Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia En 25 años, 60 mil personas han muerto por VIH en México

20 Caminata Nocturna por la Lucha contra el Sida

En 25 años, 60 mil personas han muerto por VIH en México

ANGELES CRUZ MARTINEZ

Ampliar la imagen Aspecto de la marcha Aspecto de la marcha Foto: Roberto García Ortiz

Luego de 25 años en los que la epidemia de VIH/sida ha cobrado la vida de alrededor de 60 mil personas en México, aún son muchos los asuntos que no han sido atendidos para detener la transmisión de la enfermedad y garantizar una atención médica de calidad para las personas que viven con ella.

Ayer, de nuevo, las organizaciones civiles que trabajan en la lucha contra el VIH/sida salieron a la calle, en la 20 Caminata Nocturna por la Lucha contra el Sida, México por la vida, Alto al Sida, para recordar a quienes han muerto a causa de la infección y reiterar a la población que el problema sigue ahí, afectando a cada vez más personas, la mayoría de las cuales lo desconocen.

En esta ocasión y luego de los debates que han tenido lugar en torno a las sociedades de convivencia, la violación de los derechos humanos de los militares que viven con VIH/sida e inclusive la polémica desatada por la despenalización del aborto en el DF, la movilización resaltó que "para erradicar la discriminación se requiere un Estado laico que no imponga determinada concepción moral, que garantice la democracia y el respeto a los derechos humanos de todos", pero sobre todo, "que ninguna iglesia tenga injerencia en las políticas públicas de salud".

Desde el mediodía se instaló en la Alameda Central, detrás del Hemiciclo a Juárez, una feria de la salud, con mesas de información sobre el virus, que en el país ha afectado a más de 107 mil personas. Talleres, folletos y condones -femenino y masculino- estuvieron a disposición de los paseantes que, solos o en pareja, atendieron a los activistas que explicaron lo que es el sexo seguro, las infecciones de transmisión sexual y, principalmente, promovieron el uso del condón, la forma más efectiva para evitar la transmisión del VIH/sida.

También fue el foro para denunciar que persisten las deficiencias en los servicios médicos para seropositivos en las instituciones de salud, principalmente en el Instituto Mexicano del Seguro Social. "Ya terminó mayo y todo sigue igual: mal", señaló Víctor, del Frente Nacional de Personas que Viven con VIH/sida. Lo anterior en relación con la promesa que hicieron las autoridades del instituto de que en mayo los pacientes empezarían a observar una mejoría en la calidad de la atención clínica.

Pero no ha sido así. En cambio, el desabasto de medicamentos continúa: "cuando no falta uno de los antirretrovirales, es otro". Destacó que su solicitud de que las instituciones de salud incluyan los estudios de genotipo para controlar a los pacientes que ya han desarrollado resistencia a los medicamentos sigue sin ser atendida, a pesar de que hace cuatro años plantearon esta necesidad.

Por la falta de un programa de prevención efectivo se producen infecciones cruzadas, las cuales ocurren cuando dos personas portadoras del VIH/sida mantienen relaciones sexuales sin protección. Además, por la misma evolución de la enfermedad, los individuos que han vivido varios años con sida, con diversos tratamientos antirretrovirales, también han empezado a presentar problemas de resistencia a las medicinas.

En esta ocasión las agrupaciones civiles sumaron la participación de nuevos actores, como una empresa radiodifusora que también distribuyó condones y folletos. A lo largo de toda la tarde se mantuvieron las actividades de información, e inclusive de entretenimiento, con música y baile. Muy cerca de ahí también encontró lugar una mesa que recolectaba firmas en contra de la nueva Ley del ISSSTE.

Más tarde, en punto de las 19 horas, se inició la caminata y el redoble del tambor, en memoria de los muertos. Primero hicieron un recorrido alrededor de la Alameda, para luego continuar rumbo al Zócalo capitalino. La incertidumbre privó durante algunas horas entre los activistas, debido a que la explosión de un transformador en la calle de Madero había obligado al cierre de la arteria y, por lo tanto, a modificar la ruta de la marcha.

Sin embargo, unos minutos antes de empezar la movilización, la calle fue reabierta y por ahí circularon los contingentes de las organizaciones civiles con sus mantas y pancartas.

La consigna que ya es un símbolo de la lucha contra el sida es "No al estigma y discriminación por vivir con VIH".

Eran casi las 20 horas cuando arribaron al Zócalo para mezclarse con las personas que allí estaban. En seguida, los nombres de quienes se han ido y la decisión de quienes siguen aquí, como dijo Saúl Pacheco, de la agrupación Voz y Vida, de cada vez hablar más fuerte del sida, "para prevenir, tener más calidad de vida, y dejar atrás los mitos y tabúes sobre la epidemia".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.