Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 17 de junio de 2007 Num: 641

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Heridas de un manual
de estilo

ANTONIO CAJERO

Yorgos Sarandaris
K. KAVAFIS

Contra el escepticismo histórico
CARLOS ALFIERI entrevista con ROGER CHARTIER

Rojo y negro: notas
sobre el anarquismo

MANFARIEL ADALÍ

Jaume el anarquista
RUBÉN MOHENO

Estela de Finnegan
(una versión anotada)

J.D. VICTORIA

Leer

Columnas:
Mujeres Insumisas
ANGÉLICA ABELLEYRA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

Cabezalcubo
JORGE MOCH

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Felipe Garrido

Duelo

Cuando supo que don Pedro había muerto en la sierra y habían tenido que enterrarlo y no lo volvería a ver, hizo doña Beatriz tales extremos, sufrió tales desmayos, dijo tantas y tales cosas, que la tuvieron por loca. No comía ni dormía. Días y noches lloraba a gritos. Por dentro y por fuera pisos, muros, cielos, muebles, cortinas, candiles, todo lo tiñó de negro. No admitió consuelo ni dejó que nadie mencionara siquiera el nombre de Dios:

–¡Ya qué mal me puede hacer!

Comenzó a llover en septiembre, día de Nuestra Señora, y llovió recio aquel y los días siguientes y muchos otros, y una noche bajó del volcán una avenida tan recia que derribó casas. Al ruido despertó doña Beatriz; con once criadas se encerró en sus aposentos, pues no quiso ir al oratorio, que no era de tan firme construcción. Fue muy grande la desdicha, sin embargo, pues la fuerza del agua arrasó toda la casa, si no es por la capilla que, dicen quienes lo recuerdan, quedó firme en pie.