Usted está aquí: Inicio Mundo Retirar tropas extranjeras, única solución a la situación que vive Irak: presidente iraní

Acusa el ejército estadunidense a uno de sus militares de "ayudar al enemigo"

Retirar tropas extranjeras, única solución a la situación que vive Irak: presidente iraní

DPA, AFP, REUTERS

Teherán, 26 de abril. El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, afirmó hoy que la única solución para la delicada situación que vive Irak es la retirada de las tropas estadunidenses, de manera que todos los asuntos estatales queden en manos de los iraquíes.

El fin de la ocupación es el único modo de devolverle la seguridad y la estabilidad, dijo Ahmadinejad al canciller iraquí, Hoshyar Zebari, quien llegó a Teherán para pedir al mandatario iraní la participación de su país en la cumbre internacional sobre Irak, que se celebrará entre el primero y el 4 de mayo en Sharm el Sheij, Egipto.

El presidente reiteró que la inseguridad en Irak afecta más a Irán que a otros países vecinos y que por ello apoyará y respaldará al gobierno de Bagdad.

Precisamente la violencia dejó en Irak al menos 29 muertos, de los cuales nueve son soldados iraquíes, en un atentado suicida con coche bomba contra un puesto de control militar en Jales, provincia de Diyala, que provocó heridas a 15 personas.

En Bagdad, 11 personas fallecieron en cuatro atentados, mientras en Tikrit, en el norte, hombres armados mataron a la cuñada y la sobrina de Ali Hassan Majid, conocido como Alí el químico, primo del ejecutado ex presidente Saddam Hussein.

Majid enfrenta un juicio por su responsabilidad en la operación Anfal, durante la que cerca de 180 mil personas fueron asesinadas en el Kurdistán en 1987 y 1988, mientras que Hussein ya fue condenado y ejecutado a finales del año pasado, acusado de la muerte de chiítas de Dujail.

Por su parte, el ejército estadunidenses informó que dio muerte a 11 sospechosos de terrorismo durante una operación contra extremistas en el barrio chiíta Ciudad Sadr y en Taji, en el oeste y el norte de Bagdad.

Por otra parte, el teniente coronel William H. Steele, quien dirigía el centro de detención de Camp Cropper en Bagdad, fue acusado por el ejército de Estados Unidos de "ayudar al enemigo" y "mantener "relaciones inapropiadas" con dos mujeres, lo que podría implicar un nuevo escándalo, tres años después de las revelaciones sobre vejaciones y malos tratos a los detenidos iraquíes en la prisión de Abu Ghraib.

El militar fue acusado de "ayudar al enemigo" porque proporcionó a los detenidos un teléfono móvil sin monitoreo, explicó el ejército en una nota que detalla los cargos que pesan sobre el acusado.

También es acusado de "fraternizar con la hija de un detenido" y "acordar privilegios a una intérprete para mantener con ella una relación inapropiada", así como conservar ilegalmente documentos clasificados, desobedecer órdenes y poseer videos pornográficos. Las infracciones fueron cometidas entre octubre de 2005 y febrero de 2007.

La teniente coronel Josslyn Aberle, vocera del ejército, precisó que Steele fue detenido en marzo y está en Kuwait a la espera de una audiencia para determinar si los cargos son consistentes para procesarlo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.