Usted está aquí: Inicio Política Paredes, presidenta del PRI; aceptan su triunfo, pese a las anomalías en el proceso

"Es lamentable que hayan empañado la jornada" con viejas prácticas, señala Jackson

Paredes, presidenta del PRI; aceptan su triunfo, pese a las anomalías en el proceso

CIRO PEREZ SILVA, FABIOLA MARTINEZ

Ampliar la imagen Jesús Murillo y Beatriz Paredes celebran su triunfo en la lucha por dirigir al PRI Foto: Jesús Villaseca

En el proceso de elección de su nueva dirigencia nacional, la democracia le volvió a quedar grande al PRI.

Aun cuando los resultados fueron abrumadoramente favorables a la fórmula que integran Beatriz Paredes y Jesús Murillo Karam -en una proporción de por lo menos dos votos contra uno sobre el equipo de Enrique Jackson y Sara Latife Ruiz Chávez-, los militantes del tricolor fueron incapaces de conjurar las mismas prácticas que por décadas utilizaron para afianzarse en el poder.

Denuncias de un padrón "rasurado", clonación de credenciales de elector de al menos 15 consejeros en el Distrito Federal, la creación de la figura de "subconsejeros" habilitados de último minuto para sumarse a la cargada, gastos excesivos en campañas y la línea en favor de una de las fórmulas fueron el epílogo de un proceso que pretendía exorcizar los demonios del pasado.

Una de las mejores muestras de la persistencia de la línea en el tricolor la dibujó ayer por la mañana el líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Joaquín Gamboa Pascoe, quien sin rubores explicó: "hay veces que les decimos (a los consejeros) quién nos gusta más y quién nos gusta menos. No damos línea, sólo orientamos cuáles son las causas que más se identifican con las necesidades populares".

El líder del bastión obrero del priísmo apuntó además que la debacle priísta en la elección presidencial del año pasado no se debió ni a la derecha ni a la izquierda, sino a la facción que integraron diversos gobernadores en contra de Roberto Madrazo, conocida como Tucom.

Aún con el discurso machacón de la unidad y la reconciliación, los resultados por estado evidencian que la división y el pleito entre grupos persiste.

En Sonora, gobernada por Eduardo Bours, enemigo jurado de Madrazo, Jackson arrasó con 492 votos en contra de 68 de Paredes, mientras que en el estado de México, donde abiertamente el gobernador Enrique Peña Nieto movió las piezas en favor de la ex gobernadora de Tlaxcala, el resultado fue apabullante: Paredes 540, Jackson 31. Hasta en Oaxaca y Puebla, gobiernos abiertamente madracistas, Paredes Rangel arrasó con más de 90 por ciento de los sufragios.

Clonación de credenciales

Como si la ventaja de Paredes no fuera suficiente, hubo quienes insistieron en el juego sucio y clonaron credenciales de elector en el Distrito Federal para votar en lugar de consejeros acreditados, como lo confirmó el propio presidente de la Comisión de Procesos Internos, Rafael Rodríguez Barrera.

"Tenemos registrados casos de clonación. En dos de ellos, cuando llegaron a la mesa de registro se detectó de inmediato y pues prácticamente huyeron. En otro caso, la persona que clonó la credencial logró recoger los gafetes, pero hasta el momento no se ha presentado a votar; cuando lo haga, entonces confrontaremos la documentación para garantizarle a la consejera afectada su derecho a votar", dijo el responsable de la elección en la capital del país, Pedro Ojeda Paullada, cuyo grupo gestionó, infructuosamente, que la captación de sufragios fuera en la sede de la federación de empleados públicos, central que jugó en favor de Paredes.

En Morelos, la violencia de grupos antagónicos obligó a suspender la votación a las 11 de la mañana; a esa misma hora el equipo de Enrique Jackson denunció que contrario a lo dispuesto por la convocatoria y el manual de organización del proceso para la elección de la directiva priísta, que explícitamente prohíben las estrategias de difusión y proselitismo a partir de las 24 horas del día anterior a los comicios, es decir, anoche sábado, la página de Paredes Rangel continuaba activa.

"Es lamentable que hayan empañado la jornada con estas prácticas y además entre compañeros; me parece vergonzoso que lo hayan hecho. Todos tenemos la obligación de aclararlo para que no se empañe, no se manche la elección", condenaba al mediodía Jackson.

La cobija fue jalada por todos, antes y durante la jornada electoral; juego de vencidas, medición de fuerzas en la que participaron desde dirigentes locales hasta legisladores y mandatarios estatales.

"Manlio (Fabio Beltrones, presidente del Senado) fue el principal operador político de Beatriz (Paredes), tal vez porque quiere ser candidato a la Presidencia en 2012; lo mismo ocurrió en las cúpulas de la Confederación Nacional Campesina, CTM, Movimiento Territorial, frente de jóvenes y organismo nacional de mujeres priístas, donde salvo disidencias, los consejeros sabían que el voto era para Paredes", confió por la mañana -en corto- un integrante de la actual dirigencia del tricolor. Ahora, agregó, Paredes deberá negociar posiciones con todos.

Una de las originalmente afectadas por las prácticas discrecionales fue Martha Tamayo, presidenta de la Comisión de Justicia Partidaria, quien de un plumazo, sin argumento oficial alguno, fue borrada del padrón de consejeros-electores.

La ex senadora tuvo que acudir de emergencia a interponer su denuncia en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cual resolvió en su favor, apenas la tarde del sábado.

"Mucha gente fue rasurada del padrón, pero se conforma por ignorancia y por los atavismos de que uno no puede inconformarse, pero con este fallo del tribunal se acaba con el mito de que los sectores pueden mover a la militancia a su voluntad... ¡Si me rasuraron a mí, imagínense cómo está la cosa", advirtió Tamayo.

Pero la tempestad en el PRI no se calma con el triunfo de Beatriz Paredes ni con el tiempo. Por el contrario, a menos de 15 días de la realización de la asamblea nacional extraordinaria se avecina otra tormenta cuando se discuta y, eventualmente, se apruebe el nuevo estatuto. Es decir, los priístas primero eligieron a su presidente y después batallarán por saber hacia dónde quieren llevar al partido.

El organismo nacional de mujeres priístas y el frente juvenil revolucionario enviaron una carta al aún dirigente nacional del PRI, Mariano Palacios Alcocer, en repudio a la propuesta de nuevos documentos básicos del tricolor.

Las cuentas

Durante el proceso electoral también hubo casillas "zapato" para algunos. Alejandro Gárate obtuvo sólo 16 votos a escala nacional; Sergio Martínez Chavarría, 17, y Javier Oliva Posada, 39, de un total de 13 mil 731 votos emitidos, con participación de 77.56 por ciento de los consejeros inscritos.

Paredes triunfó con 9 mil 410 votos (68.53 por ciento); Jackson obtuvo 4 mil 173, equivalente a 30.39 por ciento de los sufragios. El árbitro electoral registró 76 votos nulos. La cifra final tendrá una ligera variación, porque oficialmente sólo están pendientes los resultados en Morelos.

Por la mañana, Jackson y su compañera de fórmula llegaron a emitir su voto todavía con la esperanza del triunfo. Antes de subir las escalinatas del edificio central del PRI recibió una llamada de su hija para informarle que su nieto, de ocho años, había alcanzado el primer lugar en un campeonato de natación. "¡Hoy es día de victoria, el mejor día, día de triunfo y reconciliación", expresó.

"Vamos a llenar de gente el PRI", decía el ex senador a un par de vendedores ambulantes de pines del tricolor. "¡Ese es el PRI que queremos chingao!", repetía a Prisciliana Rodríguez, militante del partido desde 1951.

-¿No tiene miedo a la cargada? -se le preguntó

-No le tengo miedo a nadie. Ese tiempo, el de la intimidación, debe terminar; (la cargada) es una falta de respeto, la gente sabe pensar.

Una hora después, cruzaba la puerta del edificio ubicado en Insurgentes Norte Beatriz Paredes, perfectamente peinada y maquillada, vestida con uno de sus típicos huipiles blancos.

Rodeada por decenas de reporteros y fotógrafos avanzó a paso lento y se declaró segura del triunfo. También repitió que encabezará un partido de "causas sociales, (de) coqueteo (no con la derecha, sino) con las mayorías sociales".

Al momento de emitir su voto recibió los saludos y abrazos de los integrantes de la comisión arbitral, primera ronda de pleitesía antes de tomar discretamente de la mano a su compañero de fórmula, Murillo Karam, para alzar los brazos en señal de triunfo.

Apenas cerraron las mesas receptoras, los perdedores de la contienda emitieron un comunicado para reconocer el resultado y refrendar -afirmaron- "nuestra militancia y lealtad priísta de toda la vida".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.