Usted está aquí: Inicio Espectáculos Dantí en sus Queridas bestias jugó con las palabras en el 5° festival de cabaret

"De tanto tomar leche nos hemos vuelto... una civilización de vacas"

Dantí en sus Queridas bestias jugó con las palabras en el 5° festival de cabaret

TANIA MOLINA RAMIREZ

Ampliar la imagen Sergio Dantí lleno el teatro-bar El Vicio Sergio Dantí lleno el teatro-bar El Vicio Foto: Francisco Olvera

El show cómico de Sergio Dantí, Queridas bestias, no sólo logró llenar el teatro-bar El Vicio, además mantuvo en carcajadas a los asistentes al 5° Festival Internacional de Cabaret, este sábado por la noche.

"Amo las letras". Fue su primera confesión. Y, a lo largo del espectáculo, los abundantes juegos con el lenguaje lo dejaron claro, como el cuento sobre las letras con el que arrancó, en el cual "la I-lusa se hizo amiga de la A-utopista".

Dantí es bonaerense por nacimiento, de padres exiliados catalanes y radica en Barcelona, donde participó en un programa de televisión nocturno. Se ha presentado en diversas ciudades españolas y en América Latina. Además de cómico, es empresario del mundo del espectáculo.

En Queridas bestias entretejió historias (al estilo del stand-up comedy) con composiciones propias, acompañadas con la guitarra, como Siempre solo, canción del pene: "Yo quisiera ser muy grande/ fuerte como un vibrador/ ser un bultillo evidente/ debajo del pantalón... Y estar en boca de todos".

Dantí, de negro, formal, con corbata roja, que se quitó tras la primer historia, y amenazó con retirarse una prenda por cada historia (advertencia que no cumplió, si no, ya se hubiera usted enterado desde la primera línea).

Por aquello de que somos lo que comemos, de tanto tomar leche de vaca nos hemos vuelto medio vacas -contó Dantí- y quizá por eso permitimos tanto: la cuota de la hipoteca, la colegiatura, y seguimos pagando, pacientes. Conclusión: "Somos una civilización de vacas". Y luego está el sexismo del lenguaje: no es lo mismo el cuento que la cuenta... ni un hombre público que una mujer pública...

También contó cómo es posible distinguir si alguien es de derecha o de izquierda por la manera en que hace pipí.

Más allá de las risotadas provenientes del público, sólo por momentos participó de modo directo en el show, una de esas veces fue cuando Dantí pidió a tres presentes subir al escenario. Primero, a todos los invadió la timidez (un envalentonado que gritó "¡wuw!" optó por esconderse en la oscuridad o debajo de la mesa cuando Dantí invitó a "¡wuw!" a subir). Tres valientes subieron finalmente y ayudaron al cómico a leer "una carta erótica cifrada" que encontró tirada en el suelo apenas llegó a México, en la que, entre los cuatro descubrieron que "To-luca de amor por tí"... y que "estaba bien durango"... y que "lo-reto a que me haga el amor".

Culminó con un juego de palabras con el tema del "amor", en el que, "'yo quiero', en catalán, es 'jo vull'. 'Bull', en inglés, es 'toro'. 'Toro', en las crónicas taurinas, es un 'astado'... y los toros unidos son astados unidos".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.