Usted está aquí: Inicio Mundo Soldados de EU e Irak detienen al viceministro de Salud y a otros funcionarios de esa cartera

Dos atentados en Bagdad dejan 28 muertos; perecen en combate otros cuatro marines

Soldados de EU e Irak detienen al viceministro de Salud y a otros funcionarios de esa cartera

DPA, AFP, REUTERS

Ampliar la imagen Destrozos y caos en la oficina del viceministro Hakem Zamali, donde irrumpieron tropas para detenerlo junto con algunos colaboradores Foto: Ap

Bagdad, 8 de febrero. Soldados estadunidenses e iraquíes irrumpieron hoy en el Ministerio de Salud, en el contexto de un operativo contra milicias que operan ilegalmente en el país, para detener al viceministro Hakem Zamali y a otros funcionarios de la cartera, acusados de haber apoyado financiera y materialmente al chiíta Ejército del Mehdi.

En un día en que 28 personas murieron en Bagdad en dos atentados con coches bomba, 27 cadáveres fueron descubiertos en las afueras de la capital y en el norte del país, mientras Estados Unidos informó que otros cuatro marines fallecieron a consecuencia de combates recientes en la provincia de Al Anbar, de mayoría sunita, donde la cifra de bajas mortales estadunidenses ascendía hasta el pasado miércoles a ocho, siete de ellos de un helicóptero caído.

La serie de cinco rotores siniestrados en Al Anbar en tres semanas provocó que el Pentágono, a través del portavoz Bryan Whitman, descartara la posibilidad de que la pérdida de los artefactos se deba a que las milicias sunitas de la región dispongan en la actualidad de un mejor armamento.

La rama iraquí de Al Qaeda se ha adjudicado el derribamiento de algunos de los helicópteros, como el caso de un Chinook cerca de Bagdad, pero nada ha dicho sobre el Sea Knight caído en Al Anbar, provincia del oeste que tiene frontera con Siria.

Mientras, en un mercado de la localidad chiíta de Al Aziziyah, 70 kilómetros al sur de Bagdad, 20 personas murieron y más de 45 quedaron heridas al estallar un coche bomba en la hora de mayor concurrencia. Este es el primer hecho de guerra allí desde la invasión de Estados Unidos, en 2003.

Otros dos coches bomba causaron la muerte de ocho personas e hirieron a 20 individuos más en la localidad chiíta de As-Suwayrah, a 60 kilómetros de Bagdad. Ninguna organización se adjudicó los atentados.

En Bagdad, tropas de ocupación estadunidenses y del gobierno iraquí iniciaron el miércoles anterior en la noche una nueva campaña para tratar de imponer el orden en la capital, basada en pequeñas operaciones y no en una gran ofensiva, como ocurrió el año pasado, cuando miles de tropas fueron desplegadas en las calles.

Las fuerzas conjuntas de estadunidenses e iraquíes asaltaron el Ministerio de Salud con disparos al aire e irrumpieron en la oficina de Zamali, al que se llevaron esposado con rumbo desconocido, informó el portavoz de esa dependencia, Kasem Allawi.

La detención de Zamali motivó la reacción inmediata del ministro de Salud, Ali Shemari, quien reclamó a los militares estadunidenses la liberación del funcionario.

"Zamali fue detenido de manera incivilizada", afirmó Shemari, quien junto con su viceministro forman parte del ala política del movimiento chiíta encabezado por Moqtada Sadr, el clérigo que además es líder del Ejército del Mehdi.

Sin mencionar el nombre del viceministro, un comunicado del mando de ocupación informó que la detención se debió a que Zamali "es sospechoso de ser figura central en presuntos actos de corrupción y de estar implicado en la muerte de varios funcionarios ministeriales, incluyendo al director general del ministerio en Diyala".

También es sospechoso de intimidar y amenazar a funcionarios de su oficina que no coinciden con sus decisiones, señaló el mando del ejército invasor.

Otras acusaciones van desde el desvío de fondos millonarios para la milicia de Sadr, a la que se considera sospechosa de asesinar a pacientes sunitas y a sus familiares en hospitales, hasta otros delitos.

El operativo en el Ministerio de Salud se inició poco antes de que el ministro de Defensa, Abdelkader Mohamed Yazim, fuera interpelado en el Parlamento por el Partido Islámico bajo acusación de tolerar a las milicias que actúan disfrazadas de fuerzas de seguridad y que afectan principalmente a ciudadanos sunitas.

En Sevilla, donde se reúnen militares de los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, un grupo no gubernamental, el Foro Social de Sevilla, presentó en un tribunal de esa ciudad de la región de Andalucía una demanda por "crímenes de guerra" contra el ex secretario de Defensa estadunidense Donald Rumsfeld, por haber "decidido la guerra en Irak".

El juez de guardia del tribunal de Sevilla que recibió la denuncia en la mañana de este jueves deberá decidir primero "si la admite o no a trámite", antes de pronunciarse sobre el fondo de la cuestión.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.