Usted está aquí: Inicio Espectáculos "¡Boletín, boletín... el cantante Pedro Infante falleció...!"

Hoy, miles le rendirán homenaje en el Panteón Jardín, donde yacen sus restos

"¡Boletín, boletín... el cantante Pedro Infante falleció...!"

A las 7:54 se estrelló el viejo avión de carga que copiloteaba procedente de Mérida, en 1957

Dicen que la noche anterior la pasó con amigos cantando "... la vida no vale nada"

ARTURO CRUZ BARCENAS

Ampliar la imagen Curiosos observan los restos del avión, matrícula XA-KUN, en el que murió el actor, el 15 de abril de hace 50 años Foto: Notimex

Ampliar la imagen Curiosos observan los restos del avión, matrícula XA-KUN, en el que murió el actor, el 15 de abril de hace 50 años Foto: Notimex

En un día como hoy, pero de 1957, murió Pedro Infante. A las 10 de la mañana de hace medio siglo, en las calles del Distrito Federal se voceaba: "¡Pedro Infante murió en un terrible accidente!". Era el único ídolo en esos días, puesto que Jorge Negrete ya había fallecido, pero de enfermedad. Se esperaba el final de la vida del Charro cantor "de un momento a otro". El deceso de Infante fue una sorpresa, tanta que dio lugar a frases que introdujeron la duda y alargaron el aire vital: "Pedro Infante había muerto".

"Tengo la sangre liviana"

Hace 50 años, El declamador de América, Manuel Bernal, se escuchó a través de la XEW, La Voz de la América Latina desde México: "Boletín, boletín... el cantante Pedro Infante falleció en un accidente de aviación...". Eran las 11:12 de aquel lunes 15 de abril de 1957. El pueblo mexicano perdía a su ídolo y el instinto se negaba a aceptar el hecho. Aún estaban frescos en la memoria las dos ocasiones en que el mazatleco criado en Guamúchil había salido vivo de dos percances aéreos.

Pero no. México comenzó su duelo e inició la leyenda del actor y cantante más popular que haya nacido en el país. "Tengo la sangre liviana", dijo alguna vez para tratar de explicar su carisma, su imán, su magnetismo. Su sentir se metió en el alma de sus paisanos con boleros, rancheras, valses o huapangos.

Amorcito corazón fue el tema que los mexicanos hicieron suyo para decirle a las mexicanas su amor, al oído, o para que los escuchen todos. Fue una canción perfecta para él, dice Manuel Esperón, autor de la música.

Pedro tenía una casa en Mérida, Yucatán, y piloteaba en avión a Cozumel, Chetumal y Belice. Se había casado con Irma Dorantes, su Ratoncito, como la llamaba. José Alfredo Jiménez, a solicitud del propio Pedro, le compuso una canción que decía "Ratoncito, mi Ratoncito...", pues así le decía a Irma. Al grabarla, le cambiaron a "Despacito, muy despacito se fue metiendo en mi corazón".

El fallo de la Suprema Corte de Justicia, el 9 de abril de 1957, en favor de María Luisa León, que la declaraba como la única y legítima esposa de Pedro, invalidaba el matrimonio con Dorantes. Esta urgió a Pedro para que regresara a tratar el asunto. Infante quiso tomar un vuelo al Distrito Federal, pero estaba lleno. Eso el 14 de abril. Decidió viajar el lunes 15 en una aeronave de carga de Transportes Aéreos Mexicanos (Tamsa). La noche del domingo la pasó con amigos y cantó, entre otras, Camino de Guanajuato, con su letra de "la vida no vale nada".

El trágico accidente

El avión era grande y despegó de la pista 10. El capitán Víctor Manuel Vidal anunció que estaban listos para despegar, Despegaron, pero la nave perdió sustentación a 20 metros de altura. Se averió uno de los motores. La caída fue rápida. Pedro oró. El aparato cayó sobre una casa situada en las calles 85 y 54. Murió Vidal, Pedro, que iba como copiloto, el mecánico Marciano Bautista y Ruth Rossel, quien estaba cerca del accidente y que fue alcanzada por el combustible. Eso ocurrió a las 7:54. La matrícula del avión era XA-KUN.

El avión era viejo y grande y sólo servía para viajes cortos. En 1955 tuvo fallas en un motor. Pedro medía 1.70 metros y su cuerpo quedó por las quemaduras en 88 centímetros. Fue llevado al Hospital Terán, donde se embalsamó. Se veló en Mérida. A las once de la mañana del martes 16 de abril, el féretro con los restos de Infante llegó al aeropuerto, donde ya lo esperaba una multitud. Fue llevado a Gayosso Sullivan. Ya eran las 12:00. El pueblo desfiló para darle el adiós. Según se consigna en notas periodísticas de El Universal y en el libro Si me creyeran... Soy Pedro Infante, de Leonardo Díaz, editado por Impremax. Después fue llevado al Panteón Jardín, en el cual hoy se espera una asistencia de miles.

La hora de Pedro Infante

Hoy, Radio Sinfonola-La Más Perrona (1410 de AM), que transmite el programa La hora de Pedro Infante desde hace 55 años, hará llegar su señal a toda la República Mexicana, Centro y Sudamérica, para informar del homenaje en vivo al ídolo desde el lugar donde yacen sus restos, el Panteón Jardín. La hora de Pedro Infante suma a la fecha más de 20 mil horas al aire. "Cuando comenzó el programa Pedro aún vivía y se contó con su presencia", expresó Gustavo Alvite, jefe de programación del grupo y locutor de la popular emisora desde hace 37 años.

Televisa programó para hoy la proyección de la famosa y dramática trilogía de Ismael Rodríguez: Nosotros los pobres, Ustedes los ricos y Pepe El Toro. El escritor y periodista Carlos Monsiváis dictó el viernes pasado una conferencia en el Museo Pedro Infante de Guamúchil, Sinaloa, donde nació el intérprete de Flor sin retoño. Ahí mismo, se presentará el libro El ídolo inmortal, con la asistencia de Ernesto Infante Quintanilla y sus hijos Pedro, Irma y Guadalupe.

Ayer, en Guamúchil, hubo un desfile de carros alegóricos. Hoy se oficiará una misa en su honor en la Basílica de Guadalupe y en la Catedral Metropolitana. El próximo martes se develará una estatua en Torreón, Coahuila. El 21 de abril, la Confederación Internacional de Motociclistas, Oficiales y Policías de Caminos enaltecerán su recuerdo en un acto que se realizará en el Deportivo Venustiano Carranza del Distrito Feceral.

Del 15 de junio al 2 de septiembre se le rendirá homenaje en el Museo de Cultura Popular de Toluca. Del 14 al 17 de junio, en el marco de la Expo Tequila 2007, se lanzará en Playa del Carmen, Quintana Roo, el tequila conmemorativo Pedro Infante.

Televisa realizará una serie biográfica sobre Infante, de la cual ya han sido descartados para encarnar al Torito Pablo Montero y Pedro Fernández. El privilegio recayó en Juan Angel Esparza, actor telenovelero. La actriz Sherlyn hará el papel de Lupita Torrentera y Chantal Andere la hará de Blanca Estela Pavón. De lo único bueno es que participará Evita Muñoz Chachita.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.