Usted está aquí: Inicio Cultura El represivo mercado español es el filtro de las letras de AL en Europa

Erich Hackl participa en la mesa redonda Escribir entre dos culturas, en Casa del Lago

El represivo mercado español es el filtro de las letras de AL en Europa

Se trata de un escollo completamente injusto, indica el escritor austriaco a La Jornada

El también traductor y guionista critica la labor efectuada por el FCE en España

MONICA MATEOS-VEGA

Ampliar la imagen ''Antes la literatura no era un factor comercial, ni cuando ocurrió el boom latinoamericano'', dijo Erich Hackl, anteayer, en entrevista ''Antes la literatura no era un factor comercial, ni cuando ocurrió el boom latinoamericano'', dijo Erich Hackl, anteayer, en entrevista Foto: José Antonio López

La difusión de la literatura latinoamericana en Europa, en mercados no hispanoparlantes, enfrenta un grave problema: las obras deben pasar antes por el ''represivo" mercado español, se trata de un filtro ''completamente injusto".

Así lo considera el escritor, periodista y crítico literario austriaco Erich Hackl (Steyr, Alta Austria, 1954), reconocido en el medio cultural germano como autor de novelas y guiones de cine que dan voz a los olvidados y desprotegidos.

También por sus traducciones de literatura iberoamericana, como las obras de Eduardo Ga-leano y Humberto Ak'abal, y por los perfiles que ha publicado de Gabriel García Márquez y Fidel Castro, entre otros.

Roberto Bolaño, una excepción

De visita en el país para participar en la mesa redonda Escribir entre dos culturas, que se realiza como parte de las actividades del convenio cultural entre Austria y México, el autor de obras como Sara y Simón (acerca de los desaparecidos por la dictadura Argentina), añade que, con muy pocas excepciones, sólo los autores que publican primero en España pasan al resto del mundo.

''Pero claro, ahí está el ejemplo de Roberto Bolaño, quien llegó a triunfar a pesar de que su forma de hacer literatura tenía poco que ver con la estética predominante de novelar, como les gusta a los que tienen el poder comercial en España. Para ellos todo es novela y más novela, y ese realismo tan plano.

''Hay otros ejemplos, muy pocos, de autores latinoamericanos que han logrado llegar a otros públicos sin tener que pasar por España, pero los editores de países no hispanohablantes buscan el consejo o la oferta de sus colegas españoles, y eso es lo malo."

Hackl, quien ha recibido varios premios como el de Literatura de Solothurn (2002), el de la Ciudad de Viena para Publicidad y Literatura (2003), y el de Honor de la Industria Editorial Austriaca para la Tolerancia en el Pensamiento y en la Acción (2004), añade que en años anteriores no llegaba a España gran parte de la literatura de autores de América Latina.

''Sin embargo, ésta sí llegaba a Alemania y a Suiza en traducciones, sin pasar por España. Había fanáticos de la literatura y de países como México o Colombia que de manera directa buscaban las obras y las hacían editar. Ahora son muy pocas y pequeñas las editoriales (como Punto Rojo, de Zurich) que siguen haciendo esto.

''También han desaparecido las antologías, ya no se hacen, cuando fueron muy importantes para dar a conocer la literatura de América Latina. El argumento es que no venden, lo mismo que no venden los cuentos. Esto me molesta muchísimo.

''Cada vez que voy a España veo que surgen nuevas editoriales, pero es imposible pensar que una pequeña editorial argentina se ha establecido en Madrid. En teoría, en esa ciudad se encuentra el Fondo de Cultura Económica (FCE), de México, pero creo que no realiza un buen trabajo porque no se sabe lo que hace."

La vida literaria como espectáculo

Erich Hackl critica el hecho de que los libros que publican emporios como el Grupo Santillana en un país latinoamericano, finalmente no son distribuidos en otro o en la propia España.

También considera que es mentira que los premios literarios que las grandes editoriales organizan sean un vehículo para que la literatura latinoamericana sea conocida en España.

''No es verdad. Se está premiando a autores que ya son conocidos en ese país. Sería más interesante publicar y reconocer a autores que no han sido editados antes en Europa.

''Esos premios sólo sirven para convertir la vida literaria en un espectáculo. Esta tendencia hacia el espectáculo es universal, mucho más expresada en España que en los países germanoparlantes, pero que en la literatura estropea todo. No hay debate ni crítica.

''Los autores no están acostumbrados a las lecturas, al análisis; hacen mesas redondas donde se presentan como actores, cuentan cosas para que el público se ría, y lo hacen entre amigos, pero no hay polémica.

''España y muchos países latinoamericanos, quizá por su historia, le tienen mucho temor al conflicto. Pero no se trata de enfadarse, sino de explicar, en el momento, si uno está de acuerdo o no con el texto, de analizarlo, no de recibirlos de esa forma rutinaria."

El también filólogo y catedrático universitario explica que ''antes la literatura no era un factor comercial, ni cuando fue el boom latinoamericano. Es cierto que se vendía mucho, pero se trataba del descubrimiento de toda una generación con muchas capacidades.

''Lo que entonces vendió García Márquez no se puede comparar con lo que hoy vende Isabel Allende, Laura Esquivel, Angeles Mastretta o todos esos autores de literatura light, que antes existían pero se diferenciaba bien de la otra, de la que vale la pena. Hoy todo está mezclado."

La mesa redonda Escribir entre dos culturas se realizará hoy a las 19 horas en la Casa del Lago (bosque de Chapultepec).

En el diálogo se tocarán diversos temas, como la influencia y el enriquecimiento mutuos de ambas culturas y literaturas (México y Austria), la experiencia del exilio en México y la crónica como género literario ''impuro". Participan Juan Villoro, Bruno Schwebel, Erich Hackl y Héctor Orestes Aguilar, como moderador.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.