Usted está aquí: Inicio Política Encinas y Zambrano, por la refundación del PRD

Cumplió un ciclo y su pacto de origen se agotó, dicen

Encinas y Zambrano, por la refundación del PRD

El reto inmediato será ganar en 2012: Camacho Solís

GEORGINA SALDIERNA

En un ejercicio de reflexión y autocrítica, los dirigentes del PRD Jesús Zambrano y Alejandro Encinas coincidieron en señalar que es necesario refundar este instituto político, pues ya cumplió un ciclo y el pacto que le dio origen se agotó.

Al participar en el foro México en el espejo de la experiencia uruguaya, Encinas Rodríguez puntualizó que el PRD ha cumplido un ciclo y ahora debe renovarse, ya que no es suficiente para construir una mayoría nacional. Pero para lograr tal objetivo debe haber generosidad, subrayó.

Identificado como un hombre cercano al ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, explicó que su partido debe recuperar el espíritu democrático y acabar con los grupos de interés.

Aunque el PRD es el instituto político más importante e influyente que ha podido construir la izquierda, manifestó que debe regresar a los principios fundamentales que le dieron origen, fortalecer su identidad y evitar que los grupos de interés estén por encima, no solamente de los intereses de sus militantes, sino del proyecto político que "queremos llevar para convertirlo en mayoría".

La refundación del PRD tiene que hacer de este partido un instrumento para llevar adelante un proyecto político y no para velar por los intereses de su burocracia, agregó el ex jefe de Gobierno de la ciudad de México.

Lo que viene para el sol azteca

En el foro, realizado en la Casa de la Cultura Jesús Reyes Heroles, el dirigente de Nueva Izquierda, Jesús Zambrano, aseguró que el pacto del que surgió el PRD ya se agotó y que los enfrentamientos internos sólo desacreditan a su partido.

Las reflexiones sobre el perredismo surgieron luego que integrantes de la izquierda uruguaya hicieron un recuento del proceso que los llevó al poder. Alejandro Encinas refirió que en México hay posibilidades de crear un proyecto político maduro a partir del Frente Amplio Progresista (PRD, PT y Convergencia), e indicó que la Convención Nacional Democrática se ha convertido en un espacio para articular un movimiento social que vaya más allá de los partidos.

Jesús Zambrano recogió de la experiencia uruguaya la decisión de trasladarse al centro político para poder competir, ganar y gobernar. El reto del PRD en los próximos años será conservar la preferencia electoral que alcanzó el 2 de julio (35 por ciento) y construir una mayoría. Todo ello frente a una derecha que viene "por todo y con todo", puntualizó.

Por su parte, Manuel Camacho Solís indicó que la izquierda tuvo un avance extraordinario en los comicios de 2006, y recordó que ganó en 16 entidades, entre ellos las más pobladas del país, como el estado de México y el Distrito Federal.

Ahora hay que ganar las elecciones de 2009 y 2012, para lo cual es necesario ensanchar la movilización que logró López Obrador, consolidar la unidad del FAP y superar el clientelismo político y los grupos de interés que prevalecen en algunos estados.

También resaltó que los gobiernos emanados del FAP deben tener un buen desempeño, pues si fracasan arrastrarán al movimiento hacia abajo. Un desafío más es lograr una reforma del Estado que cambie las condiciones de la competencia electoral e integrar un proyecto económico desarrollista.

Agustín Basave y Alejandro Chanona, de Convergencia, coincidieron en que el principal reto del FAP será conservar su unidad. De igual manera, señaló el primero, es necesario lograr su institucionalización, sobre todo porque enfrenta diversas amenazas, y dejó en claro que no hay transición ni unidad sin generosidad de todos los actores.

En este punto, Alejandro Encinas mencionó que se requiere consolidar el FAP como un referente de las izquierdas que tiene derecho a ser mayoría.

Durante la reunión, organizada por la Fundación Friedrich Ebert, también estuvo presente Raquel Sosa, integrante del "gobierno legítimo", quien refirió que la izquierda mexicana enfrenta una derecha "fascistoide" que gobierna con instrumentos de fuerza.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.