Usted está aquí: Inicio Espectáculos México lleva la Cristiada a la pasarela de Miss Universo

El certamen se realizará en el Distrito Federal y Cancún; cancelan Oaxaca

México lleva la Cristiada a la pasarela de Miss Universo

"Nos guste o no" es parte de lo que somos, define la diseñadora María del Rayo Macías

TANIA MOLINA RAMIREZ

Ampliar la imagen Rosa María Ojeda porta el traje típico con el tema de la Cristiada Foto: Imagen tomada de Internet de la página oficial de Nuestra Belleza México

México será sede del certamen Miss Universo 2007, en mayo próximo, y el traje típico que portará Nuestra Belleza México 2006, la sinaloense Rosa María Ojeda, será uno que alude a la guerra cristera.

Se había anunciado que las ciudades participantes serían la ciudad de México, Cancún y Oaxaca (en específico, Monte Albán). Sin embargo, hace unos días se anunció que esta última locación, donde se llevaría a cabo, precisamente, la sección de trajes típicos, fue cancelada, por no existir condiciones para realizar el acto.

La diseñadora del atuendo, María del Rayo Macías Díaz, contó en entrevista con este diario que ha recibido comentarios por el estilo de: "ganó porque hay apertura para lo religioso" o "en otro momento difícilmente podría haber ganado".

A ella nunca le cruzó por la mente aprovecharse de la coyuntura, aseguró. Más bien, quiso hacer este diseño sobre todo porque "tenemos que aceptarnos. Somos descendientes de cristeros. Nos guste o no, es parte de lo que somos".

María del Rayo es arquitecta y vive en Encarnación de Díaz, Jalisco. Desde hace cinco años ha diseñado el traje de Señorita Encarnación y el año pasado no sabía sobre qué tema hacerlo. "En esta región, en Los Altos de Jalisco, la gente sigue siendo muy religiosa; está muy presente la Cristiada, es un tema de plática muy común".

La arquitecta opinó que la mayoría de la gente sabe poco acerca de esta época. Ella incluida: "Antes no lo entendía. Se me hacía algo fanático". Buscó información en el Centro de Estudios Cristeros y "me apasionó el tema".

"No me estoy poniendo de un lado -aclaró-, estoy manifestando un hecho."

Eso sí, cree que si hubiera vivido en aquella época hubiera sido cristera: "Como mujer, como se vivía la religión, definitivamente. En ese tiempo toda la vida giraba alrededor de la Iglesia.

"Tanto que se hizo en la época de la Conquista y luego nos lo quieren quitar. Se me hace una respuesta lógica", siguió.

En su familia hubo cristeros, sin embargo, la diseñadora se cuida, es cautelosa en sus comentarios. Deja claro que si bien está orgullosa de algunos cristeros, "de otros no"; y que no busca exaltar aquella época.

Quizá difiere un poco con la intención externada por los organizadores del concurso Trajes típicos 2006, que se celebró el 30 de agosto de 2006, en Tampico, Tamaulipas: "Los diseños representan orgullosamente a los mexicanos" (www.esmas.com/nuestrabelleza/trajes).

En la página electrónica de Nuestra Belleza, el atuendo es descrito de la siguiente manera: "Representa a la mujer cristera, pieza fundamental en el conflicto armado que se desarrollo entre 1929 y 1942 en nuestro país y que tuvo importantes repercusiones: La Cristiada, donde grupos de católicos se sublevaron contra el gobierno al grito de ¡viva Cristo Rey y la Virgen de Guadalupe!"

Uno de los requisitos que deben cubrir los trajes concursantes es "representar la historia, cultura, idiosincracia y tradiciones de nuestro país".

Treinta trajes típicos fueron evaluados por el jurado, integrado, entre otros, por los diseñadores Gerardo Dragonetti y Héctor Terrones; la ex Miss Universo Alicia Machado; y los actores Natalia Esperón, Odín Dupeyrón, Marco Méndez y Arturo Carmona.

La mujer cristera le ganó, por ejemplo, a la campesina, que quedó en tercer lugar; al santuario monarca (cuarto); al quinto sol (quinto) y al tesoro mexicano (segundo). Este último está hecho a mano, con hojas y granos de maíz, y oro y plata, "un tributo a la tierra y el agua que respaldan el cultivo del maíz".

Escapularios y milagritos

El vestido ganador está confeccionado en manta y muestra imágenes pintadas a mano: batallas; cristeros colgados de postes telegráficos; fusilados, como el padre Pablo García; mujeres en misas clandestinas; un templo donde varios cristeros fueron fusilados, y, por supuesto, la Virgen de Guadalupe. "Nunca me imaginé que llegara a escala nacional, hubiera incluido imágenes (de la guerra cristera) que representaran a otras regiones", comentó María del Rayo. El atuendo también incluye carrilleras, rosarios, escapularios y milagritos.

El proceso de creación (desde la investigación hasta la confección, que corrió a cargo de la jalisciense Angélica Ortiz) se realizó en sólo una semana.

Del Rayo contó que por esas fechas se encontró en su casa, por accidente, un distintivo que llevaban las integrantes de una organización de mujeres católicas. Lo portó su abuela. Ahora, 80 años más tarde, en momentos de "apertura" religiosa, lo portará la joven mexicana supuestamente más bella, que representará a nuestro país en el certamen de Miss Universo 2007, el cual pertenece a Miss Universe Organization, del cual, por cierto, es dueño NBC Universal y el multimillonario empresario Donald Trump.

Esta será la cuarta ocasión en la que México es sede del certamen. Las anteriores fueron en 1978 (Acapulco), 1989 (Cancún) y 1993 (ciudad de México).

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.