Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia La formación técnica, pariente pobre del sistema de enseñanza

Percibe Unesco en informe "sentimientos de exclusión e inutilidad" entre jóvenes

La formación técnica, pariente pobre del sistema de enseñanza

LAURA POY SOLANO

En América Latina y el Caribe la educación técnica y la formación para el trabajo aún es el "pariente pobre" del sistema educativo, pese a que el promedio de escolaridad de la fuerza de trabajo en la región es de 5.8 años educación, lo que genera que el crecimiento de su nivel de productividad "sea el más bajo, después de Africa subsahariana", revela un reporte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Destaca que es "preocupante" que la población juvenil creciera 13.1 por ciento en relación con la década pasada, pero sólo se registró un incremento de 2.8 por ciento en el número de jóvenes que trabajan, "lo que se traduce en sentimientos de exclusión e inutilidad".

El reporte denominado Educación técnica y formación profesional en América Latina y el Caribe -elaborado con los reportes más recientes de 17 naciones latinoamericanas, entre ellas México-, señala que pese a los esfuerzos en la región para establecer políticas de Estado que respondan a las necesidades de un creciente sector de jóvenes, los resultados aún son insuficientes ante la necesidad de incluir nuevos enfoques en una modalidad educativa que tradicionalmente se asocia con una rápida formación para el trabajo, "sin mayor vinculación con el mercado laboral, y lo que resulta más importante, con un sistema de educación permanente".

Por ello advierte que, a pesar de que en la mayor parte de la población se reconoce que el trabajo ha dejado de ser una actividad que se mantiene de por vida en torno a un desempeño lineal, "porque el empleo es transitorio y depende de una permanente innovación, ya que la rotación se produce tanto entre puestos de trabajo como entre sectores económicos", la respuesta del sistema educativo frente a una dinámica laboral en constante transformación aún no se refleja en la formación de sus técnicos ni en la capacitación laboral.

La situación propicia que la falta de respuestas oportunas y satisfactorias por el sistema educativo, añade el informe, "genere el malestar de las comunidades que consideran la educación como el factor más importante para salir de la pobreza y beneficiarse del desarrollo", lo que ha generado una creciente demanda social por "buena educación" y por una renovación de las estructuras educativas que ha generado fuertes tensiones, "hasta ahora no vistas, entre el sistema y las aspiraciones del conglomerado social".

En las sociedades de la región, revela, crece el rechazo a considerar la educación técnica y la formación para el trabajo como sólo una "restringida oferta de empleo inmediato y a corto plazo, sino la creación de una oferta que proporcione una plataforma a los jóvenes hacia el aprendizaje permanente".

Destaca que entre los temas más urgentes para alcanzar mejores resultados, el financiamiento representa un foco de tensión, pues a pesar de la presión social ante una industria cada vez más globalizada este tipo de formación aún es considerado el "pariente pobre" de los sistemas educativos y constituye, en muchos casos una expresión marginal de los mismos.

Esto es evidente, agrega, ante las reducidas partidas presupuestales que se destinan, la presencia de profesores sin calificación e instalaciones inadecuadas, a lo que se suma que la mayoría de los estudiantes de estos subsistemas sean los que presentan limitaciones formativas más severas, ya que se incorporan a la educación técnica al no poder ingresar al bachillerato o la licenciatura.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.