Usted está aquí: Inicio Deportes Si un gremio permite imposiciones, no es culpa de quien las aplica: Pedro Haces

TOROS

No puedo negar a mis amigos, pero me voy a deslindar de todos ellos, promete

Si un gremio permite imposiciones, no es culpa de quien las aplica: Pedro Haces

Dice que se equivocó al designar al comité directivo de la AMT, pero necesitaba quórum

LEONARDO PAEZ

Ampliar la imagen Apunte de Juan José Gurrola, dramaturgo fallecido el viernes pasado Apunte de Juan José Gurrola, dramaturgo fallecido el viernes pasado

"En México la fiesta de toros se encuentra en fase terminal. Mal que les pese a los gremios que dicen trabajar por ella. Una cosa es ser empresario que sabe arriesgar su dinero y otra muy diferente ser ferierito. La fiesta es una tradición de tiempo y de tiempos. No se puede pretender hacer fiesta una vez al año o con una feria al año. En vez de buscar beneficios reales para todos sus agremiados, los ganaderos organizan una intrascendente convención anual y ahora, en noviembre, un congreso mundial en Aguascalientes. Desunidos, los matadores quieren pero no pueden. A los extranjeros les permiten todo y a Hermoso incluso, que en un cartel toree dos toros y un modesto novillero un novillo. El gremio taurino mejor organizado es el de los subalternos, que desde siempre se ha preocupado por sus miembros y por sus fuentes de trabajo, no obstante la pobre coordinación que ha habido entre las agrupaciones. Si un gremio permite imposiciones, no es culpa de quien las aplica. Los gremios han hecho las cosas a su modo, ¿y qué resultados han obtenido? En México no quedan apoderados, ni figuras, ni empresarios, ni periodistas taurinos."

Habla Pedro Haces Barba, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Seguridad Privada, Vigilancia, Traslados de Valores, Manufacturas de Equipos de Seguridad, Limpieza y Mantenimiento, Similares y Conexos de la República Mexicana, y presidente de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, AC (AMT), ratificada en marzo pasado por la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) en el contexto de su asamblea anual, como organismo afín.

De elevada estatura y rostro aniñado, fácil de palabra y con voz sonora, a Haces es difícil preguntarle, pues siempre atiende alguno de sus tres celulares.

-¿Quién está detrás..?

-Mire -ataja sin colgar el celular-, la AMT fue aceptada por 72 federaciones deportivas. Es algo irreversible, con o sin la anuencia de las agrupaciones taurinas. A la Codeme se le proporcionan 100 millones de pesos al año. ¿De dónde sacan que a mí me van a dar 300, de dónde? Hasta el momento la Codeme no nos ha dado un peso. El dinero que se ha requerido en la AMT lo he puesto yo. El sindicalismo es de grandes ligas y la fiesta de toros amateur, en cuanto a la problemática que enfrenta. Reconozco que me equivoqué al designar al Comité Directivo de la AMT, pero los invité porque son mis amigos y necesitaba quórum para formarla. Toda asociación civil se hace por 99 años, no que nosotros pretendamos manejarla durante ese tiempo.

"La experiencia hace la diferencia -prosigue Haces-; a los 25 años fui subsecretario de la Secretaría de Pesca, luego diputado federal. Entré al sindicalismo hace nueve años y me dijeron que no tenía idea. Bueno, hoy tengo el sindicato más grande afiliado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) con mil 200 empleados de seguridad privada. Fui hombre cercano a Colosio y pudiendo haber sido político, preferí dedicarme a ser un luchador social y a buscar el bienestar de los que trabajan.

-La propuesta del PRD en la...

-En la Asamblea Legislativa pueden aprobar la Ley de Sociedades de Convivencia o despenalizar el aborto y no pasa nada, pero que no se le ocurra a nadie proponer modificaciones a la Ley de Espectáculos en el DF porque se vuelve un escándalo que...

-Pero esa iniciativa perredista estaba llena de absurdos y pretendía desaparecer a la Comisión Taurina -ahora yo interrumpo.

-Páez, seamos serios, a la Comisión Taurina no le han hecho el menor caso ni Cuauhtémoc, ni Rosario, ni Andrés Manuel, ni Encinas, ni Ebrard. Entonces, ¿a qué juegan? ¿A proponer jueces ineptos? ¿A vivir del cuento sin resultados? Con razón sus miembros no cobran. La comisión no existía, la inventó Ramón Aguirre junto con un patronato taurino.

"Yo no puedo negar a mis amigos, pero me voy a deslindar de todos ellos. Vamos a persuadir y a sumar voluntades, pero no vuelvo al palco del callejón de la Plaza México. Hay que unir fuerzas con un propósito: que la fiesta brava vuelva a ser un espectáculo que interese a los grandes públicos. Se debe consensuar, pero no al grado de que te vuelvan a montar. Hablé con miembros de los distintos gremios taurinos y me tomaron a chaladura mi proyecto. Ahora ya se empezaron a preocupar."

Y concluye con un extraño mensaje: "Alejandra, hoy empezarás a tener una nueva visión de la fiesta de toros".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.