Usted está aquí: Inicio Política Dependencias se vuelven más hábiles para negar solicitudes de información

La ciudadanía ejerce cada vez más su derecho a conocer datos gubernamentales

Dependencias se vuelven más hábiles para negar solicitudes de información

ELIZABETH VELASCO C.

A casi seis años de la aprobación de la Ley Federal de Transparencia, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) celebra hoy la cuarta Semana Nacional de Transparencia, con un crecimiento de casi mil por ciento en las peticiones de datos y documentos gubernamentales.

Si en 2003 la ciudadanía ejercía escasamente su derecho plasmado en el artículo sexto constitucional, al realizar 24 mil peticiones, de ese año a la fecha ha planteado unas 205 mil demandas de información a las 245 dependencias y entidades de la administración pública federal (APF) y se ha vuelto más consciente de que puede exigir al gobierno una rendición de cuentas más precisa, contundente y documentada.

A esa conclusión se arriba cuando se observa que de las 205 mil solicitudes presentadas en cinco años, cerca de 56 por ciento corresponden al tema económico. En ese proceso, la ciudadanía en su conjunto muestra interés por saber cómo los gobiernos federales de extracción panista emplean los recursos del erario en cada dependencia, programa y proyecto social.

Colateralmente, los empresarios se han convertido en usuarios asiduos de la ley de acceso, en su afán por conocer las reglas y el seguimiento de los procedimientos oficiales para el concurso de licitaciones de obra de gran envergadura por el monto económico y la trascendencia que implican, entre otros temas de interés.

Cabe destacar que por la importancia dada a los temas económicos, esta cuarta semana nacional se dedica a comprender "los impactos, consecuencias y vínculos entre la economía y la transparencia". Además, participan actores del sector económico oficial, privado y financiero del país, y como en otros años corresponderá al jefe del Ejecutivo la inauguración de esta edición.

De acuerdo con documentos y estadísticas del IFAI, las dependencias de la APF también se han vuelto más hábiles en no dar respuesta a las solicitudes de información.

Si en 2003 era común que acudieran al expediente de declararse "incompetentes" o simplemente negar la información, sin formalización alguna, a la fecha ya se apegan a las leyes en la materia para declarar la "inexistencia" de los datos o para decretar la confidencialidad de la información.

Algunos datos ilustran lo anterior. En 2003, por ejemplo, de 850 solicitudes de información hechas a la semana en promedio, en 14 por ciento las dependencias se declararon "incompetentes"; en 2.6 por ciento respondieron con la "inexistencia" de datos; en 3.2 por ciento decretaron la reserva, y en 13.8 por ciento remitieron a sus páginas electrónicas, dando así por hecho que la información es pública y está disponible. En ese año la ciudadanía presentó 635 recursos de inconformidad ante el IFAI, porque se le negó la información o no estuvo conforme con la respuesta. Y aunque el promedio total de quejas ascendió a 2.6 por ciento, alrededor de 43 por ciento de las respuestas no cumplieron con las expectativas ciudadanas.

En lo que va de este año, de enero a mayo se han presentado en promedio a la semana 2 mil 250 peticiones de información; de ellas, en 14 por ciento de los casos la dependencia dijo no tener competencia; en 4.6 por ciento declaró la inexistencia; en 3 por ciento, la reserva, y en 8.6 por ciento se dijo que la información "está disponible públicamente".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.