Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 4 de febrero de 2007 Num: 622


Portada
Presentación
Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA
Jóvenes poetas españoles
Un ejercicio de libertad total
EDGAR ONOFRE
Entrevista con VILA-MATAS
Esperar lo inesperado
PAUL VIRILIO
Carpe Mare
JORGE VALDÉS DÍAZ-VÉLEZ
Belleza pide soneto
HJALMAR FLAX

Columnas:
Jornada de Poesía
JUAN DOMINGO ARGUELLES

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

Cabezalcubo
JORGE MOCH

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Leer
Reseña de Jorge Alberto Gudiño Hernández sobre Del exilio a la memoria


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 


ALONSO ARREOLA
alarreo@yahoo.com

EL OTRO BRASIL

Invitado al próximo Festival de México en el Centro Histórico, el brasileño Hermeto Pascoal mostrará la extravagante belleza de sus creaciones sonoras -tanto como la de su propia y albina figura- en concierto y clase magistral dentro del Palacio de Bellas Artes. Como representante de un arte distinto en su patria (lugar sobre el que pesan los más grandes clichés de la samba, el Carnaval y el futbol), Hermeto ha sido ejemplo para muchos de sus contemporáneos y para otros músicos más jóvenes, independientemente del género que desarrollen. Por él se nos ocurre abrir cinco puertas, viñetas dedicadas a los inconformes que no se apellidan Jobim, Veloso, Buarque o Gilberto.

HERMETO PASCOAL

Él habla con los animales. Dice que aprendió música del viento y de los pájaros. Siempre con una flauta cargando, es capaz de componer y grabar usando cazuelas, bártulos diversos y hasta lechones vivos; eso además de pianos, cavaquinhos y saxofones; porque el hombre toca de todo. O mejor dicho, todo se deja tocar por sus manos. Fue colaborador de gente como Miles Davis y Airto Moreira, y de las máximas leyendas de su patria. Su más reciente álbum es el extraordinario Eu e eles. (www.hermetopascoal.com.br)

TOM ZÉ

Está cumpliendo setenta años de edad. Es uno de los rebeldes del movimiento Tropicalia. Interesado en la invención de instrumentos y conceptos bizarros, su profundo conocimiento formal y arreglístico lo lleva siempre a buen puerto. Sea dedicándose al pagode, la danza contemporánea con el grupo Corpo o a operetas de corte clásico, su hacer es de lo más divertido y humorístico que se pueda conocer en el Brasil actual. Cláxones y herramientas, sierras o serruchos, todo eso es posible observar en el escenario de este bahiano, en buena medida redescubierto por el inglés David Byrne en su sello Luakabop. Su disco del 2006, Estudando o pagode, fue uno de los más celebrados del mundo en los últimos tiempos. (www.tomze.com.br)

LENINE

Es mucho más joven que Hermeto y Tom Zé. Su último disco es su En Vivo Acústico para MTV (en el que por cierto tiene de invitada a la mexicana Julieta Venegas). Guitarrista y letrista notable, sus caminos lo llevan por el rock alternativo, pero siempre develando los fuegos rítmicos de su tierra, Pernambuco. Su mayor éxito lo alcanzó con el álbum Na pressao. (www.lenine.com.br)

FERNANDA ABREU

Hay quienes la ven como la Madonna brasileña. De figura hermosa y energética, el pop que produce cumple con los cánones de la ligereza pero, como todos los mencionados aquí, muestra sin pudor las raíces de su país enriqueciendo melodías y bases funk con añadiduras precisas de folk, trip hop y programaciones. Su último disco, también es un MTV ou Vivo. (www.fernandaabreu.com.br)

OTTO Y OTROS…

Quede como colofón la recomendación de este pernambucano metido en la electrónica y el rap, talento oculto del mejor Brasil musical. Tras vivir dos años en Francia, su disco Samba pra burro fue éxito unánime, clásico de clásicos en el género subterráneo del continente. Ya para otra ocasión dejamos los comentarios sobre más músicos imprescindibles, altamente recomendables: el compositor Lula Queiroga, el guitarrista Yamandú Costa, el funkero Pedro Luis y los percusionistas de Monobloco, todos virtuosos en géneros disímbolos pero necesarios para la riqueza del Brasil contemporáneo.