Usted está aquí: Inicio Ciencias Descifran genoma del mono rhesus, otro primo cercano del hombre

Su descubrimiento ayudará en la investigación sobre sida y cáncer, destaca estudio

Descifran genoma del mono rhesus, otro primo cercano del hombre

La comparación de la secuencia nos da una visión de la forma en que se separaron ambas especies

AFP

Ampliar la imagen Un ejemplar del macaco rhesus, cuyo mapa genético ayudará a combatir enfermedades humanas

Washington, 12 de abril. Un equipo internacional de investigadores logró desentrañar la secuencia del genoma del macaco rhesus, que muestra que el hombre comparte con este primo lejano 93 por ciento de los genes y permite comprender mejor en qué se diferencian los humanos de los otros primates, según un estudio divulgado el jueves.

El genoma del macaco, tercer primate cuya secuencia es decodificada, después del hombre y del chimpancé, abre un prometedor campo de investigación para hacer avanzar los conocimientos sobre enfermedades en los humanos, como el cáncer o el sida, subrayan los autores de estos trabajos, divulgados en la revista estadunidense Science del 13 de abril.

"El genoma del macaco rhesus ayuda a esclarecer lo que hace a los humanos diferentes de los otros primates", explicó Richard Gibbs, director del centro de secuencia del hombre en la Escuela de Medicina Baylor, en Texas y jefe del proyecto.

"La comparación de la secuencia del genoma del macaco con la del hombre y el chimpancé nos permite tener una visión sobre la historia y la evolución de estas especies y la manera en la cual se separaron a lo largo del tiempo", añadió el jefe del proyecto, en gran parte financiado por el Instituto Nacional de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y en el que participan más de 170 investigadores en el mundo.

"Esto revela los genes que jugaron un papel determinante en las diferencias entre las especies", subrayó el investigador.

La decodificación de la secuencia del genoma humano en 2001 comenzó a brindar numerosos indicios genéticos sobre la evolución del hombre, pero los investigadores sabían que una comparación con los genomas de otros primates cercanos serían mucho más fructíferas, indicó Richard Gibbs.

En 2005, la secuencia del genoma del chimpancé permitió a los científicos determinar que el hombre y ese primate, que se apartaron hace 6 millones de años, son 99 por ciento idénticos genéticamente.

"Antes de este estudio, los análisis genéticos comparativos se limitaban al hombre y al chimpancé, pero como son tan cercanos, ese ejercicio era menos interesante", estimó Adam Siepel, de la Universidad de Cornell (Nueva York), uno de los autores de la investigación.

"Las mayores diferencias en el genoma del macaco nos permiten detectar mejor cambios genéticos sutiles que se produjeron bajo la presión de la selección natural", añadió.

Al comparar los genes del macaco rhesus, un primo más alejado, del cual el hombre se separó hace 25 millones de años, los científicos pueden aprender más sobre los motivos y la manera en la que se produjeron estas modificaciones genéticas, subrayan los autores de estos trabajos.

Estos investigadores observaron que los genes en los genomas del ser humano y del chimpancé evolucionaron más rápidamente que en los otros primates.

También identificaron unos 200 genes que muestran signos de adaptación que podrían haber sido claves de las diferencias entre los primates. Se trata de genes que juegan un papel en la formación de los cabellos y en la respuesta inmunitaria.

La respuesta inmunitaria particular del macaco al sida del mono constituye el mejor modelo animal de investigación médica sobre este virus en el hombre, explicó a la Afp Carlos Bustamante, especialista en bioestadística en la Universidad Cornell y uno de los autores del estudio.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.