Usted está aquí: Inicio Economía Más corrupción entre empresas que con el sector público, detectan

Los efectos de esta práctica se trasladan al precio final que paga el consumidor: CEESP

Más corrupción entre empresas que con el sector público, detectan

Se atenta contra la competencia, incide negativamente en las operaciones e inhibe el desarrollo de nuevas unidades productivas, además de distorsionar los precios en el mercado, advierte

SUSANA GONZALEZ

Por su frecuencia, la corrupción entre empresas ''es superior'' a la que se practica entre ellas y el sector público, pero como se ejerce en áreas inesperadas resulta difícil comprobar su existencia, alertó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

''Cuando se cuestiona a los empresarios acerca de la incidencia de los sobornos, sorprende que respondan que es entre empresas donde más frecuentemente han enfrentado solicitudes de pagos extraoficiales, superando considerablemente el promedio de frecuencia con que perciben el pago de sobornos al sector público, en sus diferentes niveles de gobierno, para influir en leyes, políticas y regulaciones'', precisó el organismo empresarial.

Ponderó que en la mayoría de los casos el efecto de la corrupción empresarial ''se traslada al precio final que paga el consumidor, por lo que indirectamente quien financia todos estos aspectos de corrupción, sin saberlo, es el comprador final''.

Pese a que la corrupción entre empresas ''es tan común como la que se da en el sector público'' y preocupa a la iniciativa privada, el CEESP reconoció que no ha sido estudiada suficientemente, y ejemplificó que los sobornos se observan lo mismo sobre gerentes de grandes tiendas para que en sus aparadores concedan espacios favorables a ciertos productos, que entre compradores de las grandes cadenas para que ofrezcan la exclusividad o mayor beneficio a algunos proveedores, y hasta en trabajadores de una empresa para que vendan información confidencial a sus competidores.

Cualquiera sea la forma en que se presenta la corrupción entre las empresas, y aun cuando concedió que puede beneficiar a algunas e incrementar sus ganancias, el CEESP aseveró que tal práctica atenta contra la competencia ''libre y justa'', incide negativamente en la operación de las compañías e inhibe el desarrollo de nuevas unidades productivas.

''Hasta el momento no se tiene una estimación del costo monetario que representa la corrupción entre empresas, pero se puede confirmar que es un fenómeno que preocupa a todo el sector empresarial, y que ha calificado igual de negativa que la propia corrupción que se enfrenta con el sector público'', indicó.

Otros efectos negativos que propicia la corrupción empresarial, dijo, es la distorsión de precios en el mercado y los altos costos sociales, además de que genera un ambiente de incertidumbre en la economía, que eventualmente podría contribuir a ahuyentar las inversiones, inhibir el crecimiento económico y deteriorar la competitividad del aparato productivo.

No obstante, el CEESP acotó que ''la mayor corrupción que enfrentan las empresas es con el sector público'', de acuerdo con su Encuesta sobre el costo de la regulación 2007.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.