Usted está aquí: Inicio Estados Develan réplica de Tláloc en la plaza de Coatlinchan

Proponen crear museo para evitar saqueo de reliquias

Develan réplica de Tláloc en la plaza de Coatlinchan

JAVIER SALINAS CESAREO

Ampliar la imagen A 43 años de que el Ejército se llevara el monolito de Tláloc al Distrito Federal, ayer fue inaugurada una copia en Coatlinchan, Texcoco A 43 años de que el Ejército se llevara el monolito de Tláloc al Distrito Federal, ayer fue inaugurada una copia en Coatlinchan, Texcoco Foto: Javier Salinas Cesáreo

Texcoco, Mex., 30 de mayo. Una réplica del monolito de Tláloc fue develada este día en la plaza principal de la comunidad de Coatlinchan, municipio de Texcoco, de donde el original fue sacado hace 43 años para instalarlo a la entrada del Museo Nacional de Antropología e Historia en la ciudad de México.

Igual que el 16 de abril de 1964, cuando los habitantes vieron cómo un convoy del Ejército se llevó a su dios de la lluvia y del trueno, este miércoles cientos de pobladores se congregaron en las calles y la plaza principal para mirar la imitación, que mide siete metros y pesa unas 75 toneladas.

Los más viejos esperaban este momento, pues aún recuerdan el día en que se llevaron ''la piedra de los tecomates'', como la conocen aquí. Comentan que las autoridades federales les prometieron una réplica, pero nunca cumplieron.

Muchos quisieron participar de este día histórico para su comunidad. Desde azoteas, balcones y ventanas de las viviendas aledañas a la plaza principal, decenas de vecinos observaron cómo una grúa quitaba el plástico que cubría a Tláloc.

En la plaza, la gente llenó las dos gradas colocadas exprofeso. Coatlinchan volvió a llorar, pero por el regreso de Tláloc.

Junto a la escultura se colocó una placa que da cuenta de la controversia sobre la identidad del personaje, pues cuando el monolito fue descubierto en el cerro especialistas y pobladores locales la identificaron como Chalchiuhtlicue, diosa de las aguas terrenales y compañera de Tláloc, aunque arqueólogos internacionales dicen que es este último.

El gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, y Constanzo de la Vega Membrillo, alcalde de Texcoco, develaron la obra del escultor Oscar Ramírez Quintero, quien la comenzó hace algunos meses, tras varios años y otros intentos de pobladores y escultores.

Peña Nieto dijo que con esta obra se salda una deuda histórica con Coatlinchan.

El alcalde propuso construir un museo en Texcoco para evitar el saqueo de vestigios arqueológicos hallados en la zona.

En su turno, el escultor Ramírez Quintero explicó que para hacer la copia se tuvo que solicitar permiso al Museo Nacional de Antropología e Historia. ''Primero se hizo una pieza a escala, de 70 centímetros, y de ahí partió el proyecto''.

Las autoridades municipales destinaron un millón 200 mil pesos para el monolito y 3 millones 400 mil pesos para las demás obras: remodelación de la plaza principal, mejoramiento de fachadas de viviendas y comercios aledaños al centro del pueblo, rencarpetamiento de calles cercanas y la instalación de una fuente.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.