Usted está aquí: Inicio Economía El crédito a la agricultura cayó 45.5% en 6 años

El crédito a la agricultura cayó 45.5% en 6 años

JUAN ANTONIO ZUÑIGA

Casi totalmente fuera del interés del mercado financiero, el crédito destinado a la agricultura por la banca comercial que opera en el país resintió un desplome de 45.5 por ciento en los últimos seis años, hasta descender a un saldo mínimo histórico que representa apenas uno por ciento del financiamiento total canalizado por los bancos a las actividades productivas, indican informes del Banco de México (BdeM).

El crédito bancario a la ganadería, por su parte, registró una caída de 50.2 por ciento y vio reducida su participación a 0.7 por ciento en el financiamiento total de la banca comercial al sector privado entre diciembre de 2000 y el mismo mes de 2006. En tanto, el saldo crediticio de la banca comercial a empresas y particulares mostró en este lapso un incremento de 101.8 por ciento hasta alcanzar un billón 133 mil 579 millones de pesos en diciembre de 2006

De acuerdo con los informes del banco central, el saldo del crédito de los bancos comerciales al sector primario en diciembre del año pasado fue de 21 mil 238.1 millones de pesos, el cual representó 8.4 por ciento de las remesas enviadas por los trabajadores mexicanos en el exterior a sus familiares, cuyo monto en moneda nacional fue de unos 251 mil 300 millones de pesos (23 mil 54 millones de dólares).

Los bancos cobran, no prestan

En el contexto del abandono de las políticas institucionales de apoyo al campo, acentuado en los últimos seis años, el saldo del crédito bancario a la agricultura, la ganadería, la silvicultura y la pesca, se redujo de 35 mil 658.8 millones de pesos en diciembre de 2000, a 21 mil 238.1 millones en diciembre de 2006. Por lo mismo disminuyó su participación en el crédito canalizado por la banca a empresas industriales, comerciales y de servicios, así como a particulares a través de las modalidades del crédito al consumo, de 5.1 por ciento hace seis años, a 1.9 por ciento al finalizar 2006.

Durante este periodo, los bancos comerciales se dedicaron estrictamente a cobrar deudas antes que a impulsar la producción del sector primario de la economía, y esta política de negocios dio como resultado que el campo mexicano prescindiera de 14 mil 420.7 millones de pesos en créditos durante los últimos seis años, mientras los bancos ingresaron la misma cantidad a sus arcas como amortizaciones por el capital prestado.

A pesar de que en los últimos seis años la población ocupada en las actividades rurales disminuyó en 3.2 millones de personas, de acuerdo con el INEGI, el sector primario de la economía mexicana aportó 5.6 por ciento al producto interno bruto (PIB) en el cuarto trimestre de 2006.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.