Usted está aquí: Inicio Política Aplicar justicia honesta y confiable, demanda de Calderón a procuradores

Promete trabajar hombro con hombro con ellos; ninguna concesión al delito, pide

Aplicar justicia honesta y confiable, demanda de Calderón a procuradores

Defendió la iniciativa de reformas que sobre esta materia envió al Congreso

CLAUDIA HERRERA, GUSTAVO CASTILLO ENVIADOS

Ampliar la imagen El presidente Felipe Calderón, en la clausura de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia efectuada en San Luis Potosí Foto: Notimex/Alfredo Guerrero

San Luis Potosí, SLP, 30 de marzo. El presidente Felipe Calderón llamó a los procuradores de los estados a coordinarse con el gobierno federal, a depurar constantemente a su personal y a no dar ninguna concesión a los criminales que se han beneficiado de la ineficacia de las instituciones, la corrupción y la complicidad.

En la clausura de la 18 Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, donde fue recibido con un largo aplauso, defendió también el polémico paquete de reformas en materia de procuración de justicia que propuso al Congreso de la Unión, pues argumentó que da "nuevas y mejores armas" al Estado en su lucha contra la delincuencia.

Antes, al poner en marcha el entronque Periférico II, presumió que la calificadora de riesgo Fitch Ratings subió la posición del país debido a la aprobación, hace dos días, de la reforma a la Ley del ISSSTE, y al "manejo responsable" que se ha hecho de las finanzas públicas.

Protegido por un fuerte dispositivo de seguridad, Calderón asistió al cierre de los trabajos de los procuradores, a quienes les prometió actuar "hombro con hombro" con ellos y con las autoridades municipales para terminar con la inseguridad. "Sé que actuar solos y por separado es muy difícil, por eso debemos actuar todos, en conjunto y con todo", expuso.

Les pidió comprometerse en que haya una procuración de justicia honesta y confiable y a trabajar "en corresponsabilidad" para establecer reglas claras y transparentes para alcanzar acuerdos sólidos entre los tres órdenes de gobierno.

Ante los cuestionamientos sobre su iniciativa de reformas, argumentó que sus principales objetivos son dotar de mayor autonomía a los agentes del Ministerio Público, establecer criterios uniformes sobre el ingreso, selección y profesionalización de las policías, así como fijar reglas claras para su remoción y sanción. Señaló que los cambios que propone son además para establecer garantías a las víctimas del delito y lograr la unificación de la legislación procesal en materia penal.

Reconoció que ha causado "inquietud" el establecimiento de los juicios orales, pero dijo que no declinará en este compromiso y por eso se instaló un consejo para su aplicación, con la participación de gobiernos locales, juristas, impartidores de justicia y especialistas.

De acuerdo con el jefe del Ejecutivo, los cambios impulsados son para que las instituciones y las leyes no queden rebasadas por el fenómeno delictivo; "no podemos dejarle el país a los criminales".

Mimetizado con el discurso del presidente, el gobernador panista y anfitrión Marcelo de los Santos habló en favor de las reformas impulsadas por el Ejecutivo e hizo suyas frases enteras del mandatario, como su apuesta por el "México limpio, el México fuerte, un México seguro donde todos vivamos mejor".

Quejosos contra el "fraude electoral"

De la ciudad de México el mandatario salió con 40 minutos de retraso hacia San Luis Potosí, debido a que sostuvo una reunión privada en Los Pinos, de la que no se dio información.

Por segunda vez, el potosino lo recibió con una especie de mitin y para ello fueron congregados al pie de una nueva vialidad en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez cientos de habitantes de colonias populares y de estudiantes de preparatoria y secundaria que gritaban entusiasmados por la presencia del Presidente. Aunque el gobierno se esmeró, numerosas sillas vacías quedaron vacías.

A pesar de las medidas de seguridad, que incluyeron las consabidas vallas metálicas y arcos detectores de metales, al lugar se filtraron unas seis personas que al inicio del acto gritaron: "Pelele" y "fraude electoral".

En este ambiente, el michoacano se mostró satisfecho con la opinión positiva que Fitch Ratings, una de las tres calificadoras más importantes del mundo, dio de México y dijo que es una muestra de que el país es visto como una economía más sólida, que genera certidumbre y confianza para los inversionistas.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.