Usted está aquí: Inicio Cultura La megabiblioteca, elefante blanco que sólo sirvió para desviar recursos: Frente Amplio

Se destinaron ilegalmente $418 millones del presupuesto a un fideicomiso: diputado

La megabiblioteca, elefante blanco que sólo sirvió para desviar recursos: Frente Amplio

ALMA E. MUÑOZ

Ampliar la imagen La ballena que navega en la megabiblioteca, trabajo que le fue encargado al artista visual Gabriel Orozco Foto: Cristina Rodríguez

Para el Frente Amplio Progresista (FAP), la construcción de la megabiblioteca José Vasconcelos fue para el gobierno de Vicente Fox un "elefante blanco que sólo representó presión de gasto en el subsector cultura y la desviación de recursos de las instituciones federales al funcionamiento de una obra que irresponsablemente se dejó a media construcción".

A las inconsistencias de la cuenta pública 2005, dadas a conocer por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el diputado José Alfonso Suárez del Real incluyó irregularidades detectadas un año atrás, cuando se creó un fideicomiso por 418 millones de pesos, con un depósito de Nacional Financiera (Nafinsa) a título de Biblioteca de México José Vasconcelos.

También, que se ejercieron 418 millones etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2004 al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CNCA), pese a que la Ley de Obras Públicas y Servicios prohíbe a las dependencias crear fideicomisos, otorgar mandatos o celebrar actos o cualquier otro tipo de contratos que evadan lo previsto en dicho ordenamiento.

Destacó asimismo, en un análisis al respecto, que en 2006 el Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas (CAPFCE), una de las instancias involucradas en la construcción del recinto ubicado en Buenavista, tuvo un presupuesto original de 806.1 millones de pesos, mismo que de manera "irregular" después alcanzó los mil 553.7 millones y que para el presente ejercicio la partida se redujo a 126 millones .

"Si la diferencia entre esta cantidad contra los mil 553 millones del presupuesto del año pasado no representa un gasto irresponsable, fuera de toda medida, entonces no ofrece materia para la fiscalización del destino de más de mil 300 millones en un solo año", advirtió.

En su balance, el legislador del FAP realizó cuestionamientos acerca de la definición misma del proyecto y que éste se impulsara ignorando la labor hecha por casi 130 años, en Biblioteca Nacional, que fue puesta en operación el 14 de septiembre de 1857.

Sin embargo, es en materia de costos donde más énfasis puso. Recordó que para arrancar lo que después se ideó como "el cerebro electrónico de la red de bibliotecas del país", se ejercieron 99 millones de pesos etiquetados en el presupuesto de 2003, y después se creó el fideicomiso mencionado, además de que se incrementa -a 418 millones- la erogación de gasto público para costear el proyecto un año más tarde.

Y la tendencia se mantiene cuando en 2005 se le asignan al CAPFCE, por medio del PEF, otros 521 millones, "aun cuando esta partida se había eliminado por la Cámara de Diputados".

Adicionalmente, afirmó Suárez del Real, "el (entonces) director de Bibliotecas del CNCA Jorge Von Ziegler acepta en una reunión de trabajo con diputados, el 21 de febrero del presente año, que la institución ejerció 128 millones adicionales en el mismo año".

En tanto, en 2006, el presupuesto del CAPFCE etiqueta el gasto de la Biblioteca José Vasconcelos en dos partidas, una por 258 millones de pesos y otra más por 270 millones. La primera, para finalizar la construcción, y la segunda para el equipamiento.

Durante ese año, también aumenta el presupuesto para el comité de construcción de escuelas, de 806.1 millones a mil 553.7 millones de pesos "por diferentes ampliaciones", lo que resultó para el FAP en "un comportamiento irregular a todas luces".

Todo lo anterior derivó en el punto de acuerdo que el legislador puso a consideración del Congreso, la semana pasada, para investigar cómo se "impuso en el organigrama de gobierno la Biblioteca José Vasconcelos, cuando ni siquiera se hizo la planeación de gasto para 2007".

Recordó que adicionalmente a las irregularidades detectadas en 2005, también en 2004 hay "gran cantidad de anomalías", por lo cual pugna por que se realice una auditoría especial, tanto al CAPFCE como al CNCA, además de que se incluya el fideicomiso creado entre Nafinsa y la Biblioteca José Vasconcelos, "con la finalidad de saber de qué manera se ejercieron los 289 millones de pesos que éste manejó o de qué manera se entretuvo este dinero durante más de dos años".

Su propuesta incluye que la ASF investigue las transferencias a obras públicas y la adquisición de bienes muebles, así como una investigación a la Dirección de Control Presupuestario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la cual gestionó, junto con CNCA y CAPFCE, "recursos adicionales para la construcción y equipamiento de la Biblioteca José Vasconcelos".

De igual manera, señaló que es necesario que intervenga la Secretaría de la Función Pública para que lleve a cabo las indagatorias correspondientes y, en caso de comprobarse irregularidades que puedan ser constitutivas de delitos, se "proceda en consecuencia.

Para el diputado también es indispensable que se realice una revisión de situación excepcional al proyecto de construcción de la megabiblioteca, que obligaría a los contratistas participantes en la edificación a rendir cuentas de las cimentaciones, de la condición estructural de las edificaciones, así como un análisis de los posibles riesgos que corren los usuarios, entre otros puntos.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.