Usted está aquí: Inicio Capital Legal en 72 países, la interrupción del embarazo: estudio de Ipas de México

Demanda GIRE a Felipe Calderón manifestarse en favor de la vida de las mujeres

Legal en 72 países, la interrupción del embarazo: estudio de Ipas de México

Cada 45 días mueren ocho personas, la mayoría jóvenes, por legrados mal realizados

Angeles Cruz, Juan Balboa, Víctor Ballinas, Roberto Garduño y Enrique Méndez

La interrupción legal del embarazo está permitida en 72 países, donde se realiza prácticamente sin restricciones y dentro de las primeras 12 semanas de gestación, aunque también se puede realizar en periodos posteriores por otras razones. Sólo en 18 naciones están previstas las razones sociales como causales de aborto, señala un análisis de la organización civil Ipas de México.

Al continuar ayer el debate en torno a la iniciativa de reforma al Código Penal que se discute en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para agregar una causal más para la no punibilidad del aborto, el documento de Ipas, agrupación que promueve el respeto a los derechos reproductivos de las mujeres, da cuenta de que varios de los países europeos, de Asia y Africa garantizan el acceso de su población femenina a servicios médicos seguros y de calidad, cuando han decidido interrumpir su embarazo.

De la lista destacan naciones como Turquía, Italia y China, así como la Federación Rusa y Japón, entre otras.

Por su parte, la directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), María Luisa Sánchez, destacó que cada 45 días mueren en México ocho mujeres por abortos mal practicados, es decir un deceso cada 9 días en promedio. La mayoría, abundó, son mujeres pobres y jóvenes.

Tan sólo en el Distrito Federal, los legrados constituyen la tercera causa de morbilidad materna. Por ello, señaló la activista, el presidente Felipe Calderón debería manifestarse a favor de la vida de las mujeres. "Sabemos que hay esfuerzos, y éstos pueden ser múltiples pero faltan acciones más concretas para defender la salud de las mujeres".

Una de esas acciones, señaló la directora de GIRE, es precisamente "evitar que las mujeres tengan que continuar con un embarazo que ellas no desean, con todas las dificultades que les causa en su vida profesional y personal".

Sobre el tema, el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, estableció el límite entre la postura del gobierno federal en torno al aborto y de las posiciones que impulsan su aplicación legal en México: "Estamos nosotros por la vida, no por el aborto. Este es un gobierno panista que no deja sus puntos de partida. ¡Imagínense nada más si porque se llega a un gobierno se olvidan los principios. No sería lo correcto!".

Tras comparecer ante las comisiones unidas de Gobernación y de Radio, Televisión y Cinematografía, el funcionario federal dijo que habrá que esperar "a ver cómo se da la discusión y el diálogo entre todas las corrientes partidistas en el Distrito Federal".

Al respecto, miembros de la Conferencia del Episcopado Mexicano calificaron de discriminatoria la iniciativa de ley que propone aumentar la lista de causales legales del aborto en la ciudad de México, pero fueron más allá al asegurar que la nueva ley da "licencia para matar" a inocentes. Por ello, dijeron, es necesario que los católicos mexicanos defiendan la vida con todos los medios a su alcance.

La jerarquía de la Iglesia católica recordó que en una sociedad democrática "es oportuno y necesario dialogar con todos los grupos" de la sociedad antes de tomar decisiones fundamentales.

La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), la Barra Nacional de Abogados Cristianos (BNAC) y la Sociedad Bíblica de México AC reiteraron su apoyo a esta postura religiosa, porque, explicaron, los cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes tienen derecho a señalar "el crimen abominable del aborto" y a orientar a sus fieles a no votar por los candidatos que estén a favor de la interrupción del embarazo.

Guillermo Bustamante, presidente de la UNPF, aseguró que una centena de organizaciones católicas participarán en las marchas del jueves (de la Catedral Metropolitana a la ALDF) y domingo (de la glorieta de Peralvillo a la Basílica de Guadalupe). Alfonso Farrera, de la Barra Nacional de Abogados Cristianos, afirmó que no existe situación en la que se pueda permitir el asesinato bajo ninguna circunstancia.

También el arzobispo Athenagoras, representante de la Iglesia ortodoxa en México; el padre Vincent de la Iglesia anglicana; el presidente del Comité de Enlace de Iglesias Cristianas Independientes, Eduardo Rangel Hernández, y el vocero de la Arquidiócesis Primada de México, Hugo Valdemar, se manifestaron por la defensa de la vida.

En la Cámara de Diputados, el coordinador del grupo parlamentario del PRI, Emilio Gamboa Patrón, replicó a los señalamientos del presidente Calderón sobre el aborto. Dijo que "está en su derecho, es el jefe de las instituciones, pero quien va a mandar ahí es la Asamblea Legislativa, ahí los votos valen igual que aquí en la Cámara de Diputados y en el Senado, la política se lleva con aritmética, porque los votos valen lo mismo y gana el que tenga mayoría".

Por parte de los diputados del PRD, Alfonso Suárez del Real dijo que "se trata de reconocer el derecho que cada mujer tiene para decidir de manera libre sobre su cuerpo y establecer que el derecho a la salud de las mujeres entraña el derecho a acceder a los servicios médicos de calidad, de manera gratuita y eficiente, sin discriminación de ningún tipo a efecto de salvaguardar su integridad física".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.