Usted está aquí: Inicio Política Ejército, Armada y SSP federal fortalecen la vigilancia de instalaciones estratégicas

Se reúne el gabinete de seguridad nacional; en duda, la participación del EPR

Ejército, Armada y SSP federal fortalecen la vigilancia de instalaciones estratégicas

JESUS ARANDA, CLAUDIA HERRERA

El Ejército, la Armada de México y la Secretaría de Seguridad Pública federal movilizaron a más de 18 mil efectivos para fortalecer la vigilancia de las instalaciones estratégicas del país, luego de que el Ejército Popular Revolucionario (EPR) se adjudicara la autoría de las explosiones ocurridas en ductos e instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Guanajuato y Querétaro, ocurridas del 5 de julio a la fecha.

La reacción de las fuerzas armadas fue inmediata, luego que el grupo guerrillero difundiera por la mañana un comunicado en el que dio a conocer que tres pelotones mixtos de sus unidades rurales y urbanas realizaran ''operaciones quirúrgicas de hostigamiento'' e instalaran ocho cargas explosivas en ductos de la paraestatal ubicados en Celaya, Salamanca, Valle de Santiago, Guanajuato, y en la válvula de Coroneo, Querétaro.

Alrededor de la una de la tarde se activaron los mecanismos de información del gobierno federal; durante la gira del presidente Felipe Calderón por Veracruz, el coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Maximiliano Cortázar adelantó que habría una postura oficial sobre los presuntos atentados. Más tarde se confirmó que sería
la Secretaría de Gobernación la que fijaría la postura del Ejecutivo federal.

En tanto, los servicios de inteligencia del Estado, particularmente los del Ejército y la Armada, se dieron a la tarea de establecer la veracidad de los comunicados del EPR y, según fuentes castrenses consultadas, hasta el cierre de esta edición no se tenía la certeza de que los incidentes fueran obra del grupo guerrillero.

No se está en condiciones de atribuir ''a nadie'' la posible responsabilidad de esos hechos, y el análisis de información y de los peritajes recabados en las instalaciones afectadas continuará, agregaron los informantes, quienes precisaron: ''Quien asegure que fue un grupo determinado el que ocasionó los siniestros se está adelantando. El EPR no actúa de esa forma, sabemos que lo hacen de manera directa en contra de las fuerzas de seguridad''.

Incluso, comentaron que se investiga la posibilidad de que, más que un atentado, los incidentes sean producto de un sabotaje. No obstante lo anterior, el Ejército y la Armada se dieron a la tarea de fortalecer la vigilancia de las instalaciones estratégicas para evitar posibles sorpresas. De acuerdo con la última información disponible, en un despliegue de estas características el Ejército y la Armada destinan aproximadamente 18 mil elementos para garantizar la seguridad de las instalaciones estratégicas en condiciones extraordinarias, dado que la seguridad de éstas la llevan a cabo cotidianamente, pero con menos personal.

De acuerdo con la última clasificación oficial de instalaciones estratégicas elaborada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio pasado, estos sitios se dividen en tres: Triple A, que son las más importantes; Doble A, de importancia a nivel estatal, y A, cuya relevancia es local. Las fuerzas armadas se hacen cargo de la seguridad de las primeras, mientras que las otras están a cargo de fuerzas policiacas estatales y eventualmente federales.

Tan pronto el presidente Felipe Calderón regresó de su gira por Veracruz (13:30 horas) abordó un helicóptero para trasladarse junto con la secretaria de Energía, Georgina Kessel, a la residencia oficial de Los Pinos. Antes de reunirse con el gabinete de seguridad nacional, el mandatario comió con su equipo cercano. Ahí estaban Juan Camilio Mouriño, jefe de la oficina de la Presidencia de la República; Maximiliano Cortázar, encargado de la comunicación social, y César Nava, secretario particular. Minutos antes de las cuatro de la tarde comenzaron a arribar a Los Pinos los funcionarios de apoyo de los integrantes del Gabinete de Seguridad, quienes llevaban sobres de color rojo con la leyenda ''Confidencial Presidencia de la República''.

A las cuatro de la tarde se inició la reunión extraordinaria del gabinete de seguridad en la que participaron el general secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván; el almirante secretario de Marina, Mariano Francisco Saynez Mendoza; el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna; el titular de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, quien a las 15 horas ya había fijado la postura oficial sobre los hechos; el director de Pemex, Jesús Reyes Heroles, y la secretaria de Energía, Georgina Kessel. Oficialmente no se pudo confirmar la presencia del procurador general de la República, Eduardo Medina Mora.

Trascendió que en el encuentro analizaron la veracidad del comunicado atribuido al EPR, en el que éste afirma haber perpretado atentados en contra de instalaciones de Pemex, sin que hasta el momento se tenga la certeza de la veracidad del comunicado del grupo guerrillero. También se dijo que revisaron las medidas adoptadas para garantizar la seguridad de las instalaciones estratégicas, entre las que destacan refinerías, hidroeléctricas, termoeléctricas y otras instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad y de Luz y Fuerza y Conagua. Mientras. elementos de la Policía Federal Preventiva intensificaron la vigilancia de aeropuertos y las principales carreteras del país.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.