Usted está aquí: Inicio Mundo Bajo el umbral de la pobreza, un tercio de la población iraquí

Falla el plan especial de seguridad en Bagdad; ola de atentados deja casi 70 muertos

Bajo el umbral de la pobreza, un tercio de la población iraquí

No se ve mejoría en los indicadores económicos para los próximos 3 años: estudio del PNUD

Pide vicepresidente de Irak que EU considere grupo "terrorista" al Ejército del Mehdi

AFP, DPA, REUTERS

Ampliar la imagen Imagen captada cerca del mercado de Nuevo Bagdad, donde ayer un bombazo provocó más de 60 muertos Foto: Reuters

Amman, 18 de febrero. Un tercio de los 27 millones de iraquíes vive por debajo del umbral de la pobreza, reveló un estudio elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Ministerio de Planificación iraquí, mientras la violencia en Bagdad dejó hoy 67 muertos y echó por tierra las declaraciones triunfalistas sobre el nuevo plan de seguridad implantado en la capital iraquí.

Según el estudio, el umbral de la pobreza está fijado en Irak en menos de un dólar diario por persona. "Mientras que la clase media era floreciente durante los años 70 y 80, un tercio de la población actual vive por debajo del umbral de la pobreza y 5 por ciento de ese tercio vive en condiciones de extrema pobreza".

La investigación fue realizada en 2004, un año después de la invasión de Irak encabezada por Estados Unidos, pero no dio a conocer la situación que prevalecía durante el régimen de Saddam Hussein, ejecutado en la horca el pasado 30 de diciembre.

El texto da indicadores a largo plazo que no se espera que cambien en los próximos tres años.

"Es un país con gran potencial de recursos naturales y humanos que ha sido doblegado por el hombre", declaró el director del PNUD para Irak, Paolo Lembo.

Según Mehdi Alak, representante de la Organización de Estadísticas y Tecnología de la Información iraquí, que también participó en el estudio, este texto servirá para definir los proyectos de desarrollo de infraestructuras y creación de empleo en Irak.

Por lo pronto, al menos 67 personas perdieron la vida hoy en tres atentados con coche bomba ocurridos en la capital de la nación ocupada. El peor ataque fue perpetrado en un concurrido mercado de Nuevo Bagdad, un distrito de mayoría chiíta situado en la parte este de la capital, con saldo de al menos 65 muertos y 131 lesionados.

Una de las explosiones devastó parcialmente un edificio de dos pisos.

En el segundo ataque con coche bomba, dos personas fallecieron cuando el automóvil estalló cerca de un puesto de seguridad en Ciudad Sadr, un bastión del Ejército del Medhi, la milicia del clérigo radical chiíta Moqtada Sadr.

Las explosiones ocurrieron dos días después que el primer ministro iraquí, Nuri Maliki, catalogó como un "brillante éxito" la "ofensiva para imponer la ley", que tiene como objetivo reducir la violencia en la capital, desde que fue lanzada formalmente el pasado miércoles.

Por otra parte, las fuerzas estadunidenses e iraquíes informaron de que abatieron a 15 insurgentes e incautaron varias armas durante redadas llevadas a cabo durante 24 horas en barrios de la capital en los que se considera se esconde a extremistas sunitas y chiítas. En los operativos detuvieron a 77 sospechosos.

Fuerzas británicas se enfrentaron a hombres armados con ametralladoras y granadas en Basora, lo que provocó la muerte de al menos a tres combatientes.

A su vez, el gobierno iraquí instó hoy a los opositores iraníes Mujaidines del Pueblo a abandonar Irak.

El vocero gubernamental Ali Dabbagh declaró a la cadena estatal Al Iraqia que "el gobierno iraquí coincide con las autoridades estadunidenses y la Unión Europea en evaluar a esta agrupación como organización terrorista".

En los 80 el régimen de Hussein dio refugio en Irak a los Mujaidines del Pueblo, que defienden una especie de marxismo islámico, y les permitió erigir una base militar al norte de Bagdad. Tras la invasión estadunidense este grupo tuvo que entregar sus armas pesadas, pero siguieron siendo tolerados como refugiados, en parte también porque no encontraron otros países que estuvieran dispuestos a aceptarlos.

A su vez, el vicepresidente de Irak, Tarq Hasahemi, sugirió que Estados Unidos debería clasificar a la milicia Ejército del Mehdi como un "grupo terrorista".

El funcionario agregó que espera que Estados Unidos "aplique los estándares internacionales en su contra (de la agrupación)".

El Ejército del Medhi, considerado por el Pentágono como la mayor amenaza en Irak, ha mantenido un perfil bajo y sus combatientes aparecen en las calles sin armas desde que las tropas estadunidenses e iraquíes lanzaron la semana pasada una ofensiva para controlar la violencia sectaria.

Por lo pronto, los seis cruces fronterizos iraquíes con Irán y Siria fueron reabiertos este domingo después de tres días de haber sido cerrados por la aplicación del plan de seguridad en Bagdad, informó el Ministerio del Interior.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.