Usted está aquí: Inicio Estados El hermano incómodo de Oliva deja la Secretaría de Finanzas

El gobernador enfrenta una denuncia por nepotismo

El hermano incómodo de Oliva deja la Secretaría de Finanzas

MARTIN DIEGO RODRIGUEZ CORRESPONSAL

Ampliar la imagen Jaime Oliva Ramírez, hermano del gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez, renunció a ser jefe de asesores de la Secretaría de Planeación y Finanzas, en medio de una investigación de la Secretaría de la Gestión Pública Foto: Martín Diego Rodríguez

Guanajuato, Gto., 7 de febrero. La Secretaría de Planeación y Finanzas del estado informó que el jefe de asesores de esa dependencia, Jaime Oliva Ramírez, hermano del gobernador de Guanajuato, el panista Juan Manuel Oliva Ramírez, presentó su renuncia al cargo, por el cual percibía un salario mensual de 66 mil 900 pesos, pese a que únicamente estudió la preparatoria y un año en el Seminario Conciliar de León.

Aunque no se dieron a conocer más detalles de la dimisión, ésta ocurrió dentro del contexto de una denuncia que el dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la entidad, José Luis Barbosa Hernández, interpuso ante la Secretaría de la Gestión Pública en contra del mandatario y del secretario de Finanzas, Gustavo Adolfo González Estrada, por presuntos actos de nepotismo y tráfico de influencias.

Jaime Oliva fue nombrado jefe de asesores de la Secretaría de Planeación y Finanzas días después de que su hermano asumió la gubernatura, el 25 de septiembre pasado.

De acuerdo con su currículo, publicado en la página electrónica del gobierno estatal, tenía estudios de bachillerato, un año en el Seminario Conciliar de León, así como experiencia como capturista y ejecutivo de cuenta en un banco; sin embargo, se le confió un puesto de coordinador, correspondiente al nivel 17 del tabulador general de sueldos del gobierno estatal, lo que le permitía ganar 66 mil 900 pesos mensuales.

Su designación fue polémica. Tanto empresarios como miembros de partidos políticos, excepto del PAN, censuraron el acto de nepotismo en que habría incurrido el gobernador Juan Manuel Oliva por admitir que su hermano fuera nombrado coordinador de asesores de la dependencia estatal antes citada.

El pasado miércoles el líder estatal perredista presentó una denuncia ante la Secretaría de la Gestión Pública para que se inicie una investigación por la presunta violación a la Ley de Responsabilidades de los Funcionarios Públicos, que obliga a renunciar a quien coloque a familiares en áreas de gobierno.

Jesús Oliva Ramírez, otro hermano del mandatario panista, se desempeña como asesor en la Secretaría de Seguridad Pública, y su sobrino, Arturo Ayala Oliva, trabaja en la secretaría particular del Ejecutivo estatal. No obstante, el gobernante insiste que en su administración no hay nepotismo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.