Usted está aquí: Inicio Ciencias De la experiencia en el espacio nace la idea de nueva tecnología de visión

El ex astronauta Jean-Loup Chrétien apuesta por aplicaciones de seguridad

De la experiencia en el espacio nace la idea de nueva tecnología de visión

Solución al problema por el contraste entre oscuridad y luces potentes

TANIA MOLINA RAMIREZ

Ampliar la imagen Jean-Loup Chrétien durante la conferencia de prensa en la ciudad de México Jean-Loup Chrétien durante la conferencia de prensa en la ciudad de México Foto: Carlos Cisneros

Es de noche y un coche con las luces encendidas viene de frente hacia nosotros. En un lugar oscuro, un individuo nos lanza a la cara una potente luz. Un soldador trabaja bajo el reflejo de chispas. En una nave espacial, el sol da de frente. Estas son algunas de las situaciones en las cuales el contraste entre un entorno oscuro y una o varias fuentes de luz potente impiden ver con claridad.

El astronauta jubilado e ingeniero Jean-Loup Chrétien comercializará a través de la compañía Tietronix Optics, a partir de septiembre u octubre próximos, una tecnología que permite ver en estas circunstancias. En conferencia de prensa dio a conocer que se asoció con el empresario mexicano Julio César Leal para su comercialización en nuestro país.

¿Cómo funciona esta tecnología? La pupila se abre o cierra dependiendo de la cantidad de luz que reciba. Cuando el entorno es oscuro, pero se tiene el sol de frente, la pupila se cierra, lo cual impide ver. Para estos casos construyeron una especie de filtro, de rejilla, que consiste en cientos de miles de pequeñas ventanas, como si cada una de éstas fuese un pixel, explicó Chrétien. Es como si en vez de tener una ventana, se tuviesen 500 mil ventanas independientes, lo cual permite mantener la visión de las áreas oscuras y bloquear las fuentes deslumbrantes.

Chrétien fue el primer europeo en realizar una caminata espacial y fue miembro de la NASA. Lo distinguieron como Héroe de la Unión Soviética y recibió la medalla de Aeronáutica de Francia.

Tras un accidente en 2000, se ha enfocado a actividades empresariales.

La idea de la tecnología de Tietronix Optics (en parte financiado por la Unión Europea y con oficinas en Francia y Estados Unidos) provino de estar en el espacio, con la enceguecedora luz del sol de frente, comentó el francés.

Si bien puede tener una amplia variedad de usos, destacan los del área de la seguridad (para tanques de guerra, aviones, retenes, hasta cámaras de vigilancia en casa particulares). Durante la conferencia de prensa se llevó a cabo una proyección en la que se presentó la "simulación de una acción terrorista", y el empresario francés comentó que hoy ese era un rubro "muy, muy importante".

Como dijo Julio César Leal: "El mercado es muy grande, todos queremos estar protegidos".

Por otro lado, a la policía, por ejemplo, le permitiría leer las placas de un coche sin ser deslumbrados por sus faroles. Y, en un futuro, el empresario francés dijo que podría usarse en el parabrisas de vehículos.

Actualmente, la tecnología que ya está lista para salir al mercado el próximo otoño, es de las cámaras de vigilancia, que funcionan como si hubiese una cámara por pixel. Cada una cuesta mil 600 dólares.

Tietronix Optics, compañía montada en 2002, está en pláticas con el Ministerio del Interior francés (para aplicaciones sobre todo relacionadas a asuntos de seguridad). Por otro lado, un amigo de Chrétien llevó una cámara a Medio Oriente para ser usada en un retén civil. Este mismo amigo fue quien le presentó a Julio César Leal.

En México, los empresarios han platicado con gente en la industria metalúrgica, de un banco y del gobierno de Morelos. Este último estaría interesado en capacitar a científicos con esta tecnología. "Si vemos que la respuesta mexicana es fuerte, pensaríamos en producirlo aquí", dijo a este diario Leal.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.