Usted está aquí: Inicio Cultura Francisco López Bárcenas documenta las rebeliones indígenas en la Mixteca

Presentan libro del colaborador de La Jornada en el Museo de las Culturas

Francisco López Bárcenas documenta las rebeliones indígenas en la Mixteca

El abogado y activista llama a recuperar la memoria histórica de esos pueblos autóctonos

TANIA MOLINA RAMIREZ

Por primera vez, un mixteco escribe sobre las rebeliones de su pueblo.

Francisco López Bárcenas, prominente abogado en derecho indígena, asesor agrario y comprometido con las causas sociales en la Mixteca, cuenta las historias de cuando su pueblo ha dicho ''basta, no nos dejaremos'', en Las rebeliones indígenas en la Mixteca (MC editores, 2007).

''La recuperación de la memoria histórica de los pueblos mixtecos es importante para las actuales luchas en defensa de sus derechos y su autonomía, porque el desconocimiento de ella lleva a muchos a pensar que las protestas comienzan con las que ellos emprenden y se pierde la perspectiva de lo que fueron las pasadas y lo que pueden ser las futuras", se lee en Las rebeliones..., que hoy será presentado en el Museo Nacional de las Culturas.

En este sentido, el libro estaría, en primer lugar, dirigido a los propios mixtecos. Y, con eso en mente, ya circula en la región. Se presentó en Tlaxiaco: ''Fue una cosa enorme. Vendimos unos 200 libros. Y es muy bonito porque los que más lo compran son campesinos", dijo el autor en entrevista con este diario.

También se presentó en Juxtlahuaca y en Huajuapan de León. López Bárcenas contó que el ''León" le vino de un hombre que ''de ser soldado del rey pasó, de un día al otro, a proclamar la independencia, se volvió gobernador e hizo cosas peores que los españoles (quienes no despojaban a los pueblos de sus tierras, sino que se apropiaban de su trabajo) y despojó a los triquis de sus tierras para dárselas a su papá". Este hecho generó la primera rebelión contra el Estado mexicano en 1832, según el investigador.

Demasiada violencia

Respecto del presente, López Bárcenas dijo: ''Se viven cosas muy similares a las que se daban en el siglo XIX: el despojo, no de las tierras, como en otros lugares, sino del poder político. Y esto genera problemas muy fuertes". Hay ''demasiada violencia en la Mixteca": de junio a noviembre del 2006 ''hubo más muertos que en las otras regiones de Oaxaca".

Se tiene ''la idea generalizada de que las rebeliones fueron por despojo de tierra", dijo el autor. Pero, al sistematizar el caudal de información, comprobó que las rebeliones ''se debieron al despojo del poder político".

El libro es el título 12 de la colección Derechos Indígenas, del Centro de Orientación y Asesoría a Pueblos Indígenas, en el estado de Oaxaca, del cual López Bárcenas es asesor jurídico.

La idea surgió mientras leía sobre la Mixteca: ''Me llamó la atención que hubiera tantas rebeliones sueltas". Decidió sistematizar lo que encontró, para ''dar una visión de conjunto" de los siglos XIX y XX.

''Los pueblos mixtecos se rebelaron durante el siglo XIX y principios del XX porque a pesar de que la Nueva España dejó de ser colonia española, y con ello surgió y se consolidó un nuevo Estado nacional, ellos siguieron viviendo como colonizados", se lee en el libro.

Esta situación persiste a la fecha en la Mixteca y otras regiones indígenas: ''Hay todavía un colonialismo interno muy fuerte".

López Bárcenas explicó: ''Hay un poder afuera que decide las cosas de adentro. Gente de fuera decide cómo se organiza, legítimamente para el Estado, un pueblo. Desde fuera se dice qué leyes se aplican. Desde fuera se dice quién aprovecha los recursos naturales. Desde fuera se dice qué tipo de relaciones económicas se dan entre el pueblo y el resto. Es un colonialismo. Se deja al pueblo que decida cosas que no tienen impacto hacia el exterior (sus fiestas, su folclor, su lengua)".

Y peor: ''Quién sabe hasta dónde siga siendo colonialismo interno. Ya se está internacionalizando, con la globalización. Las grandes reformas actuales para desregular los recursos naturales estratégicos se impulsan desde la OMC (Organización Mudial del Comercio)".

La autonomía adquiere razón de ser: ''si no estuviéramos sojuzgados, no tendría sentido pelear por la autonomía".

Y, ¿qué significa hoy para los mixtecos la autonomía?

En primer lugar, ''sobrevivir. Se están vaciando las comunidades, la mayoría está en California, Nueva York, Canadá. Sobrevivir implica asegurar la alimentación, y eso significa la defensa del maíz, de los conocimientos, y eso nos lleva a una disputa por el poder".

Respecto de la situación de la mayor rebelión oaxaqueña actual, la de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), dijo: las comunidades, sin organización ni estructura partidaria que las respalde, ''salieron golpeadísimas, hubo presos, desaparecidos, muertos, y de eso pocos hablan".

Sin embargo, ''la gente se sigue organizando. La rebelión de la asamblea sigue viva, pero también hay una crisis", porque las organizaciones que se metieron al proceso electoral se pelearon con aquellas que no estaban de acuerdo en participar. ''Pero la APPO, como un movimiento de pueblos, sobre todo pueblos que no están en la estructura, sigue muy fuerte".

No se dejan vencer

Después de registrar derrota tras derrota de los mixtecos a lo largo de la historia, lo que le da esperanza a López Bárcenas es que ''no se dejan vencer". Mencionó un par de casos: ''En 2003, en San Martín Itunyoso, un policía federal de caminos quiso sobornar a un chofer que había tenido un accidente de carretera. Al policía se lo llevó el pueblo, los militares intentaron rescatarlo y los recibieron a balazos. Tuvo que bajar el subprocurador del estado de Oaxaca para que dejaran al policía. Refleja el grado de enojo y las ganas de resistir que tiene la gente".

El otro caso: ''San Pedro Yosotatu tiene un conflicto con San Sebastián Nopalera, porque este último le invadió sus tierras. Ahorita la mayoría en Yosotatu tiene orden de aprehensión, pero no hay quien se anime a ejecutar las órdenes, porque Yosotatu ha dicho que va a resistir".

López Bárcenas, columnista de este diario e investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, de la Cámara de Diputados, sigue en el rescate de la historia. Ahora prepara un libro de cuentos que su padre le contaba de pequeño. El abogado mixteco se mantiene cercano a su comunidad y cumple con los cargos que le tocan.

La presentación de Las rebeliones indígenas... será hoy a las 18 horas en el Museo Nacional de las Culturas (Moneda 13, colonia Centro). Participarán Gloria Ramírez, presidenta de la Academia Mexicana de Derechos Humanos, y Rufino Domínguez, del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.