Usted está aquí: Inicio Espectáculos El barrio es el lugar donde más contento estoy, afirma Vicentico

Los pájaros, nuevo disco del músico argentino, luego de su etapa en Fabulosos Cádillacs

El barrio es el lugar donde más contento estoy, afirma Vicentico

“Al viajar me he dado cuenta de que en esos lugares la gente vive feliz, sea pobre o rica”, dice

ARTURO CRUZ BARCENAS

Ampliar la imagen Vicentico, en un concierto con los Cádillacs, en 2002 Vicentico, en un concierto con los Cádillacs, en 2002 Foto: Marco Peláez

“Este disco se llama Los pájaros, básicamente, porque yo buscaba un nombre que identificara al disco de un modo extraño y que llamara la atención y se escuchara bajo la influencia del título. Me gustan mucho los grupos de pájaros volando”, expresó ayer el músico argentino Vicentico, en entrevista telefónica desde Buenos Aires, Argentina.

Agregó que eso de los pájaros le resultaba poético; “tal vez uno lo ve y dice qué tontería”. Se trata de un álbum doble, con un cedé y un dvd, con una selección estricta de lo mejor de Vicentico en su etapa posterior Fabulosos Cádillacs, el grupo al que ayudó a forjar una leyenda.

La producción huele a calle, a barrio, sus entornos naturales, su medio vital, de los amigos y las muchachas, el futbol no en canchas de césped verde y bien podado, sino entre el polvo, en porterías marcadas con dos piedras. “El disco es muy simple, con temas también simples, pero gigantes a la vez, como lo de los pájaros, que son simples.

“Es una idea gigante lo de un grupo de seres volando, decidiendo hacia dónde van solamente con el corazón, porque no piensan. Es una idea muy tonta y simple, y a la vez es inmensa. Intenté que el disco fuera de ese modo, que una canción fuera sobre un árbol, otra habla sobre un cuaderno, otra… no sé… una deuda, un río perdido. Son imágenes que para mí son simples y que significan mucho.”

–¿Cuál es la importancia del barrio?

–Tiene mucha importancia, la verdad. Soy una persona bastante desapegada y supuestamente no debería fijarme tanto en eso, pero no puedo evitar darme cuenta de que es el lugar donde más contento estoy. Mi hijo mayor, que tiene 12 años, cuando caminábamos por la calle hoy por la mañana me dijo: ‘¡qué lindo nuestro barrio!’, y me di cuenta de lo importante que es para las personas.

“Vivo en ese barrio desde niño. Conozco cada lugar. Después, al viajar, me di cuenta de que hay muchos otros barrios iguales y que la gente vive feliz en esos lugares, que es donde se siente más cómoda. Ya tenga plata o sea pobre, con o sin auto, lo que sea, donde uno más cómodo está es en el barrio, mientras conozca a la gente, el modo de ser. Se forma el carácter.”

–En el video de Los caminos de la vida se echa una cascarita en un llano polvoriento…

–(Ríe) Sí. En una cascarita hay muchas cosas de por medio. Uno aprende mucho.

En el cedé viene su rola El árbol de la plaza, con una letra larguísima: “Juro que esa canción me salió de un tirón. Simplemente trabajaba en mi casa con los ritmos y no sé qué, y la escribí en un rato, en 10 o 15 minutos”.

Incluyó El baile. “Soy un bailarín experto”; Ayer, que “es una canción de Daniel Mellingo, un artista increíble, un amigo. Un día nos cruzamos en el estudio y la grabamos”; Felicidad, con letra muy sencilla, de Vicentico, donde colabora en la voz Andrés Calamaro.

Aseguró: “la canción te va ganando, ¿no?, se te va ocurriendo y ya no hay mucho remedio en eso. Grabarla es una necesidad. Felicidad trata de que las personas a veces no nos animamos, a veces por cobardía, a hallar la felicidad verdadera”.

Dijo que quizá venga a México en octubre. “Tengo mucha curiosidad de saber qué sucede con estas canciones. Sé que hay gente que puede comprender lo que estoy intentando decir”.

Del regreso de Soda Stéreo: “De eso no puedo pensar nada… los felicito. ¿Del regreso de Los Fabulosos? Sí, es posible, pero nos falta un tiempo. Esto es algo que pienso yo últimamente, pero no en función de los demás. De todos modos con los demás yo me veo muy seguido y piensan más o menos parecido. El regreso deberá ser de una manera más natural. Ya veremos si eso se da dentro de tres años, o 10 o 20”.

El muro, maldad llevada a su máxima expresión, expresa

Sobre el tema migratorio y del muro que se construye en la frontera de México con Estados Unidos, precisó: “Me parece una aberración y no me extraña, para nada. Me parece que es coherente con cómo ven ellos el mundo. Sí creo en que hay gente mala, así como hay buena. Eso del muro es una maldad llevada a su máxima expresión; o sea, creer que se puede dividir la Tierra, sólo porque se le ocurre, es una gran equivocación, ¡y lo van a pagar de un modo!, porque uno no hace lo que quiere en este mundo sin que la vida lo cobre. De eso no tengo dudas”.

La música tiene una función social, en un contexto de guerras, pobreza, hambre, tristeza. “Es una fuente de la vida de lo que hacemos los humanos. El arte tiene la capacidad de hacernos sentir de otro modo, aunque después se vuelva a la vida normal. Pero es de a poco. Nadie va a cambiar la vida con una canción, pero sí ayuda poco a poco”.

Sobre los festivales de música con diferentes objetivos, comentó: “Sirven para nosotros mismos. Quien asiste generalmente va a estar muy de acuerdo con lo que se plantea, pero no va a cambiar la cabeza a ningún político”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.