Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia En 2009, los primeros usos en medicina genómica, afirma el titular del Inmegen

Preparan mecanismo para detectar tumores antes de la manifestación de síntomas

En 2009, los primeros usos en medicina genómica, afirma el titular del Inmegen

ANGELES CRUZ MARTINEZ

Ampliar la imagen Gerardo Jiménez, Margarita Zavala y José Angel Córdova, ayer en el Inmegen Gerardo Jiménez, Margarita Zavala y José Angel Córdova, ayer en el Inmegen Foto: María Meléndrez

En dos años tendrán lugar las primeras aplicaciones clínicas de la medicina genómica en México para, por ejemplo, determinar el grado de éxito de los tratamientos en mujeres con cáncer de mama, o si se requiere modificar el esquema terapéutico, aseguró Gerardo Jiménez Sánchez, director del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen).

Al celebrarse ayer el tercer aniversario de la creación del instituto, el funcionario aseguró que muy pronto se pondrá a disposición de los mexicanos un mecanismo para detectar tumores en etapas iniciales, incluso, a la manifestación de síntomas. Se trata de un sistema que identifica a las proteínas ligadas con el cáncer localizadas en orina, sangre, saliva, o líquido cefalorraquídeo, entre otros fluidos.

Ayer se inauguraron tres nuevas unidades de alta tecnología del Inmegen, con las que se da continuidad al trabajo iniciado en 2004. Jiménez Sánchez destacó que cuando se divulgó al mundo el desciframiento del mapa del genoma humano en febrero de 2003, e incluso un año después cuando se creó el Inmegen, se hablaba de que los beneficios de la investigación genómica se tendrían 10 o 15 años después.

Sin embargo, el avance científico ha sido vertiginoso y hoy es posible asegurar que en el transcurso de los próximos dos años se emprenderán los primeros ensayos piloto de aplicaciones clínicas en beneficio de la salud humana, aseguró Jiménez Sánchez.

La ceremonia oficial contó con la presencia de Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón; el secretario de Salud, José Angel Córdova; miembros del patronato del Inmegen y de fundaciones privadas que han contribuido con el desarrollo del instituto. Jiménez Sánchez comentó que se desarrollan 25 proyectos de investigación, el primero de los cuales es el mapa genómico de los mexicanos que arrojará información sobre las características que lo distinguen del resto del mundo.

Otros proyectos se relacionan con obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, degeneración macular -segunda causa de ceguera en ancianos-, enfermedades autoinmunes, farmacogenómica y diversos cánceres.

La tecnología adquirida permitirá concluir el mapa genómico mexicano, para el que se tienen muestras de sangre de individuos de seis estados de la República (Sonora, Zacatecas, Yucatán, Veracruz, Guanajuato y Guerrero). Se han analizado 500 mil letras de los 10 millones que diferencian a los seres humanos de las distintas razas.

En una tercera fase, el objetivo es estudiar hasta un millón de letras e incorporar a la población de otros cuatro estados. Lo anterior, será posible con la nueva Unidad de Genotipificación y Análisis de Expresión con la plataforma Illumina.

Con esta misma tecnología los científicos de Inmegen avanzarán en la investigación sobre la degeneración macular, la obesidad y afecciones cardiovasculares.

Las otras dos unidades son la de Identificación de Marcadores, a través de la cual se localizarán a las proteínas causantes de cáncer; y la Unidad de Validación de Biomarcadores que permitirá extraer las células malignas de tumores para ubicar las proteínas y expresiones genómicas que darán información sobre el pronóstico y evolución de las enfermedades.

Jiménez Sánchez comentó que existen avances importantes en la investigación sobre la leucemia infantil, cuyo tratamiento farmacológico puede tener efectos tóxicos en uno de cada 300 mestizos mexicanos.

Con este conocimiento, el Inmegen efectuará, en otra etapa, ensayos clínicos para monitorear a los pacientes y con ello localizar, mediante una muestra de sangre, las variaciones genómicas de cada paciente causantes del fracaso de los tratamientos de quimioterapia.

Jay T. Flatey, presidente de Illumina, fabricante de la Unidad de Genotipificación y Análisis de Expresión, presente en la ceremonia, explicó que en Estados Unidos, casi 50 por ciento de las medicinas que prescriben no tienen efecto en la salud de los pacientes, lo que representa gran carga sobre el sistema de salud. Además de que la sexta causa de enfermedad son las reacciones a los fármacos, por lo que si se puede atacar a escala molecular, podría disminuir el gasto sanitario.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.