Usted está aquí: Inicio Política La causa de la guerra contra el narco no está en México, sino en EU: Calderón

Trabajamos ''sin prisas pero sin pausa'' para recomponer relaciones con Cuba y Venezuela

La causa de la guerra contra el narco no está en México, sino en EU: Calderón

Se manifiesta en favor de que exista competencia, convergencia y calidad en telecomunicaciones

DPA

En vísperas de su gira europea, el presidente Felipe Calderón declaró en entrevista con la agencia alemana Dpa que la causa fundamental de la guerra que libra su gobierno contra el narcotráfico "no está en México, sino en Estados Unidos". También habló de Cuba y Venezuela: trabajamos "sin prisas pero sin pausa" para recomponer las relaciones con esos países, sin que eso signifique "voltear la mirada a otro lado cuando en alguna nación se vulneren principios fundamentales", y se refirió a la llamada ley Televisa, al afirmar que está en favor de que exista "competencia, convergencia y calidad" en el sector de las telecomunicaciones.

Respecto del narcotráfico, el presidente Calderón declaró a Dpa que su gobierno reclama de Washington "una colaboración más clara y un compromiso mucho más palpable en el tema. Al final de cuentas, para hablar de una de las vertientes más importantes de la criminalidad, que es el narcotráfico, la causa fundamental del problema que se vive no está en México sino en Estados Unidos. Nuestro problema es la demanda de narcóticos que tiene el mercado estadunidense y que nos afecta sensiblemente".

El presidente mexicano, que en marzo pasado recibió en Yucatán a su homólogo estadunidense, George W. Bush, pero no ha viajado a Estados Unidos desde su toma de posesión, hace seis meses, afirmó que ninguna estrategia contra los cárteles de la droga será suficiente si no se reduce el consumo. "Es evidente que mientras haya mercado, mientras haya consumo de drogas en Estados Unidos, va a subsistir este problema en México", remató.

Calderón recordó que cuando asumió el gobierno "el poder público estaba desafiado y cuestionado", por lo que fue necesario actuar "con contundencia y firmeza". Explicó que "a medida que avanzamos en esta tarea, también vemos que el avance y el despliegue de las organizaciones criminales era mucho mayor a lo que cualquiera hubiese podido predecir".

Y desplegó su radiografía: "El criminal ya no es el narcotraficante clásico que trasiega drogas en Estados Unidos. Controla en la plaza el secuestro, los centros de juego, los centros nocturnos, cobra cuotas a otros delincuentes, incluso cobra ya a empresarios y productores locales, de ahí la importancia vital de recuperar para el gobierno el control de la fuerza, el mando y la autoridad. Antes México sólo era un país de paso. Hoy ellos no sólo trafican hacia el mercado americano (estadunidense), sino buscan generar un mercado interno".

La Habana y Caracas

El presidente Calderón dijo que su gobierno trabaja "sin prisas pero sin pausa" para recomponer sus relaciones con Cuba y Venezuela, sin que ello signifique "voltear la mirada a otro lado" cuando en algún país se vulneren principios fundamentales. Agregó que México tiene un liderazgo que ejercer en América Latina por "su tamaño, historia, raíces y tradición, más allá de las diferencias ideológicas".

Y se explayó: "Nos conviene como país tener buenas relaciones con todos, sin distingos, independientemente de que México va a seguir sosteniendo su punto de vista y opinión acerca de lo que cree respecto de la libertad, de la democracia, de la independencia, de la responsabilidad, de la justicia, de la inversión, del mercado, del crecimiento".

Afinó la puntería: "Y no porque ocurra en un país determinado un atropello a la libertad de expresión o cualquier otro principio democrático simple y sencillamente debamos todos quedarnos callados y voltear la mirada a otro lado, ¿no?''

Por las dudas, Calderón puntualizó que no se refería en particular a Venezuela -donde el presidente Hugo Chávez no renovó la licencia a Radio Caracas Televisión, medida contemplada por la ley-, sino a "cualquier país" donde se vulneren las libertades.

Ley Televisa

Finalmente, al referirse al controvertido tema de las telecomunicaciones, el presidente Felipe Calderón se manifestó en favor de que exista "competencia, convergencia y calidad" en el sector. "La ley tiene, como toda ley, cosas positivas y cosas negativas. Hay un debate muy intenso, pero también ha sido mi propósito, en una decisión tan importante, respetar escrupulosamente la decisión de la Corte". Reconoció no tener "una opinión específica sobre la ley", pero aclaró que "se requiere que haya condiciones de certidumbre y también condiciones equitativas y de competencia. Yo estoy buscando que haya una serie de tres c, que son competencia en el sector, convergencia y calidad en el servicio".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.