Usted está aquí: Inicio Cultura Vicente Rojo, documental de Gurrola, abre ciclo en la Cineteca Nacional

Se proyecta como un eco de la exposición La era de la discrepancia, en el MUCA

Vicente Rojo, documental de Gurrola, abre ciclo en la Cineteca Nacional

Intersecciones incorpora la presencia de las artes visuales en el cine, subraya curador

MERRY MACMASTERS

Ampliar la imagen El maestro Vicente Rojo, en imagen de 2006 El maestro Vicente Rojo, en imagen de 2006 Foto: Marco Peláez

Las películas Vicente Rojo (1965) y Robarte el arte (1972), ambas de Juan José Gurrola, abrirán el ciclo Intersecciones: el artista y su obra, este jueves a las 19:30 horas en la sala 4, Arcady Boytler, de la Cineteca Nacional, como un eco de La era de la discrepancia: arte y cultura visual en México, 1968-1997, exposición que se presenta en el Museo Universitario de Ciencias y Artes (MUCA), en Ciudad Universitaria.

La proyección se repetirá los días 6, 7, 8, 13, 14 y 15 de julio a las 18 horas en la Sala 7, Alejandro Galindo.

El ciclo considera para agosto las cintas Mural efímero, de Raúl Kamffer, editada en 1971, pero filmada durante el movimiento estudiantil del 68; el cortometraje Salón Independiente (1969), de Arturo Ripstein, Felipe Cazals y Rafael Castanedo, entonces integrantes del grupo Cine Independiente de México; un segundo cortometraje sobre el Salón Independiente, de Jaime Aldana, y Helen Escobedo (1975), de Alfredo Gurrola.

Las seis películas participan en La era de la discrepancia con alrededor de 20, que están presentes de diversas maneras, algunas en sala, otras en los interactivos y los espacios de documentación, y otras más en el ciclo de cine que ofrece el propio MUCA, explica Alvaro Vázquez Mantecón, historiador del cine independiente en México y responsable de la curaduría fílmica de la muestra.

De acuerdo con Vázquez Mantecón, personal de la Cineteca vio la exposición y solicitó al MUCA que hubiera una presencia de La era de la discrepancia allí. Entonces, se configuró un ciclo específico en torno a la presencia de las artes visuales en el cine. Mientras que Vicente Rojo y Helen Escobedo fueron hechas para la Universidad Nacional Autónoma de México, las demás fueron independientes.

Vázquez Mantecón habla de la “joya” que es la cinta Vicente Rojo, de 29 minutos de duración: “Tiene un guión, una voz en off, con una crítica que hace Juan García Ponce, tiene la presencia de Rojo como protagonista, la fotografía de Julio Pliego, la realización e ingenio de Gurrola. Rojo interviene directamente sobre el negativo, dibuja. El documental se estructura a partir del recorrido que Rojo hace desde que sale de su casa en la Campestre Churubusco, hasta que llega a la Imprenta Madero. Y cómo, a partir de lo que ve de la ciudad de México, construye abstracciones visuales con las que va a elaborar sus pinturas”.

Robarte el arte, de 35 minutos de duración, es una colaboración entre Gurrola, Arnaldo Cohen y Gelsen Gas, a raíz de un viaje hecho a Alemania y su impacto ante el conceptualismo predominante en la Documenta 5, de Kassel.

Si la colaboración entre cineastas y artistas visuales era mucho más intensa en los años 60 y 70, el especialista lo atribuye al carácter experimental del cine que había en esa época: “Quizá estas búsquedas de soluciones visuales y narrativas nuevas incidían en una mayor colaboración entre cineastas y artistas”.

–¿Hay un sector que valora a sus artistas visuales y quiere saber más de ellos?

–Sí, pero también muchas de estas películas han circulado muy poco últimamente. En ese sentido cada vez hay más gente especializada que quiere conocer cosas mucho más concretas.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.