Usted está aquí: Inicio Opinión Ciencia del interés de medios y clase política

René Drucker Colín

Ciencia del interés de medios y clase política

Quiero informarles que recientemente a Isabel de la Noguera, quien fuera aclamada como Reina de Belleza de la comunidad científica, madre de dos pequeñines de cinco y siete años, se le encontró muy yumi yumi en un restaurante-bar de la zona uy uy uy de la ciudad de México, con el científico geólogo de clase mundial más cotizado entre las mujeres (sean ellas científicas o no). Se sabe que Ramsés Luengas ha tenido ciertos problemas con quien actualmente vive aparentemente muy enamorado, pero, por lo visto, no tanto, ya que le anda rondando a Isabel. A raíz de esto, nuestro enviado intentó entrevistarse con Guadalupe Lérida, a quien sabíamos muy bien plantada con Ramsés, pero no quiso declarar nada, indicándonos que sus experimentos sobre la química de textiles la tenían muy ocupada. Sí pudimos ver, sin embargo, una cara que había soltado algunas lágrimas.

Por otro lado, recientemente también vimos notoriamente afectado al director del organismo que "apoya" a los científicos, el licenciado Helvético Quero Mass, por no haber asistido a la boda de Martita Chávez de la Macorra, la distinguida hija de Gumaro Chávez, el popular cantautor de baladas científicas, quien contrajo nupcias con el galardonadísimo joven científico del momento, Lupillo Espósito.

Todos sabemos que Lupillo, brillante investigador universitario, fue reconocido con la medalla Howard Johnson por haber sido quien mayor número de puntos había acumulado en esos magníficos hoteles de paso, ya que sus constantes viajes más allá de la frontera norte impartiendo sus conocimientos sobre la técnica de detección de nuevos materiales rocosos en el subsuelo de las zonas del norte del país, le obligaban a pernoctar en dichas instalaciones hoteleras. Pero, uno de nuestros enviados se enteró de que en realidad Lupillo tenía por ahí un romance secreto con la popular, aunque pasadita de años, científica y bióloga molecular Estefanía Cienfuegos. Y todo esto ocurrió durante el periodo prenupcial. ¿Qué será durante el matrimonio? Estaremos pendientes para informarles puntualmente.

Ahora bien, sabrán que atisbamos al galán otoñal de los científicos, el doctor Onésimo Buturraga, muy entrado con la prometedora científica joven del momento, Zenaida Brown López. ¿Qué estarían platicando estos dos?, seguro que nada relacionado con los rayos cósmicos, aunque la duda nos puede quedar. Ya lo sabremos, si es que le otorgan la beca a Zenaida, ¡qué emoción!

Pero señores, señoras, ¡la noticia del momento! Resulta que vimos en una playa de la Riviera Maya, en un micro, micro, microbikini a la estupenda genetista de origen cubano radicada en México desde hace años, Gladys Estrujón. ¿Y qué se creen? No se vio por ningún lado a su marido ni a sus tres niñas adolescentes, pero sí rondando por ahí al doctor Alcibíades Sotomayor, conocido experto en enfermedades congénitas. Es sabido que Alcibíades es un soltero empedernido, siempre en busca de nuevos descubrimientos, no todos relacionados con su expertise clínico.

Por otro lado, ¿qué creen? Una estupenda noticia. Resulta que vimos en la fiesta que hubo a raíz del premio que se dio a la Mejor Tesis Doctoral a la doctora Nadia Lucero Ludovic, quien lucía ese magnífico modelo de Christian Dior, con un escote retino atractivo y magnético. Sólo en París se había anunciado tan maravilloso vestido. Seguro que ella, después de haber impartido su conferencia en el Congreso Internacional de Bioelectromagnetismo, que tuvo lugar precisamente en la Ciudad Luz, arrimó su talle y su cartera en el conocido y popular Magasin de Dior. Seguro que algún atrevido joven buscará ser su próximo estudiante, porque se veía mmm... ¡maravillosa! ¡Qué bueno que la ciencia nos permite mostrar sus atributos!

Por último, para dejar espacio a noticias futuras e importantes, hemos sabido que pronto partirá en un tour por diversas ciudades de Europa nuestro queridísimo y muy popular Investigador Emérito del Instituto de Investigaciones Pecuarias, Julio César del Real y Troncoso, como siempre rodeado de las Flores más Bellas del Ejido, quienes lo acompañarán en su enésima y seguramente triunfal gira.

Don Julio llevará consigo la pesada carga de representar a nuestra nación en la ardua tarea de esparcir las semillas del conocimiento entre las y los colegas de prestigiadas instituciones. Pronto les tendremos más noticias importantes cuyo fin es impulsar el interés por la ciencia. Bye!

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.