Usted está aquí: Inicio Deportes La Asociación Mexicana de Tauromaquia nunca ha sido incorporada a la Codeme

Sucesión de incumplimientos a propósitos y proyectos presuntuosos

La Asociación Mexicana de Tauromaquia nunca ha sido incorporada a la Codeme

Sólo se le otorgó la viabilidad de asociación con carácter de organismo afín

LEONARDO PAEZ

Ampliar la imagen El tlaxcalteca Rafael Ortega cortó dos orejas este domingo durante la corridad de la feria de Almoloya de Juárez Foto: Notimex

Han transcurrido tres meses y siete días desde que Pedro Haces Barba, presidente de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, AC, informó con bombo y platillo a la prensa especializada de "la incorporación" de su agrupación a la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) como organismo afín, pero la anhelada afiliación "que será ratificada en marzo", luce remota.

En el papel parecen haber quedado sus sueños de ser "la única institución que regulará el desarrollo de la fiesta brava en el país durante los próximos 99 años", así como la creación del centro de alto rendimiento taurino en Tlaxcala, con un costo de 120 millones de pesos, "parte de los cuales nos dará la Codeme, otra parte la pondré de mi bolsa y patrocinadores de la fiesta otra más", anunciaba Haces alegre.

Sólo que la cabeza visible de la AMT y sus miembros fundadores, "que integran permanentemente el Consejo Nacional", Cuauhtémoc Román Camacho, Cayetano Víctor Leal López, mejor conocido como Curro Leal, actual promotor de la Plaza México, y Jorge Alejandro Lago Robles, adelantaron vísperas y en su euforia futurista no vieron problema en utilizar la palabra "incorporación".

Sin embargo, el primero de noviembre de 2006, Alonso Pérez González, presidente de la Codeme, comunicó a Pedro Haces, presidente de la AMT, que el órgano colegiado de la Codeme había adoptado el acuerdo número 2006.10.13.S, "en relación con la viabilidad de asociación a la Codeme de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, AC, con el carácter de organismo afín, al tenor siguiente:

"El consejo directivo de Codeme... determinó procedente otorgar en principio la viabilidad de asociación con el carácter de organismo afín a la Asociación Mexicana de Tauromaquia, AC, en respuesta a la solicitud presentada mediante escrito de fecha 6 de octubre de 2006 signado por el presidente del Consejo Nacional, señor Pedro haces Barba y el Comisario del Consejo Directivo Nacional, señor Cuauhtémoc Román Camacho.

"En el entendido -proseguía el comunicado en poder de La Jornada- de que la viabilidad en comento estará sujeta al puntual cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 14 del Reglamento del Estatuto de Codeme, así como a la demás normatividad aplicable en la materia para los organismos afines y al cumplimiento de los lineamientos que para tal efecto determine el consejo directivo de Codeme, incluida la acreditación de la representatividad nacional, para proceder al análisis definitivo de toda la documentación que en su oportunidad sea presentada por la Asociación Mexicana de Tauromaquia, AC, ante esta confederación y una vez cumplidos los requisitos señalados, este consejo directivo, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 34 fracción 15 del estatuto de Codeme, determinará lo procedente.

"Notifíquese este acuerdo al representante de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, AC, para su debido cumplimiento y efectos legales a que haya lugar", concluía el presidente de la Confederación Deportiva Mexicana, que en ninguna línea de su escrito emplea la palabra "incorporación" de la AMT a la Codeme, como informó Pedro Haces a la prensa especializada el lunes 4 de diciembre de 2006.

Pero las invenciones de la oscura cuanto precipitada Asociación Mexicana de Tauromaquia no terminaron con esa manipulación de términos; apenas empezaron. A la falsedad de su "incorporación" a la Codeme hay que añadir otros propósitos anunciados pero incumplidos:

En enero pasado no comenzó la construcción del centro de alto rendimiento en Tlaxcala, ni fue presentado el nuevo reglamento taurino nacional, ni dio inicio la temporada anual de novilladas quincenales en la plaza de la capital tlaxcalteca, ni regresó al palco de la autoridad en la Plaza México el destituido juez Jorge Ramos.

Jamás se efectuó el Congreso Internacional de Tauromaquia del 2 al 6 de febrero en las ciudades de Toluca, Pachuca, Tlaxcala, Puebla y Distrito Federal. Tampoco tuvo lugar la Expotauromaquia 2007, del 2 al 5 de febrero, en los alrededores de la Plaza México, ni desde luego asistió a dicho coso a develar una placa con motivo de la corrida mil el presidente (taurino) Felipe Calderón.

Si a lo anterior se añade el cochinero en que están convertidos Codeme, Conade y comités olímpicos, vaya futuro el que le espera a tan alucinada asociación.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.