Usted está aquí: Inicio Estados Hallada en Matamoros, bebita presuntamente raptada en Dallas

Su madre, desaparecida desde el 24 de febrero; las pesquisas en EU apuntan a su esposo

Hallada en Matamoros, bebita presuntamente raptada en Dallas

Supuestos familiares de la pequeña viajan desde Hidalgo para exigir la custodia al DIF local

JULIA ANTONIA LE DUC CORRESPONSAL

Ampliar la imagen La niña Daphne Destiny Morales permanece en la Casa Hogar del DIF de Matamoros Foto: Julia Le Duc

Matamoros, Tamps., 17 de marzo. Una menor de ocho meses, que aparentemente fue raptada junto con su madre, la mexicana Norma Morales, en Dallas, Texas, apareció abandonada en una calle de Matamoros, Tamaulipas, y quedó bajo cuidado del Sistema Municipal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

La desaparición de Daphne Destiny Morales y su madre es investigada por la policía de Dallas. Las pesquisas apuntan al padre, el nicaragüense Yarvin Dávila Gallardo, quien pudo haberlas raptado, le hizo algo a su pareja y después cruzó la frontera para abandonar a la niña en la colonia Sección 16.

Gloria Licona Medel, quien dice ser abuela de la bebita, viajó con su esposo, hija y dos parientes más desde Hidalgo, donde reside, para reclamar la custodia de Didi, como la llaman, pero aun cuando la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (PDMF) convocó a los familiares a identificarla, el centro asistencial le niega ver a su nieta, denuncia.

Javier Adame Cavazos, titular de la PDMF de Matamoros, explicó que se debe tener certeza de que quienes reclaman a la niña son efectivamente sus familiares, pues se necesita cotejar el examen de ADN que le practicaron a la menor en Matamoros, con las pruebas con que cuentan en Dallas, Texas, lo que llevará al menos 15 días.

Cecilia Herrera Elizondo, cónsul de Estados Unidos en Matamoros, precisó que la representación diplomática "no puede permitir que esta pequeñita, quien es ciudadana estadunidense, siga encerrada en la casa hogar del DIF; si ya la están identificando lo importante es que salga, para eso el consulado tiene que recopilar toda la información, tanto en Dallas como en Matamoros, para ver qué se puede hacer".

De acuerdo con el portal de Internet www.missingkids.com, del Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados de Estados Unidos, la niña tiene ocho meses, desapareció el 24 de febrero de 2007 junto a su madre, una migrante indocumentada que trabajaba en una empresa de ventiladores, según el caso número NCMC1065769.

Hace algunos días, en su humilde vivienda de Omitlán, poblado próximo a Pachuca, Hidalgo, la familia Morales sintió alegría cuando vieron en la televisión a la pequeña, de profundos ojos negros, boletinada como abandonada en la frontera mexicana.

"Mi mamá dijo: 'mira, es Didi', entonces nos comunicamos al DIF de Matamoros, donde nos pidieron venir para identificarla."

Para la familia la falta de recursos es otro problema. Llegar hasta aquí no fue fácil. Gloria, su esposo Luis Nicolás, la hija de ambos, Angélica, y dos tíos más, viajaron apretujados en la vieja Chevrolet que consumió 2 mil pesos de gasolina para que, al cabo de 13 horas de camino, llegaran a esta ciudad hace dos días.

Al reclamar a la menor, las autoridades les dijeron que deberán permanecer 15 días más en esta localidad fronteriza con el propósito de realizar los trámites para obtener la custodia de la pequeña, que aun siendo ciudadana estadunidense, no puede regresar a Dallas debido a que no tiene otro familiar en aquel lugar, salvo su madre, que está desaparecida.

"Lo malo es que ahora ni siquiera nos dejan verla, nada más nos entregaron una fotografía (bajada de Internet) y comentaron que podían hacer unos exámenes de ADN, pero la bióloga dijo 'mejor no', porque debido a que la sangre es de la abuela, y no del padre o la madre, la prueba iba a salir mal", comentó la tía de Didi.

"Pedimos que la mostraran a través de un cristal y tampoco quisieron, que nos tenemos que esperar 15 días a que lleguen unas muestras de Estados Unidos para ver si se trata de la misma persona, cuando no hay nada más que ver las fotos para advertir que la niña que tienen ahí encerrada es mi nieta", dijo la abuela.

Angélica Morales Licona, hermana de Norma, tía de Didi, aprieta a su pecho las fotografías de la pequeña nacida el 6 de julio de 2006 y refiere que las circunstancias en que desaparecieron las dos mujeres el 24 de febrero son muy complejas.

"Los detectives (de Estados Unidos) están investigando, pero hay testimonio de las amigas de mi hermana de que mi cuñado -de quien ya estaba separado porque no quería reconocer la paternidad de Didi- la citó esa noche; ella llegó al departamento (del marido) con la bebé y luego nadie las volvió a ver".

Hospedados en un hotel de la vieja zona de tolerancia, donde pagan 300 pesos por una habitación, los cinco parientes de la menor ven cómo se les acaban los ahorros. "En todo caso los que se quedan son mis papás, nosotros nos regresamos a trabajar a Hidalgo para mandarles dinero, porque mi mamá ya dijo que sin Daphne no se va de Matamoros", finaliza Angélica.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.