Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Pese a recursos, se agrava el rezago en educación básica, indica la ASF

Acapara ese sistema 60% del presupuesto del sector, señala diputado perredista

Pese a recursos, se agrava el rezago en educación básica, indica la ASF

La interferencia del SNTE en las políticas frena el avance, asegura en un análisis

ROBERTO GARDUÑO

Ampliar la imagen Al presentar el análisis de la Cuenta Pública 2005 en materia de educación, la ASF mostró la crítica situación por la que atraviesa el sector Al presentar el análisis de la Cuenta Pública 2005 en materia de educación, la ASF mostró la crítica situación por la que atraviesa el sector Foto: Archivo

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que pese al enorme presupuesto destinado a la educación básica en el país -absorbe 60 por ciento de los recursos destinados al sector-, cada año se agrava más el rezago educativo.

En la presentación del análisis final a la Cuenta Pública 2005 en materia de salud, educación y desarrollo social, la ASF informó que en el terreno de la salud pública, la secretaría del ramo no cumplirá en el año 2010 con la meta de incorporar al Seguro Popular a ciento por ciento de las familias susceptibles de sumarse, porque en aquel año quedarán fuera 2 millones 53 mil 393 núcleos familiares.

En el año 2005 México ocupó el lugar 37 en aprendizaje de las matemáticas entre 40 países evaluados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. De cada 100 alumnos que ingresaron a secundaria, sólo 62 concluyeron sus estudios, lo cual arroja que 838 mil jóvenes por generación ingresen al ejército de personas que hoy suma 35 millones sin educación básica.

Antonio Ortega Martínez, presidente de la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, denunció a Elba Esther Gordillo, por apoderarse cada año de la elaboración del presupuesto de educación básica en el país, relegando al Congreso de la Unión a una simple instancia de ratificación de los caprichos de la dirigente del SNTE.

Tal retroceso histórico en la enseñanza básica en México fue atribuido por Ortega Martínez a la creciente interferencia del SNTE en las políticas del sector, que llega a desplazar al Estado en sus obligaciones constitucionales.

"Nos preocupa el grado de influencia que el sindicato viene ocupando, no en el terreno de defender las conquistas, los derechos y los reclamos de trabajadores; nos preocupa que esté ocupando espacios en las decisiones de carácter académico programático de la Secretaría de Educación Pública (SEP). De una manera inusual, el gobierno viene cediendo espacios del desarrollo económico, de la evaluación y de la conducción a cuadros políticos del SNTE.

"Se ha generado un círculo vicioso que está aflorando de una manera muy grave, no se puede evaluar a los profesores desde la SEP, porque en los mandos que conducen a los profesores, están los mismos dirigentes sindicales. ¡Esto es un círculo vicioso que está haciendo daño al país!".

La ASF determinó que la falta de metas por parte de la SEP para medir la permanencia, el logro académico y el abatimiento del rezago educativo en la enseñanza básica, así como la requerida para evaluar la calidad del servicio, limitó la evaluación de los resultados obtenidos en el año 2005.

En el quinto año de gobierno de Vicente Fox, "la SEP cumplió parcialmente, con 43.8 por ciento, el mandato constitucional de otorgar educación a todos los mexicanos, ya que atendió a 27 millones 700 mil alumnos de los 63.4 millones que carecían de ese grado de enseñanza, quedando sin atender 35 millones 600 mil personas".

También, para sorpresa de los auditores, la SEP no estableció los requisitos que deben satisfacer los maestros de ese grado educativo en escuelas públicas, tampoco dio a conocer los indicadores ni metas que permitieran medir la formación inicial y el desarrollo profesional de los docentes.

Al evaluar el cumplimiento del mandato constitucional de universalidad de los servicios de educación básica, la ASF detectó que la SEP atendió a una población de 25 millones 100 mil alumnos en el subsistema escolarizado de los 28 millones de niños y jóvenes que constituían la población objetivo. Y en el caso de los 35 millones de ciudadanos con rezago en el subsistema de adultos, sólo dio cabida a 2 millones 600 mil demandantes.

"También se constató que de cada 100 alumnos que se inscriben en primaria, sólo 62 egresan de la secundaria, lo cual significa que el rezago educativo nacional aumenta en 838 mil personas en promedio por generación."

La Cuenta Pública 2005 manifiesta que se erogaron 233 mil 783 millones de pesos en educación básica, cifra que representó 68.6 por ciento del gasto federal total en el rubro. De esos recursos, 231 mil 307 millones, 98.9 por ciento, se ejercieron en el sistema escolarizado.

De tal forma, el dictamen de la ASF establece que "la SEP cumplió parcialmente el mandato constitucional de universalidad de los servicios de educación básica". Se determinó un impacto en el control porque la secretaría no incluyó metas para medir el avance de los índices de reprobación y deserción, ni de comprensión lectora y matemáticas para evaluar la permanencia y el logro educativos, así como el grado de competencia académica de los alumnos; tampoco estableció indicadores ni las metas correspondientes para evaluar el abatimiento del rezago educativo, el nivel de escolaridad de los docentes ni la calidad de la infraestructura básica de las escuelas.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.