Usted está aquí: Inicio Cultura El INAH actuará ''conforme a derecho'' ante ''prácticas furtivas'' en Chichén Itzá

La Cámara de Diputados pedirá cuentas a la institución respecto de esos hechos

El INAH actuará ''conforme a derecho'' ante ''prácticas furtivas'' en Chichén Itzá

Legisladores indican que el año pasado asignaron fondos, que no se ejercieron, para la compra de terrenos en esa zona

El instituto ''agradece'' a La Jornada por la denuncia

FABIOLA PALAPA QUIJAS

Ampliar la imagen Turistas durante uno de los recorridos furtivos que realiza el hotel Hacienda Chichén Resort, en la zona arqueológica de Chichén Itzá Turistas durante uno de los recorridos furtivos que realiza el hotel Hacienda Chichén Resort, en la zona arqueológica de Chichén Itzá Foto: Mónica Mateos-Vega

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) señaló que procederán conforme a derecho para acabar con las prácticas furtivas que ponen en peligro a la zona arqueológica de Chichén Itzá y a la integridad física de los turistas que participan en las mismas.

En un comunicado, el organismo federal precisó que ''las visitas efectuadas en el área conocida como Chichén Viejo fueron hechas de manera furtiva y clandestina, sin que la Dirección de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, ni el director del Proyecto Arqueológico, Peter Schmidt, hayan recibido solicitud alguna para realizarlas".

Como informamos en estas páginas, el hotel Hacienda Chichén Resort ofrece a sus huéspedes visitas clandestinas nocturnas a los vestigios arqueológicos que se encuentran un kilómetro al sur de la pirámide El Castillo de Chichén Itzá, cerrados al público por encontrarse todavía en proceso de investigación y restauración por especialistas del instituto (La Jornada, 14/05/2007)

El INAH señaló que presentarán una denuncia penal por las visitas nocturnas a las ruinas que se realizan de manera ilegal. Asimismo, explicó que el horario del recorrido que se inicia a las 21:30 horas ''coincide con la hora en que se lleva a cabo el espectáculo de luz y sonido, cuando los veladores trabajan en el desalojo de los asistentes y en el aseguramiento de la parte abierta al público".

El documento concluye con un agradecimiento a La Jornada por la denuncia efectuada, ''dado que con ella podemos proceder conforme a derecho para acabar con estas prácticas furtivas que ponen en peligro no solamente a la zona arqueológica y su patrimonio, sino también la integridad física de los turistas que participan".

Pide diputado cumplir con la ley

El legislador perredista Alfonso Suárez del Real, secretario de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, informó que solicitarán al INAH que haga públicas las razones por las cuales no se ejercieron los recursos de 2006 asignados para la compra de terrenos que se encuentran ubicados en la zona arqueológica de Chichén Itzá.

Respecto de la nota sobre el hotel Hacienda Chichén Resort que ofrece a sus huéspedes visitas clandestinas nocturnas a los vestigios arqueológicos que se encuentran a un kilómetro al sur de la pirámide El Castillo de Chichén Itzá, el perredista señaló que son ilegales.

Suárez del Real expuso que ''ha sido preocupación de legisladores etiquetar recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación para fortalecer la investigación, custodia y preservación de nuestro patrimonio arqueológico. Sobre el particular queda constancia que en los presupuestos de 2006, la LIX Legislatura asignó partidas presupuestales para la compra de terrenos que se encuentran ubicados en zonas arqueológicas, como es el caso de Chichén Itzá".

Expresó que el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática solicitará a las autoridades del INAH que expliquen por qué no se ejercieron los recursos que legal y legítimamente fueron asignados para la adquisición de esos terrenos.

El diputado hizo un llamado para que se garantice, en el marco de la Ley de Zonas y Monumentos Arqueológicos, Artísticos e Históricos, la integridad de la zona de Chichén Itzá. ''El grupo parlamentario del PRD solicitará al INAH, que ante la denuncia pública tome las medidas necesarias para reforzar la vigilancia de la zona arqueológica".

Problema añejo

Es menester -agregó Suárez del Real- desvirtuar la idea de que existe colusión entre funcionarios y promotores turísticos para efectuar paseos nocturnos en zonas bajo custodia del INAH, preferimos suponer que esta situación más bien se debe a la falta de personal en la zona.

El problema de zonas arqueológicas que pertenecen a particulares no es algo nuevo. En 2003, el entonces gobernador de Yucatán, Patricio Patrón Laviada, impidió al propietario del hotel Mayaland, Fernando Barbachano Gómez Rul y a las personas que lo acompañaban, el libre acceso al terreno donde se asienta la zona de Chichén Itzá. Barbachano defendió su postura de no cobrársele por entrar al terreno de su propiedad.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.