Usted está aquí: Inicio Estados Pudo ser "natural" la muerte de anciana en Veracruz: CNDH

Quien hable de violación lo hace sin bases; tampoco se ha probado acción de soldados, dice

Pudo ser "natural" la muerte de anciana en Veracruz: CNDH

Por miedo, los hijos de Ernestina Ascención aseguran que no declararán ante autoridades castrenses

ANDRES T. MORALES, EMIR OLIVARES CORRESPONSAL, REPORTERO

Ampliar la imagen Los hijos de la anciana Ernestina Ascención Rosario, quien falleció en Veracruz, el 26 de febrero pasado, se dijeron temerosos de ser hostigados si acuden a rendir declaración ante el Ministerio Público castrense que lleva la investigación sobre el deceso de su madre Foto: Sergio Hernández Vega

En concordancia con lo dicho por el presidente Felipe Calderón, de que la anciana indígena atacada y violada por presuntos militares en la comunidad de Tetlatzinga, municipio de Soledad Atzompa, murió de gastritis, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández, aseguró que el fallecimiento de la mujer "pudo ser natural", y quien hable de violación lo hace sin bases.

Durante una gira por Aguascalientes, el ombudsman nacional se refirió al caso de Ernestina Ascención Rosario, de 73 años de edad, quien -según sus familiares- fue atacada por presuntos militares, quienes la violaron sexualmente, lo cual pudo ser causa de su fallecimiento, el pasado 26 de febrero.

En un comunicado, la CNDH informó que cuando Soberanes Fernández fue interrogado sobre el asunto, adujo que quien hable de violación o de homicidio en este caso lo hace "sin fundamentos", pues se deben esperar los estudios de laboratorio luego que se le practicó la necropsia.

Advirtió que por ahora no se puede definir que Ascención Rosario haya sido violada, como tampoco se ha probado que fuesen elementos castrenses quienes ultrajaron a la indígena, además de que aún se carece de elementos para sostener que fue asesinato. "Pudo haber sido muerte natural", refirió el presidente de la CNDH.

Hace unos días, en entrevista con La Jornada, Felipe Calderón aseguró que Ernestina murió de una gastritis crónica no atendida, además de que no existían rastros de que hubiese sido violada; con lo que negó toda posibilidad de duda al respecto.

Los hijos de Ernestina Ascensión Rosario se dijeron "muy temerosos" de comparecer ante el Ministerio Público Militar, y anticiparon que no acudirán a rendir su declaración para no ser víctimas de hostigamiento y amenazas.

Entrevistados por diversos medios electrónicos de Orizaba, Veracruz, los hermanos Inés Ascensión aseguran que sobre todo Martha, Juana y Carmen están "muy asustadas" y se niegan a presentarse en las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional.

"Sólo de oír o ver a los soldados nos invade el pánico, todos nos llenamos de temor, eso también pasa en toda la sierra", dijo Julio Inés Ascensión, de 46 años de edad, hijo mayor de la indígena fallecida. "Cómo vamos a llegar al cuartel y más aún con nuestras hermanas, no lo vamos a permitir", enfatizó.

De pocas palabras, Julio Inés Ascensión expresó a nombre de sus hermanos Carmen, Juana, Francisco y Martha la "tristeza" y desesperación" ante las declaraciones que el presidente Felipe Calderón hizo respecto al caso de su madre.

"Desde que mi mamá se fue tenemos un dolor muy grande, estamos desesperados y sólo clamamos justicia, nada más", pidieron.

En tanto, el dirigente de la Coordinadora Regional de Organizaciones Indígenas de la Sierra de Zongolica, René Huerta, quien acompañó a los deudos a entrevistarse con los medios informativos, reiteró que tienen temor de que sean hostigados por autoridades castrenses si acuden a comparecer ante el Ministerio Público de la Procuraduría de Justicia Militar.

"Sabemos que se está tejiendo una estrategia para confundir a la opinión pública, para evadir la responsabilidad de quienes atacaron a nuestra hermana mayor, y sus familiares ahora son el punto mas débil por donde atacarán", comentó.

Las declaraciones de Calderón Hinojosa, sumadas a las de otros funcionarios estatales y federales, agregó, hacen desconfiar del proceso judicial.

"A nombre de la familia, pedimos que se hable con pruebas fehacientes, que se sepa el nombre y el apellido de quien o quienes dañaron a nuestra hermana, y no sólo que salgan a la prensa a dar comunicados y declaraciones que confunden y lastiman a los dolientes", refirió.

El alcalde de Soledad Atzompa, Javier Pérez Pascuala, informó que el pasado lunes compareció ante el Ministerio Público Militar que desahoga uno de los dos expedientes de investigación sobre el crimen de Ascensión Rosario. La diligencia se efectuó en la sede de la 26 Zona Militar de Orizaba y duró casi ocho horas, aseguró el edil.

"No me retracté de nada, todo lo dije, todo lo que ya se sabe, de cómo murió la señora, todo se lo dije a los militares porque nunca hemos dicho una mentira", aseguró sin abundar en los detalles del interrogatorio.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.