Usted está aquí: Inicio Capital Las críticas al aborto buscan desconocer un problema de salud pública: Assa Laurel

No habrá una ola de operaciones, dice la secretaría de Salud del "gobierno legítimo"

Las críticas al aborto buscan desconocer un problema de salud pública: Assa Laurel

CIRO PEREZ SILVA

Ampliar la imagen Assa Cristina Laurel, en imagen de archivo Foto: Guillermo Sologuren

Las expresiones de rechazo al aborto pretenden desconocer un problema de salud pública y darle un sesgo de debate político que no resuelve la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran mujeres de escasos recursos ante esta medida que debe entenderse como de última instancia, afirmó la secretaria de Salud del "gobierno legítimo", Assa Cristina Laurel.

Sostuvo que de acuerdo con las cifras proporcionadas por el Consejo Nacional de Población (Conapo), se practican en el país alrededor de cien mil interrupciones del embarazo clandestinas, aunque existen instituciones privadas que estiman esta práctica en el orden de los 500 mil, cifras que, sin embargo, no pueden comprobarse en razón de la forma en la que se llevan a cabo estas intervenciones.

En esos términos, añade, la despenalización del aborto significaría que las mujeres podrían tener una garantía respecto de que estas intervenciones que ya se practican, cuenten con las condiciones de higiene satisfactorias y la participación de personal capacitado para dicho proceso quirúrgico.

Assa Cristina Laurel apunta, además, que el aborto antes de las 12 semanas de gestación, es una intervención prácticamente sin riesgo cuando se lleva a cabo en las condiciones de higiene y con personal calificado, por lo que, insistió, la despenalización que plantea el PRD en la Asamblea Legislativa, que una serie de intervenciones que se hacen sin control alguno, puedan contar con mejores condiciones.

"Creo que es importante señalar que el aborto no le gusta a ninguna mujer, se trata pues, de una medida de última instancia, y considero que en paralelo lo que se debe decir con claridad, es que se requiere fortalecer mucho más la información sobre anticoncepción, sobre educación sexual y ampliación de derechos de los seres humanos, ya que este tema no afecta sólo a las mujeres, aunque es muy desafortunada esta combinación, por una parte estar en contra de la suspensión del embarazo y simultáneamente estar en contra de la anticoncepción", destacó la funcionaria.

Otro tema importante a tomar en cuenta en este debate, añadió, es el hecho de que la mayor parte de los abortos que se contabilizan son espontáneos, lo que, dijo, es relativamente común, y agregó que en el caso de los hospitales del Distrito Federal, se atendieron siete mil 500 casos en estas condiciones, "no de abortos provocados, sino de abortos espontáneos", subrayó.

"Entonces lo que puedo decir, por la experiencia que se tuvo en el gobierno del Distrito Federal, es que con la despenalización del aborto no se va a generar una situación en la que vamos a tener miles y miles de mujeres que abortan, no va a ser el caso. No lo fue en el caso de la llamada Ley Robles, pues luego de que se resolvió a favor la controversia constitucional, no se hicieron más de 70 intervenciones de suspensión del embarazo", dijo.

Casi todos los casos, destacó, fueron por violación "y en condiciones muy dramáticas". La mayoría de las mujeres eran menores de edad, y en situaciones sociales y económicas muy malas.

Agregó, que el problema, desde el punto de vista de la salud, es que en los abortos clandestinos, quienes sufren los efectos más negativos son las mujeres en condiciones sociales precarias, "porque otro grupo tiene acceso a una intervención con personal calificado".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.