Usted está aquí: Inicio Política Acosta Chaparro, libre; recobrará grado militar

No se logró acreditar relación con el cártel de Juárez

Acosta Chaparro, libre; recobrará grado militar

Se esfuma también su responsabilidad por la guerra sucia

Pasó siete años preso en el Campo Militar Número Uno

GUSTAVO CASTILLO GARCIA

Ampliar la imagen Acosta Chaparro durante un receso del consejo de guerra que la justicia militar abrió en 2002 para analizar sus posibles nexos con el narcotráfico Acosta Chaparro durante un receso del consejo de guerra que la justicia militar abrió en 2002 para analizar sus posibles nexos con el narcotráfico Foto: José Carlo González

Arturo Acosta Chaparro Escapite, señalado por organizaciones sociales como uno de los militares responsables de la detención ilegal, tortura y desaparición extrajudicial de disidentes en los años 70 y 80 en diversas partes del país, recobró este viernes todas sus garantías individuales, su grado de general y su libertad, al ganar un amparo en el proceso penal que tenía en contra por delitos contra la salud. La autoridad militar no pudo acreditar que fue responsable de ese ilícito ni tampoco de haber asesinado a 22 campesinos durante la llamada guerra sucia.

Acosta Chaparro salió de la prisión militar la madrugada de ayer, luego de que dos de los tres magistrados del quinto tribunal colegiado aprobaron de que se le concediera la protección de la justicia federal.

Mediante el juicio de amparo 29/2007, el militar logró que se le exonerara de los cargos que le imputaba la justicia castrense, por los cuales pasó seis años y 10 meses en una prisión del Campo Militar Número Uno.

"La sentencia fue en el sentido de que debían restituirsele todos sus derechos, es decir, sus emolumentos, su grado de general y su libertad", indicaron fuentes judiciales. Señalaron que se tomó como base el artículo 80 de la Ley de Amparo, que a la letra dice:

"La sentencia que conceda el amparo tendrá por objeto restituir al agraviado en el pleno goce de la garantía individual violada, restableciendo las cosas al estado que guardaban antes de la violación, cuando el acto reclamado sea de carácter positivo, y cuando sea de carácter negativo, el efecto del amparo será obligar a la autoridad responsable a que obre en el sentido de respetar la garantía de que se trate y a cumplir, por su parte, lo que la misma garantía exija".

Es decir, explicaron fuentes del Poder Judicial federal, que la situación de Acosta Chaparro quedó como antes de ser detenido y sujeto a proceso penal. El militar fue aprehendido el 30 de agosto de 2000 junto con el general Humberto Quirós Hermosillo (finado) por sus supuestos nexos con Amado Carrillo Fuentes, líder del cártel de Juárez.

El pasado 27 de junio, el quinto tribunal colegiado en materia penal, con sede en el Distrito Federal, dictó sentencia dentro del juicio de amparo 29/2007 y determinó beneficiar a Acosta Chaparro con la protección de la justicia. En ese proceso votaron a favor los magistrados Rosa Guadalupe Malvina Carmona y Héctor Lara González y en contra Manuel Bárcena Villanueva.

La notificación a las autoridades militares se realizó cerca de las 20 horas del jueves 28 de junio, por lo que Acosta Chaparro abandonó la prisión militar la madrugada de ayer.

Primer proceso contra el militar

El primer proceso que enfrentó Acosta Chaparro inició en 2000 por delitos contra la salud, e inicialmente se le sentenció a 15 años de prisión, mientras que el coacusado, el general Francisco Quirós Hermosillo, recibió una pena de 16 años.

Sin embargo, la condena fue modificada en agosto de 2005 por el quinto tribunal colegiado, al considerar que el Supremo Tribunal de Justicia Militar (STJM) los sentenció sin contar con elementos de prueba suficientes.

El tribunal ordenó al STJM "corregir" sus argumentos jurídicos y emitir una nueva condena; sin embargo, esta quedó pendiente.

Fue hasta el jueves pasado cuando, mediante un juicio de amparo, Acosta Chaparro fue exonerado de los cargos por delitos contra la salud.

Acosta Chaparro y Quirós Hermosillo fueron notificados a finales de 2002 de un nuevo proceso penal en su contra, esta vez por el delito de homicidio calificado en contra de 143 presuntos guerrilleros, quienes habrían sido ejecutados y arrojados al mar desde un avión Arava IAI-201, de fabricación israelí, en las costas de Oaxaca, en los años de la guerra sucia.

No obstante, durante el proceso penal se desacreditaron los elementos con los cuales se habían formulado las acusaciones, y aunque supuestamente los disidentes políticos arrojados al mar fueron 22, el STJM tuvo que revisar hasta en dos ocasiones el caso.

En ese contexto, en febrero de 2006 el segundo tribunal colegiado en materia penal con sede en la ciudad de México ordenó a la justicia castrense que revisara sus actuaciones y valorara nuevamente las pruebas presentadas por la defensa de Acosta Chaparro.

De esta forma, el 28 de junio de ese mismo año, el juez cuarto de justicia militar, Domingo Arturo Salas Muñoz, decretó el auto de libertad "por desvanecimiento de datos" en favor de Arturo Acosta Chaparro

Esta decisión de la justicia militar se dio días después de que el entonces titular de la Secretaría de la Defensa Nacional Ricardo Clemente Vega García hizo un llamado público a los mexicanos a saber perdonar y a poner atención "en que no se nos vaya la nación de las manos".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.