Usted está aquí: Inicio Política Vale la pena pagar el precio de operativos contra el crimen organizado: Gobernación

Detienen en Mexicali a 25 elementos de la PFP por su presunto vínculo con el narco

Vale la pena pagar el precio de operativos contra el crimen organizado: Gobernación

DE LOS CORRESPONSALES

Ampliar la imagen El cuerpo de un hombre ejecutado fue encontrado en Culiacán, Sinaloa El cuerpo de un hombre ejecutado fue encontrado en Culiacán, Sinaloa Foto: Notimex

"Sea cual fuere el precio a pagar", bien valen la pena los operativos de vigilancia para recuperar el terreno perdido por acciones del crimen organizado, y corregir los errores del pasado, aseguró el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña.

En entrevista que concedió el domingo a La Jornada en Mérida, adonde acudió al sexto y último informe del gobernador panista Patricio Patrón Laviada, en representación del presidente Felipe Calderón, Ramírez Acuña afirmó: "vale la pena la libertad (de acción de las fuerzas de seguridad) y la recuperación de los territorios para los habitantes, para todos los mexicanos, sea cual fuere el precio que haya que pagar, cuando dejamos muchos años (de) pagarlo y sin hacer lo que debíamos".

Añadió que hay avances significativos en la lucha contra el crimen organizado. "Antes todo estaba perdido, pero ahora estamos recuperando terreno", añadió. Puso como ejemplo las estrategias en Michoacán y Nuevo León, así como en otras entidades. "Estamos recuperando terreno para los mexicanos", destacó.

Sobre los operativos aplicados en Colombia y que podrían adoptarse en México para la lucha contra el crimen organizado, el ex gobernador de Jalisco sostuvo que no hay nada de eso, si bien consideró "importante conocer otras acciones en la materia".

El secretario de Gobernación manifestó que en las labores de inteligencia para combatir las acciones criminales deben intervenir todos los sectores del gobierno, incluyendo al Ejército Mexicano. "Todos tenemos que ejecutar labores de inteligencia en estados, municipios y la Federación, porque el objetivo final es detectar oportunamente los sitios donde el país tenga problemas", finalizó.

En San Pedro Garza García, Nuevo León, el obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, afirmó que "no habrá ejército en el mundo que acabe con el narcotráfico, mientras existan funcionarios que lo estén protegiendo".

Entrevistado luego que ofició una misa en una escuela religiosa de la zona conurbada a Monterrey, el prelado consideró que el Ejército Mexicano actualmente combate a "la parte más irrelevante del narcotráfico", pero no se ataca lo que a su ver es importante, como el lavado de dinero y la protección de funcionarios gubernamentales a narcotraficantes.

La presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, aseguró por su parte en la capital de Zacatecas que mientras no exista organización institucional en corporaciones policiales de los tres niveles de gobierno, las fuerzas del orden serán incapaces de garantizar un combate eficaz al narcotráfico.

"Es evidente que en varias regiones del país la presencia del narcotráfico ha puesto en severos aprietos a las autoridades, y lo que es más grave, hay inestabilidad social por ello. Los mexicanos tenemos que ser más fuertes que los que han optado por la delincuencia como expectativa de vida", indicó la dirigente del tricolor.

Golpe a policías

En Mexicali, Baja California, alrededor de 25 elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) adscritos a esa localidad fueron detenidos y arraigados por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, al considerar que mantienen vínculos con el crimen organizado, en particular con redes del narcotráfico, informó la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

Tras confirmar la detención de los agentes federales, se averiguó que la aprehensión de los seis primeros oficiales de la PFP se registró el miércoles en el Aeropuerto Internacional de Mexicali, cuando en uno de los vuelos un pasajero logró cruzar el filtro de los agentes federales, pero al realizar una segunda revisión, pero militar, se detectó un cargamento de 25 kilogramos de cocaína en una maleta. En su declaración preliminar, el detenido dio a conocer que contaba con la protección del personal federal en el puerto aéreo.

El gobierno estatal dio a conocer que fueron trasladados a la ciudad de México ocho de estos agentes federales, entre los que se encuentran cinco de la PFP, uno del Instituto Nacional de Migración y otro de la Dirección General de Aduanas, así como un agente más de la Federal Preventiva adscrito al aeropuerto internacional de Tijuana, donde hace 15 días se detectó a un hombre que transportaba 250 mil dólares para pagar un cargamento de cocaína procedente de Guadalajara, y declaró también que estaba "apalabrado" con agentes adscritos a ese aeropuerto.

Por otra parte, se informó que una veintena de policías federales se encuentran detenidos en Mexicali y Tijuana.

En Nuevo León, elementos del Ejército Mexicano se enfrentaron a balazos la noche del sábado contra un grupo de narcotraficantes en el municipio de Montemorelos, 82 kilómetros al sur de Monterrey, acción que dejó como resultado tres presuntos sicarios detenidos y uno de ellos gravemente herido, informó el subprocurador de Justicia estatal, Aldo Fasci Zuazua.

Una vez concluida la refriega, se hallaron en el interior de las dos camionetas del comando de narcos un costal de mariguana y una bolsa con cocaína, tres fusiles AK-47, uno AR-15 y una pistola 9 milímetros, más de 620 cartuchos útiles, así como 18 cargadores. También se confiscaron cinco fornituras y cuatro juegos de placas vehiculares -tres de Nuevo León y una de Tamaulipas-, entre otros objetos

Este fue el tercer enfrentamiento entre militares y narcotraficantes ocurrido en la entidad desde el 19 de febrero pasado, cuando arribó a territorio neoleonés un contingente militar en campaña contra el crimen organizado. Los anteriores incidentes ocurrieron en Marín, donde murió un sicario y otro fue detenido, y en Cadereyta, donde se capturó a dos presuntos narcos.

Por otro lado, elementos de PFP y de la Agencia Federal de Investigación participaron en dos cateos al sur de Monterrey, con apoyo de Seguridad Pública del estado y un helicóptero. En la colonia Jardín Español fueron detenidos dos hombres, y en el fraccionamiento Buenos Aires decomisaron dos vehículos, para investigar si se usaron en narcoejecuciones, pues uno de ellos presentaba disparos de arma de fuego.

La violencia relacionada con el crimen organizado dejó cinco muertos entre sábado y domingo en Guerrero, Sinaloa y Coahuila.

En la colonia El Tomatal, de Iguala, Guerrero, fue asesinado de tres balazos el taxista Javier Sánchez Peña. Mientras, en las inmediaciones del poblado Zicahualtepec, municipio de Izcapuzalco, perdió la vida por un ataque a tiros el campesino Gildardo Urcino Velázquez.

El sábado, en el municipio guerrerense de Zapotitlán Tablas fue asesinado el militar Bernabé López Angeles, cuando viajaba en una camioneta de pasajeros. Según testigos, dos personas no identificadas lo obligaron a descender del vehículo y le dispararon en tres ocasiones. La víctima pertenecía al 79 Batallón de Infantería con sede en Zapopan, Jalisco, y era originaria de la comunidad La Sabana, municipio de Tlacoapa. Al parecer el militar se encontraba de vacaciones.

En la colonia San Rafael de Culiacán, Sinaloa, fue localizado el cadáver de una persona identificada sólo como Ulises, en una camioneta en la que también se halló heridos a Oscar Higuera Guzmán, Alfredo García Castaños y Felipe González Castaños.

En el ejido Benito Juárez, municipio de Matamoros, Coahuila, los restos de dos personas carbonizadas fueron encontrados dentro de un tambo de 200 litros.

Luis A. Boffil, Antonio Heras, David Carrizales, Gerardo Flores, Sergio Ocampo, Javier Valdez y Notimex

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.