Usted está aquí: Inicio Política Decepción y enojo entre familiares de desaparecidos

Decepción y enojo entre familiares de desaparecidos

Sergio Ocampo Arista

Chilpancingo, Gro., 29 de junio. Ex guerrilleros y familiares de presos políticos de la entidad indicaron que con la liberación de Mario Arturo Acosta Chaparro el gobierno de Felipe Calderón muestra su verdadero rostro.

Andrés Nájera, presidente del Comité Eureka en la entidad, recordó que el militar es responsable de al menos un tercio de las desapariciones de la guerra sucia en Guerrero en los años 70. "Este general sanguinario tuvo que ver en más de 200 de las 600 desapariciones" en ese periodo, sostuvo.

"No hay duda de que con esta liberación el gobierno de Calderón actuó como los gobiernos priístas: protegiendo a represores", dijo Celia Piedra, esposa de Jacobo Nájera Hernández, profesor desaparecido en 1974 por órdenes de Acosta Chaparro.

"En México no hay justicia; nos quieren hacer como en Chile y Argentina", añade Piedra, también integrante del Comité Eureka en Guerrero.

Tanto Nájera como Piedra rechazaron la propuesta del gobernador Zeferino Torreblanca de crear una comisión de la verdad que esclarezca los hechos de la guerra sucia. "No estamos de acuerdo porque Torreblanca es igualito que Felipe Calderón; nunca encarcelará a Rubén Figueroa Alcocer o a Héctor Vicario por su responsabilidad en la masacre de Aguas Blancas".

Arturo Miranda Ramírez, dirigente de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria y catedrático de la Universidad Autónoma de Guerrero, manifestó que Acosta Chaparro fue uno de los criminales más "rabiosos" del país. "Sólo en esta entidad persiguió y desapareció a nuestros compañeros Eloy Cisneros Guillén y a Octaviano Santiago Dionisio, destacados luchadores sociales", dijo.

"Estuve preso con Gregorio Hernández Brito en la cárcel de Perote, Veracruz, y Acosta Chaparro intentó sacarnos de ahí por la fuerza en 1978. Afortunadamente, los compañeros se amotinaron e impidieron que nos llevaran."

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.