Usted está aquí: Inicio Economía Pascual Boing actualiza logo; el marinerito deviene rapero

La empresa enfrentó demanda de Walt Disney

Pascual Boing actualiza logo; el marinerito deviene rapero

REUTERS

El malhumorado Pato Donald finalmente triunfó sobre el "doble" que adornaba las botellas de una marca local de bebidas, tras una larguísima disputa entre Walt Disney y la empresa mexicana que adoptó el logo en la década de 1940.

La marca Pascual Boing, conocida por bebidas con sabores a frutas tropicales como mango y guayaba, está abandonando el logo que reproducía al pato marinero de Walt Disney Co., por otro pato; pero éste con aspecto de rapero, plumas alzadas y una gorra de béisbol con la visera hacia atrás.

La empresa, una cooperativa, ya está imprimiendo el nuevo logo en algunas de sus bebidas, así como en los uniformes de sus trabajadores y camiones, dijo Alfonso Sánchez, miembro de la directiva de la compañía.

"No hay un fallo ni pa' allá ni pa' acá'. Nosotros quisimos sacar otra cara, actualizando lo que ahora tiene muchísimos años," dijo Sánchez. "El nuevo es parecido, salvo que es más joven," añadió. "Había que actualizar la marca, era tiempo," sostuvo.

En la página de Internet de Pascual Boing podía verse todavía el logo del "Pato Pascual" con el sombrero de marino y la camisa azul típicas del compañero de aventuras de Mickey Mouse. Pascual Boing adoptó la imagen del pato a mediados del siglo pasado, justo cuando el tartamudeante Donald desafiaba la popularidad de Mickey en Estados Unidos.

Durante 40 años evitó problemas legales al llamarlo "Pato Pascual" en lugar de Donald, pero hace unos 30 años comenzó la disputa por la marca, cuando Pascual Boing comenzó a enfrentar la competencia de las gaseosas de la gigante estadunidense Coca-Cola. Disney declinó comentar sobre el caso.

El caso llegó a las cortes y Pascual Boing hizo pequeñas alteraciones a la imagen del pato para conservar su logo, dijo un portavoz de la empresa. Pero hace algunos años, Disney volvió a levantar objeciones, diciendo que Pascual todavía se parecía demasiado a Donald. "Para no llegar a una situación más complicada, de tribunales y todo, nosotros decidimos modificar el logotipo", comentó el portavoz.

En la década de 1980, alrededor de la época en que comenzó la disputa por el logo, Pascual Boing experimentó una dura disputa laboral que culminó con los empleados tomando el control de la compañía y convirtiéndola en una cooperativa. Actualmente la cooperativa mantiene alrededor del 15 por ciento del mercado mexicano de bebidas refrescantes. Los mexicanos están entre los mayores consumidores de bebidas azucaradas como Coca-Cola

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.