidos cuando sus madres estaban en cautiverio, y la posterior entrega a oficiales o civiles para "evitar la contaminación" que supondría "devolver los hijos a sus familias biológicas".

Así se desprende de varios párrafos de la página 28 de la sentencia de la Sección Tercera, Sala de lo Penal, de la Audiencia Nacional de España, dictada en Madrid el 19 de abril de 2005. En ella se condenó al ex oficial de la Armada Adolfo Scilingo a 640 años de prisión.

Mendía no se benefició con las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, sino con el indulto firmado por el ex presidente Carlos Saúl Menem (1989-1999), en octubre de 1989 y en vías de su derogación.

Pero ahora es investigado por las violaciones a los derechos humanos cometidas por militares y civiles en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), que funcionó como centro ilegal de detención y torturas, causa reabierta recientemente por la justicia argentina tras la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.