Usted está aquí: Inicio Estados Breve y deslucido, el sexto y último informe del gobierno de Yucatán

La prevalencia del derecho, el legado: Patrón Laviada

Breve y deslucido, el sexto y último informe del gobierno de Yucatán

LUIS A. BOFFIL GOMEZ

Mérida, Yuc., 10 de junio. Patricio Patrón Laviada, el primer panista en ocupar la gubernatura de Yucatán, presentó su sexto y último informe de labores lejos del clima festivo que precedió a sus anteriores cinco balances administrativos, sociales y políticos, cuando el poder en Yucatán era casi totalmente de Acción Nacional.

Las cosas fueron diferentes este domingo. Las caras de los colaboradores del mandatario blanquiazul eran largas y tristes. No era para menos. El 20 de mayo pasado sufrieron un doloroso revés electoral en las urnas y perdieron la gubernatura, más de 50 alcaldías y la mayoría en el Congreso estatal.

En la sede del Poder Legislativo, Patrón Laviada entró con la mejor de sus sonrisas, pero la frustración era más que evidente. No obstante, cobijado por la presencia del secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, en representación del presidente Felipe Calderón Hinojosa, el gobernador que dejará el cargo el primer minuto del primero de agosto próximo, habló de sus principales logros.

Destacó que Yucatán pasó del cuarto al noveno sitio, en el ámbito nacional, en materia de desnutrición; que en su gestión se realizaron cinco veces más acciones de carretera en la entidad que en toda la historia de Yucatán. En materia de seguridad, según el mandatario, la entidad es de las más seguras de México.

Ante la mirada escrutadora de la gobernadora electa, la priísta Ivonne Ortega Pacheco, arropada con la presencia de sus correligionarios, los mandatarios de Quintana Roo y de Campeche, Félix González Canto y Jorge Carlos Hurtado Valdez, respectivamente, Patricio Patrón aseguró que su administración no dejará deudas ni pasivos pendientes.

Además reconoció que deja asuntos sin resolver, como el asesinato del diputado local priísta Pánfilo Novelo Martín, ocurrido en 2002, a manos de presuntos sicarios del narcotráfico. "Deseamos de todo corazón que el caso se aclare y se haga justicia", afirmó. La priísta Ortega Pacheco -que fue compañera de bancada del finado- endureció la mirada.

Hubo poca referencia a lo político. Patrón Laviada afirmó que su gestión será juzgada no por las obras, sino por dejar un estado "con la prevalencia del derecho". Con voz un tanto entrecortada remató: "Fue un honor para mí servir al pueblo de Yucatán".

La respuesta del sexto informe estuvo a cargo de la diputada panista Magaly Cruz Nucamendi, cercana colaboradora de la ex panista Ana Rosa Payán, quien ahora es acérrima adversaria del mandatario saliente.

En un momento de su corto discurso, Cruz Nucamendi aludió a la soberbia que abundó en el gobierno panista, pero señaló que la transición política es parte de la sociedad yucateca.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.