Usted está aquí: Inicio Economía México perdió el control de su sistema bancario; riesgo de crisis por contagio

Reconoce que el sistema financiero está altamente concentrado en el país

México perdió el control de su sistema bancario; riesgo de crisis por contagio

Las autoridades deben monitorear la relación entre activos invertidos y rentabilidad, dice

ROBERTO GONZALEZ AMADOR ENVIADO

Washington, dc 10 de abril. México perdió el control sobre la propiedad de su sistema bancario a un ritmo que superó al de otras naciones en desarrollo que han preservado el capital nacional en las instituciones de crédito, advirtió este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI). La extranjerización de la banca, alertó, entraña un riesgo de ''contagio'' de crisis por problemas en las matrices de las firmas financieras. El organismo planteó que las autoridades mexicanas deben fortalecer la regulación de la banca, y también sugirió la necesidad de establecer normas que estimulen una mayor competencia en un mercado, como el de préstamos y ahorro, que está altamente concentrado.

Al inicio de seis días de trabajos de la reunión de primavera, que de manera conjunta realiza con el Banco Mundial, el FMI difundió hoy un Reporte sobre la estabilidad financiera mundial, en el que dedica un capítulo a la globalización de las instituciones financieras y su implicación para la estabilidad financiera.

Allí se refiere al caso mexicano como un ejemplo señalado de extranjerización a un ritmo más acelerado que el de otros sistemas financieros en naciones en desarrollo, y .planteó la posibilidad de que las instituciones financieras que operan en México puedan verse afectadas ante una eventual crisis en la casa matriz de los bancos foráneos que operan en el país.

Los bancos extranjeros están expandiéndose internacionalmente al mismo tiempo. Y como se incrementa esta correlación, se reducen los beneficios de la diversificación, comentó Jaime Caruana, director del Departamento de Asuntos Monetarios y Mercados de Capitales del FMI, al hablar sobre el caso mexicano.

Caruana, ex gobernador del Banco de España y coordinador del reporte presentado hoy, abundó en el caso mexicano al señalar que las autoridades mexicanas deben ''monitorear'' la relación entre los activos invertidos y la rentabilidad que obtienen los bancos que operan en México.

El sistema financiero mexicano está altamente concentrado. En 2006, los 23 bancos que operan en el país obtuvieron ganancias por 66 mil 749 millones de pesos, unos 6 mil millones de dólares. De esa cantidad, 93 por ciento correspondió a las ganancias de seis firmas: BBVA Bancomer, Banamex, Santander, HSBC, Scotiabank y Banorte, sólo la última de ellas de capital mexicano, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Según datos oficiales, los bancos en México obtienen una utilidad anual equivalente a 17 por ciento el valor de sus activos.

Pide más competencia

-¿Debe haber un límite a la participación extranjera en la banca -se le preguntó a Caruana, respecto al caso de México.

-Eso no lo abordamos en el reporte. Hay ventajas de la globalización y retos. Pero es evidente que los países deben mejorar sus regulaciones y crear competencia.

En el reporte, el equipo del FMI se refiere a la rapidez con la que el capital extranjero se apoderó del sistema financiero mexicano, a diferencia de lo que ocurrió en otros países en desarrollo.

Según el informe del organismo, los bancos extranjeros detentan 75 por ciento de los activos totales del sistema bancario. Una capacidad de apropiación apenas comparable con lo ocurrido en las naciones del antiguo bloque comunista de Europa oriental, donde el capital foráneo se hizo con 77 por ciento del capital.

Sin embargo, dice, la tendencia en México ''no ha sido uniforme en un buen número'' de otros países en desarrollo, o ''mercados emergentes'', ''donde la penetración del capital extranjero ha permanecido estancada desde 1999''.

Caruana comentó que los bancos extranjeros han llevado mejores prácticas gerenciales, tecnología y diversificación de productos. Sin embargo, cuando se ve que todos están expandiéndose al mismo tiempo, los beneficios que un banco obtiene en lo particular con esa mayor actividad ''no son tan evidentes'' cuando se juzga al sistema en conjunto.

Riesgo de contagio

Cuando en un país hay presencia de fuertes bancos extranjeros sus sistemas se vuelven más resistentes a las crisis bancarias nacionales tradicionales, indica el informe. No obstante, los bancos de propiedad extranjera también pueden haberse vuelto canales a través de los cuales podrían acumularse otras vulnerabilidades, abunda.

''Los sistemas financieros con una presencia considerable de bancos extranjeros son más vulnerables a los choques del exterior que afectan a la casa matriz, por ejemplo. Esos choques, en algunos casos, pueden ser de mayor magnitud y más difíciles de resolver, o incluso de prever, para las autoridades locales''.

Para maximizar los beneficios de la globalización financiera, a la vez que se contienen los riesgos potenciales, las autoridades deben cerciorarse de que exista una supervisión eficazmente coordinada de las instituciones financieras internacionalizadas para coadyuvar a prevenir crisis. ''Necesitan establecer mecanismos internacionales de control y resolución de crisis, que sean suficientemente robustos como para manejar un choque grave y reducir al mínimo los efectos de contagio'', dice.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.