Usted está aquí: Inicio Ciencias Descubren en Chiapas el fósil más antiguo del mundo

Expertos de la UNAM definen la morfología de los restos, con 110 millones de años

Descubren en Chiapas el fósil más antiguo del mundo

La langosta Palinurus palacios fue descubierta en 1995 en El Espinal, que consideran sitio de origen de distintas plantas y animales

Se desconocía su existencia en América

DE LA REDACCION

Ampliar la imagen Francisco Javier Vega Vera, del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México Francisco Javier Vega Vera, del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descubrieron y lograron determinar la morfología del primer fósil en América: una langosta del género Palinurus palacios, el cual es el más antiguo localizado en el mundo, al tener 110 millones de años. Se estima que en el sitio del hallazgo, ubicado en Chiapas, pudo haber comenzado la evolución de esta especie, así como el origen de varias plantas y animales.

El investigador del Instituto de Geología, Francisco Javier Vega Vera, explicó que el fósil de la langosta -en dolomita laminar (cantera)- fue descubierto en Chiapas en 1995, en el poblado de El Espinal, por paleontólogos de la Facultad de Ciencias, en particular, por Pedro García Barrera.

Establecer la antigüedad de la especie y de la localidad -110 millones de años-, así como determinar que se trataba de un género de langosta que se desconocía que habitaba en el continente, se llevó varios años de investigación de diversos científicos del instituto, ya que hallazgos anteriores de este animal sólo se habían registrado en Africa, precisó.

En la zona chiapaneca, que abarca los poblados de El Espinal y El Chango, del municipio de Ocozocuautla, se encontraron también peces, insectos -como una larva de libélula de agua dulce-, una chinche acuática, restos de plantas, así como crustáceos, los cuales continuarán siendo investigados por expertos del Instituto de Geología, en colaboración con el Instituto de Historia Natural y Ecología de Chiapas.

Esta región, explicó el académico de la UNAM, pudo haber sido donde comenzó la evolución de estos grupos de fauna y probablemente de otros.

Necesario, revisar grupos de crustáceos

"El mensaje importante que podemos dar es que la evolución de estos grupos de crustáceos necesita ser revisada, ya que los especialistas del mundo pensaban que lo hicieron mucho después. Podríamos calificarlos como fósiles vivientes, ya que han tenido un patrón morfológico subsistente a lo largo de muchos millones de años", consideró.

Ello indica, expuso, que hay localidades en el país que requieren de estudios profundos, para poder encontrar posiblemente vertebrados como reptiles o aves. "No sabemos cuál puede ser el potencial verdadero de esta zona de cantera, hasta que no se trabaje de manera formal."

Detalló que los estudios de morfología de estos fósiles encontrados en dolomitas laminares bien conservados, podrán reportar por primera vez si algunos de estos ejemplares son machos o hembras.

También se están determinando probables cambios que se dieron en este ambiente, los cuales propiciaban mortandad masiva de algunos de estos grupos.

"Posiblemente se trataba de un estero, donde hubo aporte de agua dulce, pero también marina, cambios que propiciaban decesos de estas poblaciones", concluyó.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.